Descárgate GRATIS la guía Cómo Defenderte cuando Alguien Traspasa tus Límites

Cuando vives esperando a que pase algo para ser feliz

Esperando algo para ser feliz - mujer en su sitio de felicidad

Dime una cosa que anheles en tu vida y que pienses que, cuando tengas eso, por fin estarás bien y serás feliz.

Piénsalo, ¿qué se te ocurre?

Por ejemplo, que cuando tengas una pareja, por fin serás feliz.

O que cuando ya estés trabajando de eso (lo que sea), por fin serás feliz.

O que cuando ya hayas resuelto ese problema, por fin serás feliz.

O, como una coachee que está preparándose para ser nutricionista y piensa que “cuando ya tenga mi consulta y mis clientes, y mis hijos sean un poco más mayores, yo ya voy a estar bien”.

Como si ahora estuviera en el camino a su felicidad, o en la antesala de su verdadera vida…

Y como si fuera que, cuando consiga eso, es cuando de verdad va a disfrutar, a relajarse, y a estar contenta y tranquila con su vida…

¿Te sientes identificada?

Vale, ¿te das cuenta de que vivir así es como estar esperando a algo externo que te salve?¿Cómo si tu vida no fuera real hasta que pase eso y que, solo cuando eso pase, tendrás la vida que quieres?

Si esto te suena, quiero darte algunas ideas:

1.Deja de vivir esforzándote.

Deja de vivir como si estuvieras en una etapa de “pico y pala”, y venga a luchar, y venga a esforzarte para que pase X, y entonces ya puedas calmarte y disfrutar de la vida.

¡Deja de matarte sembrando y empieza a disfrutar YA de la cosecha!

2.Si tu felicidad depende de que pase X, siempre será una felicidad instantánea.

Porque, si el sentirte bien depende de algo externo, la felicidad que te va a aportar eso va a ser momentánea. Tal vez seis meses, un año como mucho…

Vivir así, pensando que tu bienestar depende de que pase X, es vivir en una quimera. En un constante autoengaño en el que, una y otra vez, vas a estar anhelando algo.

Es decir, va a llegar una cosa y, en cuanto se te pase el subidón, empezarás a anhelar lo siguiente. Y, así, todo el rato…

3.Nada es seguro, y nada es para siempre.

Que consigas eso no es garantía de nada, porque hoy puedes tener el trabajo de tus sueños y mañana perderlo.

O puede ser que consigas ese trabajo, pero que al día siguiente te deje tu pareja.

Quiero decir que, en la vida, nunca deja de haber problemas. Nunca llegamos a un punto en el que todo esté ya resuelto y, a partir de ahí, el camino vaya a ser perfecto.

Porque nada es seguro y, si pones tus expectativas fuera, en cuanto algo se tambalee, volverás a hundirte y a sentir que te falta X para ser feliz.

Por eso, tu seguridad y tu bienestar has de apoyarlos en algo más estable y en lo único que depende de ti: tú misma.

4.Deja de idealizar.

Cuando toda tu vida gira en torno a que pase algo, cuando toda tu felicidad depende de que llegue X, sin duda estás idealizando eso que todavía no tienes.

Cuando te crees que va a llegar un momento en el que ya todo esté bien y tú simplemente estés ahí relajada, disfrutando en tu meta de lo que has conseguido, estás idealizando la vida.

Porque en la vida no hay una meta, ni un final del camino… El camino continúa siempre, con sus baches y sus imprevistos, con sus días de luz y sus días de tormenta…

Vaya, que la vida no es lineal, y no es como que llegas a un sitio y a partir de ahí ya es un remanso de paz… No es que te sacas una oposición, o que tus hijos son más autónomos, o que ya tienes pareja, y a partir de ahí todo es fácil. NO.

La vida es más bien un mar que a veces está más revuelto y otras más en calma. Un mar en el que a veces tienes que sostener la tormenta y, a veces, puedes relajarte un poco y dejarte mecer por las olas. Pero nunca, NUNCA, va a quedarse en calma para siempre.

Como mucho, lo único que sí que puedes conseguir, es que haya una calma interna, la calma de saber que tú vas a estar contigo siempre, en todas las tormentas que te encuentres (precisamente esa calma y esa seguridad en ti es lo que vas a conseguir con AMOR).

5.Te estás perdiendo tu vida.

Sí, si vives esperando a que pase X para ser feliz, no estás viviendo tu vida en el presente.

Porque estás tan proyectada en el futuro que estás desperdiciando y menospreciando lo que pasa ahora mismo en tu vida.

Y, creéme, tu presente es lo único que tienes y lo único que cuenta. Tu presente, y a ti misma.

6.Haz lo que necesites para sentirte bien en tu vida tal y como es hoy.

Si estas esperando a tener unos kilos menos para apuntarte a una app de encontrar pareja…

Si estas esperando a tener pareja para hacer un viaje que te apetece un montón…

O si piensas que “que yo estaré bien de verdad cuando pase x…”.

Da igual lo que sea que esperes. Si tu vida va de vivir esperando algo, siempre tendrás un X pendiente de conseguir. ¡Siempre habrá un nuevo anhelo!

Y el problema es que crees que necesitas eso, lo que sea, para estar a gusto contigo y para sentirte bien en tu vida. Pero no es así.

Por ejemplo, si piensas que el día que tengas pareja serás feliz, estás deseando tener pareja desde la carencia. Como si a ti te faltara algo y como si esa pareja fuera a venir a completar eso que te falta y a darte lo que no tienes.

Y se trata de que tú ya seas feliz y te sientas completa antes de que llegue esa pareja, para que tu felicidad no dependa de eso, sino de ti. Y para que, cuando estés en pareja, no te enganches a que cumpla con todas las expectativas que te habías montado que tenía que tener para que tú pudieras ser feliz. O para que no te enganches a sostener algo que no funciona porque piensas que si lo pierdes dejarás de ser feliz.

Por eso, y para eso, se trata de que estés a gusto en tu vida y de que te sientas bien en ella hoy.

Que te construyas una vida feliz ahora, con lo que tienes, con lo que ya hay en ella, y haciéndote cargo también de lo que necesitas.

Para que no seas esclava de algo externo y de algo que no depende de ti.

Y para que puedas sentirte bien sin necesidad de que llegue eso.

¿Que después llega? Pues genial, bienvenido sea el tiempo que dure, que ojalá sea mucho.

¿Que llega y no te sientes tan bien como pensabas? Pues lo dejas ir, y listo, porque tú ya te sentías bien antes de que esto llegara, porque tu felicidad no dependía de que esto pasara.

Porque ya hiciste ese viaje que deseabas hacer, sin necesidad de tener pareja…

O porque ya te sentiste valiosa y realizada, sin necesidad de tener ese ascenso en el trabajo…

O porque tú ya habías aprendido a amarte, sin necesidad de que llegara alguien que te amara (para esto, AMOR, aquí).

Y porque estás agradecida a lo que eres, y a lo que hay en tu vida, y lo disfrutas y lo vives plenamente cada día, sin necesidad de que pase X.

Y porque, en definitiva, todo está bien así, tal cual es a día de hoy.

¿Qué es, en tu caso, ese X que esperas que te haga feliz? Si quieres, puedes compartirlo conmigo en los comentarios aquí debajo, me encantará leerte.

Compártelo en tus redes

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

14 comentarios

14 comentarios
  1. Carmen 18/05/2023

    Mi marido falleció al mes de casarnos de forma repentina. Fue muy duro. Poco a poco aprendí que todo puede desaparecer en un segundo. Y lo único que no puede fallar somos nosotras mismas. Por si sirve de algo.

    Responder
    • Magnolia cuervo jiménez 21/05/2023

      Yo he sido una persona que he puesto en segundo plano mis prioridades y pensando en cosas y en personas que a lo largo de mi entrega me han decepcionado con su manera de actuar conmigo, y de eso estoy cansada y muy triste porque siempre he fomentado la solidaridad y la unión familiar y lo que he recibido son respuestas para sus propios intereses pasando por encima de mi, y yo sintiéndome mal, entonces ahora me he propuesto en trabajar más por mi.

      Responder
      • Vanessa Carreño Andrés 02/06/2023

        Hola Magnolia,
        Eso es, lo que hacen los demás no depende de ti, pero sí te sirve para saber qué es lo que no te estás dando a ti misma.
        Un abrazo,
        Vanessa

        Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 02/06/2023

      Hola Carmen,
      Sin palabras al leerte… Vaya palo tan duro, lo siento mucho.
      Claro que sirve tu experiencia, es un gran aprendizaje el que compartes, mil gracias de corazón por hacerlo.
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  2. Gemma 18/05/2023

    Hola!

    Pues yo conseguí muchos hitos y no era feliz, lloraba mucho y además me sentía culpable por no ser feliz con todo lo que tenía. Leía este post y me sentia identificada en muchas cosas. Finalmente, hice un proceso de Coaching To Be y mi prespectiva del mundo cambió por completo. Ahora, lo mismo de antes (e incluso menos) sí me hace feliz. Soy responsable de mi vida y mis decisiones. Soy compasiva conmigo y con los demás. Soy yo misma, con mis puntos fuertes y mis vulnerabilidades. Entendí la frase de “sé tu el cambio que quieres ver en el mundo”, me tomé la pildora roja de Matrix. Vivo mi vida a mi manera. ¿Me pasan cosas que no me gustan? sí, muchas. Pero ahora las acepto e intento aprender de ellas.

    Estoy muy agradecida por todo lo que tengo y muy agradecida a Vanessa por ayudarme en este proceso. Fue de las mejores decisiones que he tomado. Trabajé muy duro y sigo haciéndolo, pero para mi es la mejor manera de vivir.

    Muchas gracias, Vanessa!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 02/06/2023

      Qué bonito, Gemma. Qué bonito leerte y qué bonito recordar tu caminar y tu reencuentro contigo misma. Un placer haberte acompañado en ese despertar. Mil gracias por tus palabras.
      Un beso grande,
      Vanessa

      Responder
  3. Karla 19/05/2023

    Hola Vanessa!
    El X más valioso que tengo, es que cuando realice un viaje al extranjero (a cualquier país lejano) y permanezca por un tiempo ahí seré la más feliz. Y me impactó mucho la manera en que mencionaste que esto ocurre porque vivimos idealizando y proyectándonos en el futuro y olvidamos vivir en el presente, nos desconectamos de él. Me observé en esas líneas, siempre tengo presente, de una forma abrumante, que mi futuro depende de cada acción que realizo ahora. Sin embargo, vivo haciendo cosas, comportándome, esforzándome y relacionándome con personas que creo que me llevarán a cumplir ese X en el futuro. Y no me siento completa porque nunca puedo arriesgarme a hacer algo, no puedo disfrutar plenamente, es como una muralla gigante que impide que viva el presente.

    Gracias Vanessa!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 02/06/2023

      Hola Karla,
      Qué bien, me alegro de que el post te haya servido para darte cuenta de ese autosabotaje. Si todo es para mañana, nada es hoy ;-).
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  4. Susana 20/05/2023

    Inmenso Post, querida Vanessa! Graciassss por estos mensajes tan llenos de sabiduría. Un abrazo

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 02/06/2023

      Muchas gracias, Susana. A ti por leerme y compartir.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  5. Vera 15/06/2023

    Yo ya no puedo elegir mi horario de sueño. Tengo unos vecinos que además de ser pésimos como vecinos, resumiendo mucho, tienen una niña que llora todas las mañanas para que le hagan caso. Ni siquiera llora a la misma hora. Así que voy a tener que adaptarme a la idea de que, a partir de las siete, llantos y berridos me sacarán de mi descanso. Eso si hay suerte y la pobre no tiene un ataque de ansiedad en la madrugada y se pone a chillar.

    No tiene sentido hablar con alguien que en el pasado hizo una reforma a sabiendas de que iba a destrozarte medio piso, resumiendo mucho otra vez. La verdad es que no me extraña que su hija llore.

    Al final tendré que madrugar, así me despierto por mi cuenta y no con una criatura que tiene unos progenitores como los que describo.

    Yo sería más feliz con otros vecinos, pero como vivo con otra gente y no quieren problemas, y los vecinos estos no se van a ir…Pero no es justo y me frustra un montón depender de la ansiedad de una niña de tres años.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 15/06/2023

      Hola Vera,
      Gracias por compartir, es muy frustrante no dormir bien y despertarte cada mañana por algo así. Espero que encuentres una solución que te permita vivir tranquila y a gusto, ahí o donde sea.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
      • Vera 18/06/2023

        Muchas gracias por contestarme, Vanessa, y por tus palabras. Además la gente con la que comparto el piso “no quiere problemas” y defiende a estos vecinos siempre, además de que como digo nos destrozaron el piso a sabiendas. Nos costó ansiedad y disgusto y estuvimos semanas pasando frío, con las ventanas abiertas.

        Pero también lo he pensado, y al final la niña dejará de llorar. Dejará de llorar, porque se dará cuenta de que, por mucho que lo haga, no va a recibir la atención que espera de sus padres. Y luego no sé qué pasará. Yo tenía una compañera así en clase cuando era niña, y me estuvo acosando a conciencia durante meses.

        Al final sí que me temo que la solución será irme, porque el piso no es mío y sus dueños, como digo, no quieren defenderse. Hoy estos vecinos han estado haciendo ruido todo el día y no he podido descansar…no sé, igual se están preparando para ser una familia musical y salir por la tele y por eso mueven muebles, montan otro y botan una pelota al mismo tiempo. ¿Será una performance? Ay.

        Un cordial saludo Vanesssa, y buena tarde.

        Responder
        • Vanessa Carreño Andrés 10/07/2023

          Gracias a ti, Vera. Espero que pronto des el paso que necesitas para sentirte a gusto en tu casa :-).
          Un abrazo,
          Vanessa

          Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Vanessa Coaching to Be

Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA