Cómo gestionar el rencor cuando alguien no es como tú esperas

Rencor cuando alguien no es como tú esperas

¿Alguna vez te has parado a pensar en lo absurdo que es sentir rencor hacia alguien?

Porque, veamos, ¿de dónde sale el rencor? Pues aparece cuando esperas que el otro sea como tú quieres que sea y, como no lo es, te enfadas con él. Así surge el rencor.

¿Te das cuenta? ¿Ves el poco sentido que tiene decirle a alguien cómo tiene que ser y enfadarte si no es así?

Si me sueles leer ya sabrás que una máxima de Coaching to Be es que te des permiso para ser como quieras ser, y que te aceptes, te gustes y te valores por ser así.

Por supuesto que sin hacer daño a los demás, pero es que eso de hacer daño es tan relativo y subjetivo que es difícil enmarcarlo, porque a cada uno le hace daño una cosa y porque muchas veces dañamos a alguien sin querer. Así que, en mi opinión, lo que cuenta es la intención de no dañar al otro.

Entonces, si alguien es como es y no tiene intención de hacerme daño con ello, ¿por qué tengo yo que pedirle que sea de otra forma?

No es fácil de entender, lo sé. Pero espero que leyendo este post llegues a comprender lo absurdo del rencor y cómo gestionarlo de una forma más sana y beneficiosa para ti.

Por qué el rencor no sirve de nada

¿A quién le guardas rencor en tu vida? ¿Con quién estás resentido? ¿Quién te hizo daño y no puedes olvidarlo?

Hay quien se queda tan enganchado a lo que le hizo otra persona que es incapaz de continuar con esa relación tal y como era antes. Incluso hay quien no es capaz de continuar con su vida porque teme que alguien le vuelva a hacer lo mismo.

Y no, cuando alguien no cumple con tus expectativas no sirve quedarse estancado en ello ni preguntarse una y mil veces por qué esa persona hizo lo que hizo.

No sirve quedarse dándole vueltas o seguir sacando el tema a todas horas, porque eso también te deja anclado en el pasado y no te permite avanzar.

No sirve desearle algún mal a esa persona o buscar la manera de vengarte de ella, porque lo que va vuelve, porque somos energía y porque recibes lo que emites.

Y no sirve vivir con miedo a que te vuelva a pasar lo mismo, porque entonces te relacionarás con los demás desde el miedo, y no desde el amor. Y sólo desde el amor y la confianza se pueden construir relaciones sanas y equilibradas… (así que, si te pasa eso de que te vuelven a hacer lo mismo una y otra vez, plantéate en qué medida lo estás provocando tú).

Lo único que sirve es aceptar que te sientes triste, que te duele lo que ha pasado y que esperabas algo que no has recibido. Pero que tú, y solo tú, fuiste quien se creó esas expectativas…

El rencor te hace daño a ti

Es curioso, pero hay personas que disfrutan teniendo rencor hacia alguien. Es como que se recrean en ese dolor que sienten y en eso que el otro les ha hecho porque en el fondo se sienten superiores al juzgarle y criticarle.

Este es uno de esos autoengaños del ego, muchas veces por creer que si no sientes resentimiento hacia alguien que no te ha tratado como tú esperabas es que no sabes poner límites o que no tienes una buena autoestima.

Y no, no es así.

Nunca he sido una persona rencorosa. Al menos no de esas que se sigue acordando de lo que hiciste y te la guarda. Al revés, tiendo a ponerme en el lugar de los demás, me resulta fácil comprender por qué se han comportado de una determinada manera y puedo pasar página y seguir con mi vida.

¿Significa eso que no me quiero o que no estoy poniendo límites? No lo creo, al menos yo no lo veo así. Más bien significa que tengo la capacidad de empatizar con los demás, que me doy cuenta de que los demás no tienen por qué cumplir con mis expectativas y, sobre todo, que sé darme prioridad y buscar mi propio bienestar.

Y, si algo tengo claro, es que sentir rencor no me hace bien ni me aporta nada positivo.

Porque el rencor es veneno, pero no para la persona que te ha hecho algo, sino para ti. El rencor daña a quien lo siente. Por más que tú al sentirlo esperes que le haga daño al otro, sólo te hace daño a ti.

Así que fíjate qué tontería :-).

Cómo aparece el rencor

Como te decía, el rencor aparece cuando esperamos algo de alguien y esa persona no cumple con nuestras expectativas.

Es decir, construimos una imagen ideal de esa persona y cuando vemos que la real no se corresponde con ese ideal nos frustramos, nos enfadamos o le echamos la culpa.

Así aparece el rencor, por la diferencia entre lo que esperamos y lo que recibimos.

Muchas veces sin que ni siquiera esa persona se hubiera comprometido a ser o comportarse como nosotros esperábamos. Sino simplemente porque nosotros creemos que tiene que ser así.

Porque lo hemos vivido, porque nos lo han dicho o porque hemos visto demasiadas películas de esas en las que los padres, los hijos, los amigos y los novios son perfectos, y nos hemos creído que todos tienen que ser así…

Por ejemplo, que mis padres tendrían que ser tan comprensivos e ideales como los de mi mejor amiga.

O que una pareja que te quiere siempre tiene que estar dispuesta a xxx por ti.

O que los buenos amigos son los que siempre tienen tiempo para verte.

Y así es como nos montamos un ideal que después vamos comparando con el real de cada día, muchas veces sin que ni siquiera esa persona sepa lo que esperamos de ella.

Pero incluso, aunque fuera esa persona la que se comprometió a ser como yo quería, sigue siendo mi responsabilidad haber comprado ese imagen ideal.

¿Y quién soy yo para decirle a otro cómo debería ser o comportarse? Si yo no quiero que nadie me lo diga a mí, ¿por qué se lo tengo que decir yo a los demás?

Porque los “deberías” que no sirven para mí tampoco sirven para el otro… Porque el otro se comportará en base a su escala de valores, o así ha de ser, no en base a la mía… Y tal vez esa persona en base a mis valores haya cometido ese error, pero seguramente yo también cometa otros errores en base a sus valores.

Entonces, ¿qué pasaría si lo que hacen los demás no me afectara porque mi felicidad y mi bienestar dependen solo de mí? ¿Qué pasaría si pudiera aceptarles como son, sin exigirles que sean como yo quiero, y sentirme bien aunque no cumplan con mis expectativas?

Pues que, probablemente, desaparecería el rencor. Porque si dejo de comparar a esa persona con el ideal que yo espero de ella, ya no puede haber resentimiento…

Siete claves para gestionar el rencor

1.Lo primero es reducir esa imagen ideal que nos hemos montado y aceptar a la persona como es. Porque no hay una única manera de ser un buen padre, un buen hijo o una buena pareja, y porque nadie tiene que ser perfecto para los demás, sino para sí mismo.

Y aquí es muy importante que te des cuenta de que tus expectativas eran tuyas, ya que eso te permite hacer algo para sentirte mejor. En cambio, si le sigues echando la culpa al otro el que tiene que cambiar es él, y las relaciones no funcionan así…

2.Dile a esa persona lo que esperas de ella. Ojo, esto no es para cambiar al otro -porque él puede ser como quiera ser- sino para informarle de lo que tú esperas de él.

Por ejemplo, “me gustaría que me hables con un tono más dulce” o “te pido que no te rías cuando te cuento algo que de verdad me preocupa”.

Es decir, dile lo que te gustaría, pero recuerda que es esa persona quien elige si quiere cambiar o no.

3.Comprende. Ponte en el lugar de esa persona y piensa por qué se pudo haber comportado así… Si se trata de tus padres, reflexiona sobre cómo les educaron a ellos o qué herramientas emocionales tienen… Si se trata de otra persona, comprende también que no sabes por qué hizo lo que hizo y que tal vez no conoces todos sus pensamientos, miedos y circunstancias.

En mi opinión, ser capaz de comprender al otro está muy cerca de la generosidad

4.Acepta que esa persona es como es y que no es como a ti te gustaría. Y aceptar es desapegarte de esa necesidad y dejar de esperar que el otro cambie.

5.Perdona al otro por no ser como tú querías que fuera. Recuerda que tenía ese derecho y piensa que tú también quieres que te perdonen cuando te equivocas (porque te equivocas, igual que yo ;-)).

Y no, para perdonar a alguien no hace falta volver a llevarte bien con esa persona, ni hablar con ella, ni decirle que le has perdonado. En realidad el perdón es más bien un cambio interior y una oportunidad que tú te das a ti mismo para ser feliz a pesar de eso que te ha pasado.

Como dice Louise L. Hay, no importa que no sepas cómo perdonar a alguien, lo que importa es que estés dispuesto a hacerlo, que de los cómos ya se encarga el Universo…

6.Aprende de lo que te ha pasado. Reflexiona sobre ello, pregúntate para qué te ha servido, qué venía esto a enseñarte y qué aprendizajes quieres que se queden contigo.

7.Y, por último, agradece haber sido capaz de liberarte de la esclavitud del rencor. Porque el mérito es tuyo y porque tú eres quien se ha liberado.

¿Qué me dices? ¿Qué piensas ahora sobre el rencor y qué quieres cambiar a partir de aquí? Puedes contármelo en los comentarios aquí debajo.

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

51 comentarios

51 comentarios
  1. lara 08/06/2017

    Creo haber entendido lo que comentas en este artículo, pero ¿qué pasa cuando el daño del otro ha sido real? Es decir, por ejemplo en el caso de una infidelidad. ¿Acepto al otro tal como es porque es así? ¿Hago como si nada y sigo con mi vida? Hay situaciones que no sé cómo manejarlas sin sentir ese rencor.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 08/06/2017

      Hola Lara,
      En realidad este post lo escribí pensando también en un caso como el que comentas, el de una infidelidad… Ahí también nos hemos formado una imagen ideal de alguien y nos hemos decepcionado cuando la real no ha satisfecho nuestras expectativas… Incluso, aunque esa persona se comprometiera a ser fiel, somos nosotros los que compramos y aceptamos la imagen ideal…
      También ha habido una intención por su parte, pero ésta normalmente no es hacernos daño. Es decir, somos infieles por miles de motivos, pero no suele ser para hacer daño a nuestra pareja.
      Y también hay unos valores en base a los que cada cual se comporta. Que alguien nos sea infiel no significa que la fidelidad no sea un valor para esa persona. Puede serlo pero puede haber otro por encima en ese momento, como la aventura, el disfrute o la satisfacción personal.
      En definitiva, creo que las siete claves se pueden trabajar igual en un caso como el que comentas. Prueba a volver a leer el post pensando en ello :-).
      Mil gracias por comentar, espero que te sirva mi respuesta.
      Besos y sonrisas,
      Vanessa

      Responder
  2. Luis-Angel Rodríguez Martínez 08/06/2017

    Esa visión tan subjetiva que siempre tenemos de la otra persona es la que nos hace esperar cosas diferentes. Tampoco sabemos expresar nuestros deseos con relación a lo que esperamos y cuando lo hacemos estamos pensando que la otra persona ha de cambiar porque nosotros deseamos otras cosas diferentes. Es cierto, la otra persona tiene la libertad de elegir cambiar o seguir actuando como lo venía haciendo. Todos los puntos son muy interesantes, muchas gracias por tu artículo.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 08/06/2017

      Completamente de acuerdo con tu comentario, Luis Angel. Muchas gracias.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  3. Maite 08/06/2017

    Buenos días. Hoy especialmente me llega este tema y me toca el alma, muchas gracias Vanesa. Cuánto trabajo tengo aún pendiente para conseguir eliminar el rencor de mi vida y comenzar a aceptar y sobre todo a valorar de forma positiva lo vivido y lo que me falta por vivir, dejando de priorizar lo negativo. Un saludo

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 08/06/2017

      Me alegra muchísimo que el tema del rencor te llegue, Maite. Sentirás mucha paz y mucha liberación cuando lo dejes atrás, ya verás. Es por ti y para ti :-).
      Y sí, agradecer lo vivido es parte indispensable de ese camino hacia uno mismo…
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  4. Alicia 08/06/2017

    Me pasó esta semana, mi pareja va a cumpleaños y fiestas con un grupo de mujeres, se saca fotos y eso a mí no me gusta. Ya se lo plantee pero sigue haciéndolo, y eso me enoja y me separa de él. Esto no lo quiero para mí. Ya pasó que de ahí salió una vez una relación, me dejó y luego volvimos. Me hace mal ver que él es el único hombre que está siempre con esas mujeres, y ya no nos hablamos. El vive en baires y yo en córdoba, entendí que a él le gusta estar ahí, por eso yo hice un paso al costado porque a él no le importa si a mí me hace mal o no.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/06/2017

      Alicia,
      Si tienes tan claro que a tu pareja no le importa hacerte mal tal vez sea el momento de pensar en ti y tomar distancia. El rencor no sirve de nada, pero eso no significa que tengamos que permitir que otra persona traspase nuestros límites. Es tu elección. Si hablas con él, recuerda que la persona más importante de tu vida eres tú.
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  5. Ana Mar 08/06/2017

    Gracias Vanessa, por enseñarnos a LIBERARNOS… de la necesidad de sentir rencor. Éste es un tema que me ha dejado dándole vueltas y vueltas muchas horas y días cuando realmente sentía que alguien me había decepcionado….. Pero me has enseñado la luz: si nosotros luchamos cada día interiormente para conseguir ser nosotros mismos y equilibrarnos con los juegos de la vida, ¿por qué precisamente no permitir al otro que también siga su evolución? Y darle libertad para experimentar a relacionarse desde el Ser, si… ¡nosotros estamos haciendo exactamente lo mismo! ;). La clave es no imaginarnos la maldad, la premeditación que nosotros damos por hecho del otro… eso sí que es irreal, porque es nuestra interpretación subjetiva, sin tener toda la información, sin conocer todas las circunstancias de ese momento en el otro… De nuevo, ¡GRACIASSS Vanesssa, por el presente post!
    ¡Besines mil!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/06/2017

      Gracias a ti, Ana. Hay mucha sabiduría en tu manera de comprender, se nota que estás en un precioso camino de autoconocimiento y conexión contigo misma y con tu Ser y el de los que te rodean. Felicidades de corazón.
      Un abrazo infinito y muchos besos,
      Vanessa

      Responder
      • Encarni 19/07/2017

        Abrazos infinitos y besos a las dos. Gracias por todo.

        Responder
  6. Rosa 08/06/2017

    Yo he conseguido eliminar el rencor hacia mi ex pareja, de la cuál sufrí malos tratos. A día de hoy todavía llevo un dispositivo de teleasistencia por si me vuelve a agredir. Trato de asimilar los siete puntos que mencionas y acepto que él es como es y desde luego no es como yo hubiera querido que fuera. Aún así, lo que me cuesta eliminar de mi vida es el miedo. Mala cosa, cuando el miedo reemplaza al rencor. Veo pocas salidas.
    Quizá enfrentarme a ello, poco a poco… Pero siempre contando con la ayuda física del aparatito que llevo y que conecta con la policía, por si acaso.
    Pero es verdad que el rencor hace más daño a quien lo siente que a la persona que te lo causa.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/06/2017

      Rosa,
      Una experiencia como la que tú has vivido escapa de los límites de lo que podemos comprender. Al menos yo no siento que sea nadie para darte consejos sobre el rencor o sobre cómo perdonar a alguien. Mantengo que el rencor, también en tu caso, hace más daño a quien lo siente que a quien causa el daño… Pero te admiro y te comprendo sean cuales sean tus sentimientos hacia esa persona. Y comprendo también el miedo, que entiendo que se irá diluyendo poco a poco… Confía en que será así y apóyate en todas las personas y aparatitos que, seguro, están pendientes de ti :-).
      Un abrazo cariñoso,
      Vanessa

      Responder
  7. Jose 08/06/2017

    Hola,
    Creo que no hay que ser rencoroso, pero sí precavido.
    Cuando alguien te hace daño de forma deliberada es conveniente evitar que se repita, si no se lo dejas muy claro a las personas insidiosas es como si les dieras permiso para seguir satisfaciendo su sadismo.
    No creo que haya que perdonar a nadie por ser como es, pero ese «ser como es» nunca puede incluir dañar a los demás. Eso tiene que quedar muy claro y, si esto no es posible, hay que defenderse del maltratador y sus cómplices (cómodos, cobardes y otros que también sacan provecho) y procurar alejarse de esas personas lo mas posible.
    Gracias Vanessa por todos tus fantásticos consejos.
    Jose

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/06/2017

      Hola Jose,
      Creo que depende del momento, de la persona y del daño causado… Habrá personas con las que merezca la pena olvidar y empezar de cero, por ejemplo con una pareja con la que de verdad quieres (re)construir una relación. En ese caso si seguimos mirando a lo que pasó, en mi opinión, es muy difícil reconstruir nada. En cambio, en otras circunstancias yo también creo que es positivo ser precavido y protegerse para evitar que se repita.
      Muchas gracias a ti por estar y comentar.
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  8. ANGELICA GIMBERNAT 08/06/2017

    ¡¡¡Qué liberador tu artículo, opinión o gestión de cómo deshacerse del rencor!!! Me sirve un montón… Porque justamente se trata de las expectativas que cada uno ponemos en el otro… Y hasta de eso hay que liberarse… De esa ‘ilusión’… De esperar, pensar, de recibir un gesto distinto al que esperamos… Creo que tiene que ver con el crecimiento personal de cada uno, la manera de reaccionar ante la seguridad/inseguridad, a justamente eso que recibimos y que no esperamos… Espectacular tu nota, y aliviadora. Como un canal de agua que debe ir por otro surco, no el del rencor, sino el de la aceptación, ¡la de aceptar al otro como en toda su dimensión!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/06/2017

      Muchas gracias, Angélica. Sí, el desapego forma parte indispensable de ese camino hacia uno mismo… No es sencillo, pero siempre se pueden ir dando pasitos para liberarse. Y si aceptarnos a nosotros mismos como somos, sin juzgarnos ni criticarnos, nos aporta paz y serenidad, de la misma forma aceptar a los demás como son también hará que nos sintamos mejor con nosotros mismos.
      Besos y sonrisas,
      Vanessa

      Responder
  9. Luz 09/06/2017

    Muy interesante el tema, pero es complicado porque mi caso es que me casé, tuvimos un hijo y se fue con otra y nunca más volvió a llamar ni a preguntar por mi bebé. Siempre me imaginé un hogar y una familia para mi hijo y no es fácil saber que estas sola ahora. Le guardo mucho rencor porque cambió mi vida al 100 %. Ahora soy madre soltera y él muestra cero interés por mi hijo.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/06/2017

      Muchas gracias, Luz. Te entiendo y te animo a que pienses en ti y te des cuenta de que ese rencor te está haciendo más daño a ti que a esa persona. El no supo darte ese amor, pero tú estás a tiempo de dártelo a ti misma, por ti y por tu hijo.
      Un abrazo cariñoso,
      Vanessa

      Responder
  10. Teresa 11/06/2017

    Por desgracia para mí yo siento mucho rencor hacia mi marido. Nos llevamos bien y estamos juntos desde hace 40 años, pero todo pasó hace unos seis años cuando me enteré de una infidelidad de él. Seguimos juntos pero es la decisión más difícil que he tomado en mi vida, no logro pasar página y quitarme este rencor que tengo hacia él. Lo hemos hablado muchas veces y parece que me quedo más tranquila, pero, ¡no hay manera! A causa de ello tengo un insomnio crónico que me está matando; espero poder de verdad perdonar y quitarme este pesar que me invade. Saludos.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 12/06/2017

      Hola Teresa,
      Dice uno de mis maestros que no podemos construir una jarrita nueva con los pedazos de una rota. Es decir, que cuando se le quiere dar una segunda oportunidad a una relación, la única manera de hacerlo es construir una jarrita completamente nueva, sin grietas ni señales de la anterior. Y eso consiste en empezar de cero, sin mirar atrás, solamente hacia adelante. Entiendo que no es fácil y que requiere mucho esfuerzo, pero yo también creo que la confianza ha de partir de cero, con el compromiso mutuo de construir esa nueva jarrita juntos.
      Te deseo lo mejor en tu camino.
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  11. Luz 13/06/2017

    ¿Y qué sucede cuando en la toma de decisiones tu pareja te deja en segundo lugar siempre, no te toma en cuenta y no eres prioridad? ¿El desapego incluye no afectarnos por el lugar en que nos posicione nuestra pareja en su vida? ¿No es necesario para la relación que mutuamente mostremos cuan importante es la otra persona para cada uno? Entiendo que el rencor no es la salida, pero ¿aceptar estas actitudes sí?
    Puede ser que esté equivocada, pero pensar en eso me da una sensación de desconexión con la pareja.

    Saludos,

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 14/06/2017

      Hola Luz,
      Creo que el tema que comentas está más relacionado con poner tus propios límites, y así no llegar a sentir ese rencor… Eso, el expresar lo que quieres y lo que necesitas en tu relación, no tiene nada que ver con el desapego sino con quererte y valorarte a ti misma. Hablándolo con respeto, generosidad y asertividad, para que juntos podáis construir una relación que a los dos os haga felices :-).
      Un abrazo fuerte,
      Vanessa

      Responder
  12. Sol 15/06/2017

    Hola Vanesa!
    ¿Y si esa persona por la que sientes rencor te está extorsionando y acosando? … ¿Si el «ser como es y no como yo esperaba» la está llevando a perseguirte para obligarte a que pagues sumas de dinero? ¿Si etiqueta publicamente como «deudas» cosas que se ha inventado segun su criterio personal… y es tu propia hermana? Y ello desde el pedestal de su situación personal económica privilegiada….
    Yo creo que esa manera de enfocarse en el mundo material que la caracteriza, la ha vuelto tipo «hélice fuera de control» en lo que a mi me atañe…
    La llamó una ocasión un terapeuta de gestalt que tuve, «materia-lista» … Mientras yo aparentemente me quedaba con el apelativo «espiritu-tonto»…. ¡Vaya chasco!
    Me estoy trabajando eso también. Pero lo que hoy te pregunto es cómo manejarías tú ese rencor…
    Un abrazo grande!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 15/06/2017

      Hola Sol,
      En realidad lo que cuento en el post sobre cómo surge el rencor y cómo gestionarlo sirve igual para la historia que me cuentas… Es decir, bajar las expectativas que tienes hacia esa persona y aceptar que es como es y que eso que hace tiene más que ver con su dolor interior que contigo. Y, desde ahí, poner límites y decidir en qué medida quieres que su comportamiento te siga haciendo daño. En eso, en cuanto tiempo y espacio mental le dedicas, la última palabra la tienes tú.
      Un abrazo fuerte,
      Vanessa

      Responder
      • Sol 16/06/2017

        Gracias Vanesa!
        Lo que me dices realmente reenmarca esta situación.
        Voy a meditarlo y a decidir un plan concreto para afrontarlo desde el respeto a ambas.
        Un abrazo grande!

        Responder
        • Vanessa Carreño Andrés 19/06/2017

          Estupenda decisión, Sol. Felicidades de corazón. Haz lo que necesites para que con el tiempo, cuando mires atrás, te sientas orgullosa de quién fuíste y de quién eres.
          Un fuerte abrazo,
          Vanessa

          Responder
  13. Daniel 09/10/2017

    ¿Qué significa la nesesidad de herir personas toxicas? Tenemos un compañero de trabajo que se ha vuelto mala persona, soberbia, egoísta y con creencias de superioridad. El día del amigo todos nos reunimos a mi casa y a él no le invitamos… Obviamente se hablo del tema y de esa persona. Al dia siguiente en el trabajo todos hablabamos de lo bien que la habiamos pasado y él escuchaba y se mantenía lejos. Sentí una satisfaccion muy grande de que él viera el fruto de sus actitudes, de cómo lo dejamos de lado y que por karma todo esto le doliera… Ojalá te duela que todos aca estemos charlando del día del amigo y vos ahi solo escuchando pensaba yo… Pero verdaderamente me siento desepcionado de mi mismo por tener ese tipo de pebsamientos… Es la sensación de querer herir al tóxico y ganas de que esa persona supiera la imagen que tengo sobre él… ¿Qué puede significar esta gran nesesidad de que la persona tóxica sepa la imagen tan patética o triste que tengo de ella? ¿Porque quiero verla herida si sé que eso no me hace mejor?

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 10/10/2017

      Hola Daniel,
      Muchas veces nuestro ego herido necesita quedar por encima para sentirse bien… No sé lo que puede significar en tu caso, tendría que trabajar contigo para ayudarte a descubrirlo.
      Lo que sí creo es que las personas no se vuelven malas porque sí. Que seguramente ese compañero haya vivido alguna experiencia que le ha hecho comportarse de esa manera. Te animo a que busques la manera de comprenderle y entender que pueda ser así, además de comprender su dolor al sentirse apartado, para que desde ahí puedas aceptarle y perdonarle. Estoy segura de que eso te hará sentir mejor contigo mismo.
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  14. Catherine Mateus 08/11/2017

    Hola! Está genial, me cae como anillo al dedo. Soy una persona muy rencorosa y éste articulo le da más estructura a lo que en muchas ocasiones he intentado cambiar. Me libero, ¡en realidad!. Escribí cada cosa para hacerlo más consciente, no te imaginas lo que me ayudan todas estas palabras.

    Así, como elegimos el rencor, también podemos elegir perdonar y soltar. Si una persona definitivamente no va con tus valores o propósito (infidelidad-maltrato), lo perdonas y los dejas ir. Esto es amor del bueno para ti.

    Felicidades!!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/11/2017

      Muchas gracias, Catherine. Me alegro de que te haya servido… Efectivamente, todo se elige… En honor a nosotros mismos, podemos elegir perdonar y dejar ir. Sí, eso es amor propio :-).
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  15. Carmen 16/10/2018

    Hola!!! A mí lo que me pasa es que no sé cómo aplicar todo esto, ni cómo comportarme con la persona que me ha decepcionado.
    Un ejemplo: Hay un compañero de trabajo al que aprecio mucho, que ha hecho una fiesta sorpresa a su mujer (yo la conozco) y me he enterado cuando ya lo celebró que había invitado a dos compañeras de trabajo. El me comento que no se fiaba mucho de una de ellas, pero lo que me dolió es que a mí no me invitó. Ni siquiera me dijo nada cuando siempre nos hemos llevado super bien. Y él se comporta como si nada.
    Lo veo ahora mismo y siento decepción, me ha entristecido mucho su reacción. ¿Qué debo hacer? ¿Cómo me debo comportar? No lo sé y eso me frustra. Así que si me puedes ayudar.
    Gracias

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 17/10/2018

      Hola Carmen,
      ¿Qué es lo que te gustaría conseguir? De la respuesta a esta pregunta depende el qué hacer después. Por ejemplo, tal vez alguien en tu lugar quiera pasar, no darle importancia a no haber sido invitada y dejarlo estar. Entonces necesita cambiar los pensamientos que hacen que se sienta decepcionada al verle… Y tal vez otra persona quiera expresarle al compañero que se ha sentido dolida porque no fue invitada. En ese caso necesita hablar con él y sincerarse sin reproches.
      Es decir, no hay un comportamiento correcto en todos los casos, lo importante es lo que tú quieres y lo que tú sientes.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
      • Silvia 16/03/2019

        Pero, ¿y qué pasa si lo hablas con esa persona y aún así sigue actuando del mismo modo, una y otra vez? ¿Consiste en aceptar que no le importas como él a ti y alejarte?

        Responder
        • Vanessa Carreño Andrés 20/03/2019

          Hola Silvia,
          Creo que el hecho de que alguien no cambie algo que le estás pidiendo no siempre significa que no le importas. Cuenta más la intención de cambiar que el cambio en sí, y la intención de los demás suele ser algo que podemos sentir. Muchas veces una persona no es capaz de cambiar algo por sí misma, o no está preparada o no sabe cómo hacerlo, pero tú sientes que de verdad tiene la intención de cambiar. Obviamente depende de lo que le estés pidiendo que cambie, y también de que se compense con otras cosas en las que sí sientas que esa persona te valora.
          Creo que al final lo importante es que tú te preguntes si eso que quieres que cambie es tan importante para ti como para no poder vivir con ello, como para que tu felicidad al lado de esa persona dependa de que lo cambie o no.
          Un abrazo,
          Vanessa

          Responder
  16. Camila 01/02/2019

    Hola Vanesa, acabó de leer tú escrito y es cómo si describiera absolutamente todo lo que siento.
    Estoy interesada en tus talleres y programas.
    Saludos,
    Camila

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 02/02/2019

      Muchas gracias, Camila. Me alegro mucho de que te haya servido.
      Si quieres trabajar conmigo lo primero es saber lo que te pasa y lo que quieres conseguir, para ver si encajas en el perfil y si te puedo ayudar. Para ello puedo invitarte a una sesión de valoración gratuita, en la que también te contaré cómo son mis programas de Coaching. Si quieres solicitarla puedes hacerlo rellenando este formulario.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  17. Susana 20/07/2019

    Tienes mucha razón en lo que planteas, a mí me pasa con mis suegros y cuñados, quisiera que fueran más preocupados de mis hijos, no los llaman, no los visitan y qué decir de regalarles algo ni para Navidad y cumpleaños, y hacen mucha diferencia con los otros nietos y sobrinos, pero es su problema, por mí como si no los viera nunca más… No se cómo llevarme bien con ellos porque me da coraje cómo se comportan con mis hijos.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 21/07/2019

      Hola Susana,
      Entonces espero que el post te haya servido. El acercamiento es importante hacerlo desde el respeto, la asertividad y, si es posible, el cariño o el afecto (dar antes de recibir, y dar justamente lo que estamos esperando…). Puedes hablar con ellos, decirle a alguien cómo te sientes, tal vez a tu pareja, siempre y cuando lo hagas aceptando y respetando a esa persona. Es decir, tú muestras tu sentir, porque eres libre para ello, pero dejas que el otro elija su camino, porque es libre para ello.
      Además, recuerda que puedes ser feliz a pesar del comportamiento de esas personas con tus hijos. Por ejemplo, cambiando la interpretación que haces de lo que ellos hacen, relativizando o valorando lo importante.
      Un cariñoso abrazo,
      Vanessa

      Responder
  18. Nakuru 20/12/2019

    En el fondo es cierto lo que dices, pero afrontémoslo, por más que sea verdad, es casi imposible no sentir rencor cuando pensabas que una persona era de una manera y cuando la necesitas no está. Cuando te falla varias veces, cuando te traiciona, cuando es desagradecida …

    Sí, nosotros somos los que elegimos creernos la imagen que ellos nos vendieron, pero es que si vamos por la vida sin creernos a los demás ni confiar en que estén siento auténticos y sinceros tampoco podemos vivir así…

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 20/12/2019

      Hola Nakuru,
      Muchas gracias por compartir. Claro, es maravilloso confiar en las personas. De hecho yo soy defensora a ultranza de la confianza en los demás y de no dejar que una traición o un desengaño condicione nuestras siguientes relaciones.
      Y de verdad creo que se puede superar el resentimiento hacia alguien que te falla, te traiciona o es desagradecido… Que hay que hacer un proceso, para comprender, aceptar y perdonar, sí, hay que hacerlo y lleva su tiempo. Pero de verdad que se puede, lo veo en muchas de las personas con las que trabajo y lo he vivido también en mi propia piel. Una vez que te das cuenta de que no necesitas el resentimiento para sentirte mejor (esto es importante, porque muchas veces lo usamos como un bálsamo para aliviar nuestras heridas) y eliges dejarlo atrás, lo demás casi viene solo.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
      • Nakuru 24/12/2019

        ¿Pero qué pasa si la otra persona es un narcisista, con la que has visto ya que no sirve de nada empatizar ni nada? ¿Qué pasa si la ves a diario en el trabajo y tienes que aguantar su silencio y sus miradas despreciativas, o sus comentarios a otros buscando tu reacción? ¿Cómo superas ese resentimiento?

        Llevo meses intentándolo y no veo cómo hacerlo. No puedo perdonar a una persona que me ha hecho daño deliberadamente. No se puede comprender a alguien que sólo le importa él mismo y ya …

        Me gustaría que me dijeran como perdonar a alguien así y seguir con mi vida igual que sigue él, porque yo no veo la manera 🙁 .

        Responder
        • Vanessa Carreño Andrés 26/12/2019

          Creo que la manera está en ti, en comprender qué es lo que te remueve tanto de esa persona. Porque siempre habrá personas que nos hagan daño o que vuelvan sus fantasmas sobre nosotros. Y en cada una de ellas habrá una oportunidad de crecimiento. Tú eliges si vivir esa situación como una víctima o hacerte responsable de lo que piensas y lo que sientes y de cómo quieres responder a lo que hace esa persona (ser asertiva, poner límites, aceptarle como es…). No se trata de que él cambie, sino de que cambies tú. El día que él siga haciendo lo mismo y a ti eso ya no te remueva habrás conseguido superarlo.
          Un abrazo,
          Vanessa

          Responder
  19. Raúl 20/12/2019

    Excelente artículo, felicidades. Aunque lo he leído con, todavía el eco del dolor en el corazón por el rechazo de la persona amada, he de reconocer lo acertado de tus afirmaciones en él.
    Somos humanos, y cuando la persona que amamos nos rechaza, o hace algo que nos hiere en lo más hondo, es fácil surja el rencor.
    Lo mejor es quitarnos lo más rápido posible este veneno con grandes dosis de comprensión, empatía y generosidad.
    Gracias por este regalo.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 23/12/2019

      Hola Raúl,
      Qué bien, me alegro mucho de que el post te haya servido. Muchas gracias por compartir cómo te sientes, eres muy valiente.
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  20. Diana 28/04/2020

    Me ha servido mucho el post, pues justamente estoy pasando por una difícil situación. Hace unos meses decidí irme a vivir con quien era mi novio. Cuando nos juntamos a vivir, mis horarios laborales y las cargas de mantener un hogar me costó mucho pues nunca había vivido con nadie. Sumado a eso él apenas iniciaba a tener estabilidad económica, y me tocó sacrificar mucho pero lo hice por los dos. Pero él fue muy cruel conmigo en sus tratos, en su forma de hablarme, de hacerme ver lo que no le gustaba, me trató a las patadas y me hirió profundamente, tanto que le tomé miedo. Salí de allí, volví a la casa de mis padres, pero con ese dolor y frustración. Llevo 8 meses en casa, seguimos juntos pero no ha ido bien la relación, no lo he podido perdonar completamente, aún me duele acordarme de lo que viví, no entendía porque había sido de esa manera cuando no lo merecía, le di lo mejor de mi y no lo valoró, y me carga el miedo de que vuelva a lo mismo. Pero aún así estoy tratando de pasar página aunque me cueste, pues aún lo quiero y me gustaría empezar de cero. Pero mi familia está en contra de él, no quieren nada pues por todo lo que pasó, y a veces no puedo dormir de tanto pensar, quisiera tomar la mejor decisión.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 28/04/2020

      Hola Diana,
      Muchas gracias por compartir. El miedo del que hablas parece sano, porque quiere protegerte para que no vuelvan a hacerte daño. No sé qué fue lo que pasó exactamente con tu novio, pero sí que alguien que te quiere de una forma sana no te hace daño ni te trata mal, nunca de ninguna manera. Te dejo este post por si te sirve. Confía en ti y en que te mereces lo mejor, para que desde ahí, desde el amor a ti misma, tomes la mejor decisión para ti.
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  21. Carolina 08/07/2020

    No sé como perdonar a mi padre, las expectativas que tengo de él las impuso él mismo, me enseñó a respetar, amar, ser amable, para que al final resultara que mientras me enseñaba eso le era infiel a mi madre poniendo excusas como «se me fué de las manos» y luego mudándose a su nueva casa con su nueva novia, dejándonos endeudados con el pretexto de que él también lo estaba. Me pidio perdon cuando se dio cuenta de que me había lastimado, le dije que sí, y actúo normal con él, pero a veces lloro pensando en lo que nos hizo y no sé como eliminar el rencor, tal vez se deba a que no ha pasado el tiempo suficiente (tan solo 3 meses) desde que lo hizo, o no sé, ¿tú qué dices?

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 10/07/2020

      Hola Carolina,
      Para poder perdonar primero hace falta que llegue el momento de perdonar, que de verdad lo desees, estar preparada para ello. Eso no es algo que debas forzar, has de sentirlo, y no hay un momento correcto, el que sea estará bien. Hace falta que el dolor se enfríe, que la herida empiece a cicatrizar, no podemos perdonar con una herida abierta y sangrando. Déjate ir sintiéndolo al ritmo que necesites, ahí será cuando podrás aplicar el comprender, aceptar y perdonar al otro. Y si sientes que se te atasca pide ayuda para que un profesional te acompañe.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  22. Carlos 04/08/2020

    Hola. Creo que el tema arranca de una falacia: «el rencor se produce aparece cuando esperas que el otro sea como tú quieres que sea y, como no lo es, te enfadas con él». Eso no es así. El rencor surge cuando alguien te hace daño, lo sabe y no se disculpa. Y esto está a años luz de pretender que el otro sea de una manera distinta. En estos casos, lo que yo hago es echarla de mi vida ya que no vale la pena (sabedora del mal que hizo, no se disculpa). Eso no quiere decir que la esté odiando: la ignoro, que le vaya bien, pero conmigo nunca tendrá relación alguna. Y si esto es ser rencoroso, pues lo soy. Pero tengo claro que esa gente no me quita el sueño precisamente.
    Saludos

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 06/08/2020

      Hola Carlos,
      Muchas gracias por compartir. Nuestras expectativas son nuestras, las creamos nosotros. Pero eso no implica que no pongamos límites a lo que no queremos en nuestra vida. No hace falta sentir rencor para terminar con una relación en la que sientes que no recibes lo que necesitas.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

¡SÍ, QUIERO!