En la vida recibes lo que das

 

Un niño y su padre, estaban caminando en las montañas. De repente, el hijo se cae, se lastima y grita:
– ¡Aaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhh!
Para su sorpresa oye una voz repitiendo en algún lugar de la montaña:
– ¡Aaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhh!
Con curiosidad el niño grita:
– ¿Quién está ahí?
Recibe una respuesta:
– ¿Quién está ahí?
Enojado con la respuesta, el niño grita:
– Cobarde.
Y recibe de respuesta:
– Cobarde.
Pregunta:
– ¿Qué sucede?
El padre, sonríe y le dice:
– Hijo mío, presta atención.
Y entonces el padre grita a la montaña:
– Te admiro.
Y la voz responde:
– Te admiro.
De nuevo, el hombre grita:
– Eres un campeón.
Y la voz le responde:
– Eres un campeón.
El niño estaba asombrado, pero no entendía.
– La gente lo llama eco, pero en realidad es la vida. Te devuelve todo lo que dices o haces. Nuestra vida es simplemente un reflejo de nuestras acciones – le explica el padre.
Si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor. Si deseas felicidad, da felicidad a los que te rodean.
Si quieres una sonrisa en el alma, da una sonrisa al alma de los que conoces.
Alguien dijo: «Si no te gusta lo que recibes de vuelta, revisa muy bien lo que estás dando…».

Así es. En la vida, al menos así lo creo yo también, lo que va vuelve.

Lo que les das a otros, te lo das a ti. Lo que les robas a otros, te lo robas a ti. Lo que regalas a otros, te lo regalas a ti… Y no me refiero a bienes materiales.

El mundo es energía.

Todos estamos conectados.

Recibes lo que das.

Lo que va vuelve.

Y hay personas que lo saben muy bien.

En realidad, todos tenemos ejemplos de ello en nuestras vidas.

Incluso cuando crees que estás dando más de lo que recibes, seguramente haya otra parcela de tu vida donde no estás siendo generoso, compasivo o lo que sea, aunque en ese momento no seas capaz de verlo. A mí me pasó. Por ejemplo cuando les pedía a los demás que fueran tolerantes y yo no lo estaba siendo.

Por eso, si hay algo en lo que no te sientes justamente tratado, valorado o recompensado, sea con quien sea, te invito a que pruebes a observar qué es lo que estás dando.

Tal vez tú también te sorprendas ;-).

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

5 comentarios

5 comentarios
  1. Almudena 17/08/2017

    Hola soy Almudena, primero mi enhorabuena por el blog, me encanta, pero referente a este post está muy bien, aunque no creo que sea del todo cierto, que siempre recibes lo que das, pues en mi caso con mis herman@s siempre he intentado hacer lo que he podido por ellos, he buscado la manera de ayudarles en cualquier cosa o situación, por pequeña que fuera, siempre he estado ahí, y sin embargo he sido a la que han despreciado, me han difamado a sus hijos y familias para que en cualquier ocasión también me despreciaran, con muchos insultos, he perdonado muchas veces, lo he hablado y aun así me lo han seguido haciendo.

    Ahora después de muchos años, ya no confío en ellos, pues me hacen escenas feas en cualquier lugar que me reúno con ellos, y la verdad siempre intento no entrar en discusión. Yo sé que tengo temperamento y doy mis razones por las que no me parece bien lo que me hacen, pues aún así todo ha ido a más. Incluso me dijeron que por qué yo tengo que ser diferente, y la verdad no me veo diferente, solo intento seguir mi camino, luchar, pero mi espejo con ellos no ha resultado. No ha sido el reflejo de lo que yo he dado, nada que ver, eso no quiere decir que yo no me equivoqué.

    No quiero parecer que soy una prepotente ni nada parecido, nada de eso, pues no presumo de nada y soy bastante sencilla. Todo esto me creó mucha inseguridad y hasta hace un año, más o menos, que he reflexionado y analizado detenidamente y decidí que así no quiero vivir. Sin embargo con otras personas me sorprendo como sin hacer nada, nada especial, están ahí… no sé.

    Siento que estoy a un paso de cambiar mi destino, mi estrella y me esfuerzo porque creo que posiblemente vengan tiempos mejores y me permitan tener paz interior, la necesito… estoy en ello. Gracias a tí Vanessa por estar ahí, por tus palabras y fuerza.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 21/08/2017

      Muchas gracias, Almudena… Tal vez lo que has dado esté por volver a ti, o tal vez con el tiempo te des cuenta de algo, de para qué pasó todo eso con tus hermanos… Y entonces todo tenga sentido.
      Sea como sea, te animo a confiar en ello. De corazón creo que merece la pena :-).
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  2. Alexis Rivas 23/08/2017

    Hola Vanessa! Me veo reflejado en este mensaje, hoy la vida me está devolviendo lo mal que me he portado con mis semejantes. Quiero cambiar mi actitud y estoy pidiendo a Dios que me ayude a vencer el orgullo, que creo que es mi mayor enemigo. Muchas gracias por tus consejos.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 24/08/2017

      Qué bien, Alexis. Qué bonito camino el que has empezado… Disfrútalo, estoy segura de que lograrás vencer ese orgullo.
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  3. Alexis rivas 26/08/2017

    Amen muchas gracias vanessa asi lo creo.

    Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

¡SÍ, QUIERO!