Descárgate GRATIS la guía Cómo Defenderte Cuando Alguien Traspasa tus Límites

SÍ, ¡LA NECESITO!

Por qué necesitas hacer contacto cero con tu ex (y cuándo no funciona)

Contacto cero - pareja en bicicleta

¿Alguna vez te ha pasado que quieres olvidarte de alguien, porque esa relación te duele y te hace daño, pero eres incapaz?

¿Que te resulta imposible dejar de pensar en esa persona y que te sientes super dependiente del otro?

Pues en estos casos es cuando el contacto cero se vuelve imprescindible.

Tal cual: IM-PRES-CIN-DI-BLE.

¿Por qué? Porque hay dependencia emocional, porque te sientes enganchada al otro. Y cuando hay un enganche, del tipo que sea, hace falta cortar por completo el contacto con eso que te tiene enganchada.

¿O tú a un alcohólico le dirías que puede seguir tomando una copita de vez en cuando, mientras lo deja y no? ¡Pues es lo mismo!

Si es una relación tóxica en la que no te sientes bien, en la que no hay respeto, confianza, cariño, cuidado… Si sientes que no recibes lo que necesitas, pero no eres capaz de soltarlo, necesitas hacer contacto cero.

Y si alguien te dice que no quiere seguir contigo, pero tampoco te deja ir del todo, y tú sigues sintiendo algo por esa persona, también necesitas hacer contacto cero.

Mientras sigas manteniendo el contacto con la persona con la que tienes esa relación de dependencia, es imposible que avances.

Y sí, sé por propia experiencia que es muy difícil, que necesitas saber algo del otro, que le echas de menos, que te sientes culpable y te preguntas si podría funcionar si tú no te estuvieras alejando, que vuelves a recaer y a llamar a esa persona…

Que el síndrome de abstinencia, el miedo, la pena y todos esos cuentos que te cuentas hacen que te olvides de todos los motivos por los que quieres tomar distancia de esa persona.

Y mucho más cuando el otro ha jugado a culparte y a ponerse en la víctima, y tú te has ido tragando que la que lo ha hecho mal eres tú y que el problema lo tienes tú, y dudas de ti y te sientes insegura.

Y lo pasas fatal cuando no estás con esa persona o no sabes nada de él. Sientes angustia, tristeza, ansiedad, desesperación…, y es como que todo ese malestar solo se calma cuando le vuelves a contactar. Pero, al poco tiempo, vuelves a sentirte mal porque vuelven a repetirse los mismos problemas de siempre.

Si te pasa esto estás en una relación dependiente, y seguramente te preguntes cómo salir de ahí. Pues, en mi opinión, lo único que funciona es el contacto cero.

¿O acaso has conocido has conocido a alguien que consiguiera avanzar hacia adelante con la vista puesta atrás? Pues no, y yo tampoco.

Si de verdad quieres superarlo y volver a ser la que eras, necesitas romper el contacto con esa persona. Y para eso hace falta tener mucha fuerza de voluntad, decisión, firmeza y desear de verdad y con todas tus fuerzas salir de ahí, para que cada vez que sientas esa necesidad irrefrenable de contactar al otro, resistas.

Y, en los casos en los que el otro no te ha tratado bien, necesitas tener muy presentes todos los menosprecios y las faltas de respeto y conectar con la rabia por todo lo que esa persona hizo y lo poco que te cuidó, porque eso será lo que te proteja de recaer y lo que te mantenga fuerte en el contacto cero.

Y, también, saber que si esa relación fuera para ti no te habrías sentido tan mal en ella ni habrías necesitado llegar a este punto.

Y sí, seguramente volverás a recaer, una o varias veces, porque así es como suele darse cualquier proceso de desenganche, pero la única solución es que cuando eso pase te levantes y vuelvas a retomar el compromiso contigo misma.

Y claro que te sentirás mal en ese proceso, porque estás haciendo un duelo a la vez que un proceso de desenganche, pero te aseguro que a medida que pase el tiempo sin haber tenido contacto te irás sintiendo más tranquila.

Poco a poco te darás cuando de que lo que te desestabiliza es volver a saber de él, y te irás sintiendo más fuerte (por eso no siempre son tan malas las recaídas, porque te sirven para comprender que tu principal fuente de malestar es esa persona y que por más que lo intentes esa relación no tiene futuro).

¿Durante cuánto tiempo hace falta mantener el contacto cero? Pues durante el tiempo que sea necesario. Y sabrás que ya ha pasado suficiente tiempo el día en que ya no quieras saber del otro, en que ya no tengas esa necesidad de hablar con alguien que te hizo ese daño ni tengas ninguna gana de saber cómo le va.

Lo que NO es contacto cero

Uno de los problemas, además de no ser conscientes de lo importante que es hacer contacto cero para salir de una relación tóxica, es que confundimos lo que es.

Y no, contacto cero no es empezar a ver menos a esa persona o saber de él solo una vez por semana.

No es acudir a él con la excusa de que tienes un problema o de que es absolutamente imprescindible que hables “esto” con él.

No es contarte el cuento chino de que le ves alguna vez, para saber qué tal está, y para mantener la relación, porque le tienes mucho cariño y te gustaría que fuerais amigos, y bla bla bla…

No es no llamarle, pero ir a un sitio porque sabes que es fácil que ahí te lo encuentres.

No es no verle, pero cotillear de su vida en redes sociales o estar pendiente de cuándo se conecta al whatsapp.

No es preguntarle a otra gente por él o estar pendiente de que alguien venga y te cuente que le han visto no sé dónde o que estaba haciendo esto y lo otro.

Y tampoco es que sea tu principal tema de conversación cuando quedas con alguien.

Ni siquiera es contacto cero no saber absolutamente nada de esa persona, pero pasarte el día pensando en él. Que a veces cuesta mucho dejar de pensar en alguien, lo sé, pero eres tú quien ha de gestionarse (o pedir ayuda) para que cada vez le dediques el menor tiempo posible en tus pensamientos.

O, como me contaba una coachee hace poco, NO es contacto cero que pasen dos meses sin saber nada de él y un día le escribas porque te ha pasado algo y se lo quieres contar. Esto no es contacto cero, ¡es autoengaño! “En ese momento pensé que no tenía importancia, que yo ya estaba bien y que me apetecía contarle eso”, que me decía ella.

En una situación así lo importante no es por qué lo haces, sino para qué lo haces. Y, por muchas historias que tú te cuentes, si ha sido una relación con dependencia emocional, el “para qué” nunca va a ser sano para ti. Y en cuanto haces algo así, en cuanto cedes y caes, estropeas todo el camino que llevabas andado hasta ahora y tienes que volver a empezar de cero.

Así que en esto necesitas ser muy poco flexible contigo misma, porque no hay excusa que valga cuando se trata de salir de una relación que te hace daño. El único caso en que es imposible hacer contacto cero es cuando hay hijos de por medio, pero incluso ahí siempre se puede minimizar ese contacto al máximo posible. Y te digo esto porque hay personas que, con esa excusa de los hijos, quieren saber del otro y están pendientes de lo que hace y lo que deja de hacer. Y no, eso tampoco es contacto cero.

Cuándo el contacto cero no funciona

A pesar de lo segura que me lees porque considero que el contacto cero es indispensable para desengancharte de una relación tóxica, es algo que nunca les pido a mis coachees cuando estamos en un proceso de dependencia emocional.

¿Sabes por qué? Pues porque el contacto cero no funciona si lo haces por obligación y porque otra persona te dice que eso es lo que tienes que hacer, como quien se toma una medicina porque se lo ha dicho el médico o hace los deberes porque se lo ha mandado el profesor.

¡No! ¡Así no funciona! Tienes que hacerlo porque, desde el amor y el respeto a ti misma, quieres y deseas con todas tus fuerzas salir de ahí. Porque de verdad quieres alejarte de un lugar en el que ya has visto que no te quieren como tú quieres que te quieran. Porque por fin estás decidida a cuidarte y darte lo que necesitas. ¡Solo entonces tendrá sentido!

Y tampoco funciona cuando lo haces desde la rabia o el despecho o como una estrategia para generar una respuesta en el otro, para que te eche de menos, para que sé dé cuenta de lo que ha perdido y vuelva…

Y te pongo el ejemplo de otra coachee: en un momento de arrebato al enterarse de que su ex estaba quedando con otras chicas le borró de sus contactos, dispuesta a no volver a saber nada de él. Pero, como lo hizo porque se había sentido herida, en vez de hacerlo desde un amor profundo a sí misma, le duró una semana, hasta que se le pasó el enfado y volvió a escribirle (se sabía su número de memoria) para preguntarle qué tal estaba.

Y tampoco funciona cuando lo haces porque has conocido a otra persona y así te desenganchas de la anterior, que “un clavo saca otro clavo”. Pues no, ninguna relación que comiences teniendo a otra persona todavía en la cabeza te va a llevar a buen puerto.

Y tampoco sirve de nada que tú no le contactes, pero dejes que él te contacte cuando quiera. ¡Porque de una forma u otra sigues consumiendo eso que te tiene enganchada! Y si tienes dependencia hacia esa persona, todo esto es un autoengaño que no te va a llevar a ninguna parte.

Así que necesitas ser clara con el otro y decirle que no te sienta bien hablar con él y que quieres pedirle que deje de escribirte y de llamarte… Y si eso no funciona y te das cuenta de que la única manera de que puedas salir de ahí es bloquearle en el móvil y donde haga falta, ¡pues lo haces! ¡Que no es tan grave! Que lo importante es que no lo estás haciendo para hacer daño al otro, sino porque quieres serte leal a ti misma y cuidar de ti. ¡¿No es esto motivo suficiente?!

De verdad creo que, cuando nos ponemos mil excusas para no bloquear o lo vivimos como que es hacerle algo horrible al otro, está hablando mucho más nuestra dependencia emocional que nuestro amor propio y nuestro deseo de salir de ahí.

Porque si a alguien que te respete le explicas que necesitas romper el contacto durante un tiempo y evitar cualquier tipo de tentación de escribirle, y que por ello vas a bloquearle, lo entenderá.

Y si aun sabiendo que en estos momentos eso es lo que necesitas, no lo entiende ni lo acepta, quien no te está tratando con respeto es él.

Es como si alguien viniera todos los días a tu casa y por más que le pides que no venga lo sigue haciendo. ¿Sería irrespetuoso con el otro cerrarle la puerta? Pues no, sería cumplir con el límite que le quieres poner. ¡E irrespetuoso es él que sigue viniendo si le pides que no lo haga! Punto.

El problema es que muchas veces no tenemos un comportamiento alineado con lo que le hemos dicho al otro y, por ese síndrome de abstinencia y esas recaídas, un día le decimos que es mejor que no tengamos contacto y al siguiente le escribimos para preguntarle cualquier cosa. Y precisamente el bloquear ayuda mucho a que esto no pase, porque es como un compromiso firme y verbalizado de que no vas a contactarle y porque al tenerle bloqueado ya no te resulta tan fácil hacerlo en un momento de arrebato.

¿Va a ser suficiente con que haga contacto cero?

Como te decía, cuanto más tiempo pasa, más fácil te resulta mantener el contacto cero. Hasta que llega ese día que dices “guaaau, cada vez me siento mejor, ¿¿¿por qué no lo hice antes???”. Y entonces te vuelves una defensora a ultranza del contacto cero, como lo soy yo ahora.

Y tal vez te estés preguntando si para salir de una relación de dependencia es suficiente con hacer contacto cero… Pues, depende. Si tu manera de vincularte en pareja es sana y simplemente te has quedado enganchada en esa relación, pero no te había pasado antes ni te vuelve a pasar, y entiendes y tienes claro lo que te ha pasado, porque caíste ahí, por qué no te fuiste antes y qué tienes que hacer diferente la próxima vez, pues tal vez sea suficiente.

Pero, en la mayoría de los casos, esto no se da. En la mayoría de los casos en los que te quedas enganchada en una relación, y sobre todo cuando ésta ha sido tóxica y te ha hecho daño, es porque hay algo que necesitas sanar dentro de ti. Algo que tal vez no se había manifestado porque hasta ahora no habías estado con una pareja de ese perfil.

Y, por eso, para entender lo que ha pasado y sanarlo, hace falta hacer un proceso de autoconocimiento que te permita entender qué ha fallado, si es que no te valoras lo suficiente, si es que te enganchas a personas poco disponibles, si es que has aprendido que tienes que esforzarte para que te quieran, si es que no te quieres lo suficiente y esperas que el otro cubra esa falta de amor a ti misma…

Lo que sea, solo vas a poder encontrarlo dentro de ti, y nunca en una relación de dependencia con alguien.

Si quieres que trabajemos juntas para que salgas de esa relación de una vez por todas, puedes rellenar este formulario

Y, como siempre, me encantará que me cuentas tu experiencia y de qué te has dado cuenta al leer el post, en los comentarios aquí debajo.

Compártelo en tus redes

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

8 comentarios

8 comentarios
  1. Carmen 24/02/2022

    Buenas,
    Yo era de las que me ponía mil excusas, hice contacto 0 y estuve 2 años sin saber de él, pero no lo bloqueé y un día apareció con un “hola, ¿como estas?” y volví a caer, 6 meses más tarde ya andaba con ansiedad y llorando como una desesperada porque me aplicaba la “ley del hielo”, me giraba todo para que fuese mi culpa y desaparecía cuando se sentía mal por algo que le había dicho. Fui a una psicóloga y me aconsejó el contacto 0 pero PARA SIEMPRE, me dijo que era como una alcohólica (más o menos tu ejemplo) y que no podría nunca mas volver a contactar con él. Si estaba mal, porque debía cuidarme yo, y si ya estaba recuperada, tampoco. A mi bloquear a alguien me parecía feo, como una falta de educación, pero el día que me mintió de nuevo, haciéndose la victima, y después de ofrecerle mi ayuda, estuvo una semana sin escribirme, sin llamarme y sin saber de él, decidí quererme más a mi misma y lo bloqueé por todos lados. Ahora hace 2 años de eso, pero esta vez no le voy a desbloquear. No quiero saber nada de él. Conocí a un hombre bueno con el que todo es fácil y tengo paz. No hay dramas y si algo no nos gusta, lo hablamos.
    Sé que el contacto 0 cuesta muchísimo pero hay que hacerlo por nuestra salud emocional y sí, solo sirve si lo decides tú. Nadie puede decirte qué es lo mejor para ti porque cuando estás dentro de una relación tóxica, no lo ves.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 07/03/2022

      Hola Carmen,
      Tu historia es muy habitual, estoy segura de que muchas personas que te leerán se sentirán identificadas, así que muchas gracias por compartirlo. Me alegro mucho de que hayas hecho ese camino de aprendizaje que te ha llevado a quererte a ti misma y desde ahí a encontrar una relación sana. Felicidades :-).
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  2. Pilar 24/02/2022

    Muchas gracias Vanessa por otro post maravilloso! Así es. Que nos enganchemos a una relación tóxica, sea de pareja o con amigos, pone de relieve nuestras heridas sin sanar. El contacto cero es clave (aunque difícil si esa persona es de tu familia y la tienes que ver semanalmente). Quiero “normalizar” la situación con esa persona pero creo que aún no estoy preparada. Aunque antepongo mis necesidades y me cuido, y sé que jamás volvería a lo que había, me falta un pelín… El caso es que tenia entradas de conciertos para ir con esa persona y veo que se acerca la fecha y eso me provoca algo de ansiedad… Ella tiene con quien ir, un perro faldero que la sigue, pero yo no, y de eso se aprovecha.

    Te espero todas las semanas!

    Gracias Vanessa por tu ayuda!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 07/03/2022

      Hola Pilar,
      Muchas gracias, me alegro mucho de que me esperes y te sirva lo que lees. Me llama la atención que te genere ansiedad que se acerque ese concierto, cuando entiendo que es algo que haces porque te apetece… Si no es así, a veces merece más la pena estar sola que mal acompañada. Y ese soltar puede ser un paso necesario para poder conocer a gente con la que sí te sientas a gusto. No podemos encontrar algo mejor si seguimos en el mismo lugar…
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  3. Priscila Ausín 24/02/2022

    Es como una señal del cielo, justo lo que necesitaba leer. A primera hora de la mañana estaba sufriendo esa abstinencia espantosa y abro mi mail y te leo y me alivias, ahora sé que estoy haciendo lo correcto y por los motivos correctos! Gracias por ser un regalo cósmico‼️ 🙏🏻✨🖤

    Responder
    • Erin 27/02/2022

      Hola a todas! En agosto dejé relación de 6 años, no había el mismo grado de implicación ni había una base solida para seguir avanzando. Dejamos la relación y yo siempre fui partidaria de contacto cero, el me escribió para felicitarme por mi cumpleaños en setiembre. Al poco tiempo me volvió a escribir para hablar conmigo, retomamos la relación. Duró 2 semanas, nada había cambiado. Desde entonces contacto cero hasta hoy. Os puedo asegurar que es la única solución para dejar una relación. Sólo así te das cuenta de cuánto mejor es tu vida sin él. Centré mis esfuerzos en ocupar el vacío que la relación dejó. Creedme, aunque sea duro, cueste y no veáis la salida, todo llegará. Dar tiempo al tiempo, porque algo mejor está por llegar.
      Un saludo

      Responder
      • Vanessa Carreño Andrés 07/03/2022

        Hola Erin,
        Tal cual, totalmente de acuerdo con lo que dices. Y esa recaída te sirvió para darte cuenta de lo que necesitabas darte, así que está perfecto :-).
        Un abrazo,
        Vanessa

        Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 07/03/2022

      Qué chulo ese regalo cósmico como tú dices, me ha encantado a mí también. Espero que sigas fuerte, verás que llegará un día en que empezará a ser más fácil, y tú por fin serás libre :-).
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

¡SÍ, QUIERO!