Si quieres atreverte a salir de tu zona de confort, lee esto

Chico en azotea

¿Quieres atreverte a salir de tu zona de confort?

Claro que sí, todo el mundo quiere.

Pues voy a contarte algo que necesitas saber.

Hace unos días una lectora dejó un comentario en el blog en el que contaba que estaba buscando trabajo y que no encontraba nada. Que echaba cv´s, hacía entrevistas y nada. Y al final del comentario se preguntaba “¿Por qué no puede ser todo más fácil?”.

Hay muchas personas que se preguntan esto cada día.

¿Y quieres que te diga por qué no puede ser todo más fácil?

Primero, porque el Universo quiere probarte y comprobar si de verdad quieres conseguir tus objetivos. Esa es su manera de diferenciar a quien de verdad quiere algo de quien sólo dice quererlo.

Segundo, porque si todas las cosas fueran fáciles todo el mundo conseguiría sus objetivos. Y no puede ser que todos nos saquemos una oposición, que todos tengamos el mejor trabajo del mundo o que todos tengamos esposas y maridos perfectos.

Y tercero, porque las cosas no tienen que ser fáciles para que las hagas.

¿O en tu vida solo haces lo que te parece fácil?

Pero claro, muchas veces lo cómodo es decir “es que es muy difícil”.

Y es que, para muchos, el “es que es muy difícil” es la excusa perfecta para quedarse de brazos cruzados y no hacer nada.

Por eso, cada vez que alguien que quiere que le ayude a tener más seguridad y más autoestima me dice “pero es que conseguir eso es muy difícil”, le digo que no puedo ayudarle.

No porque yo crea que es fácil, sino porque la mentalidad de alguien dispuesto a salir de su zona de confort para conseguir algo no es la de quien dice “es que es muy difícil”.

El que dice eso antes de haber movido un dedo, lo siento mucho, aun no está preparado para cambiar.

Seguro que sabe que tiene que salir de su zona de confort.

Seguro que sabe que las cosas mágicas pasan fuera de ella.

Pero todavía no está dispuesto a hacerlo.

Y sin eso, sin decisión, sin determinación y sin actitud, no va a lograr nada.

¿Un jarro de agua fría para atreverte?

Pero siempre hay quien, dormido en su pasividad cotidiana, no despierta hasta que le cae un jarro de agua fría.

Sí, no deja de sorprenderme cómo muchas personas necesitan tocar fondo para coger las riendas de su vida.

Por ejemplo, necesitan que les echen del trabajo para buscar otro que de verdad les inspire y les haga sentirse realizados (y a veces, ni con eso).

O necesitan que su pareja se largue con otra persona para empezar a priorizarse, a valorarse y a disfrutar de la vida.

O necesitan perder al amor de su vida para aprender a entregarse y a querer sin condiciones.

¿Para qué esperar tanto? ¿Para qué perder tanto tiempo?

Y, aun sabiendo todo esto, siempre hay alguien esperando sentado a que le pasen las cosas que quiere que le pasen.

¿¿¿Pero es que todavía no nos hemos enterado???

¿Es que todavía no nos hemos enterado de que es imposible mejorar si no te arriesgas?

¿De que es imposible aprender si no te equivocas?

¿De que es imposible conseguir algo si no te mueves?

¿O alguna vez has visto cosechar a alguien que no hubiera sembrado antes?

Pues eso.

Foco en los obstáculos

Y, a pesar de todo, nos pasamos la vida mirando los obstáculos que nos separan de eso que queremos, y engañándonos con el “es que es muy difícil”.

Cuando el Universo no quiere a personas que se queden en su zona de confort para que no les duela o para tenerlo todo controlado.

Quiere a personas que se atrevan a perder el control para cumplir un sueño.

No quiere a personas que vayan por la vida evitando sentirse mal.

Quiere a personas que se atrevan a sentir lo malo y lo bueno, porque nada es solo malo ni nada es solo bueno, porque los que creen eso sólo viven vidas grises, y porque nada mágico le puede pasar a quien vive evitando sentir.

El Universo no quiere a personas que escapan de los conflictos y de los problemas.

Quiere a personas que los enfrentan, los resuelven lo mejor que saben y salen fortalecidas de ellos.

No quiere a personas que se quedan sentadas esperando a que otro levante la mano y después, cuando alguien lo hace, se lamentan de no haberlo hecho ellas.

Como dice uno de mis maestros cuando pide un voluntario en uno de sus talleres, “lo importante no es que salgas voluntario, lo importante es por qué no sales. Si te quedas sentado escuchando a la vocecilla del miedo, que te habla y te da mil excusas para que no salgas, deberías saber que mejorar no es compatible con seguir sentado en la silla. Que el miedo se supera con pequeños retos cotidianos, como salir voluntario aquí, donde lo peor que te puede pasar es que alguien te ponga cara rara”.

¿Lo pillas? Pues eso.

Y el Universo tampoco quiere a personas que viven esperando a estar motivadas para mover el culo (y perdón por la expresión).

Quiere a personas que se automotivan pensando en lo que van a conseguir, en por qué lo quieren, en para qué lo quieren, en lo que les va a aportar, en cómo será su vida cuando lo tengan…

Así es como se motiva uno, automotivándose.

Después, una vez que vas consiguiendo las cosas, ya es cuando tu recipiente de motivación se va llenando solo a base de tus logros. Pero al principio quien lo tiene que llenar eres tú.

Así que deja de pensar que para hacer algo tienes que estar motivado, porque es al revés. ¡Te motivas cuando lo haces!

De vidas chiquititas

Y, ojo, no te confundas, que no te estoy diciendo que arriesgarte y salir de tu zona de confort sea fácil, divertido o que te vayas a desternillar de la risa.

¡Claro que hay que pasar por una etapa de dolor, de miedo y de incertidumbre cuando te arriesgas y sales de tu zona de confort!

Lo único que te estoy diciendo es que nadie te va a regalar una vida feliz, una vida con sentido o una vida de satisfacción personal sino te la curras tú.

Y que la zona de confort se hace más y más grande a medida que te atreves a salir de ella…

Por eso hay tantas personas con vidas chiquititas, porque viven en zonas de confort chiquititas de las que nunca se atreven a salir.

Y ya te digo yo que algún día, cuando se den cuenta de que se les pasó la vida esperando, se arrepentirán.

Sí, ten por seguro que al final de tu vida principalmente te arrepentirás de lo que no te atreviste a hacer (no de lo que hiciste y te salió mal).

Te arrepentirás de haber decidido pensando en lo que podías perder, en vez de haber pensado en lo que podías ganar.

Y que ese arrepentimiento te va a pesar mucho más que todos los miedos que te estén frenando en estos momentos.

¿Piensas dar ejemplo?

Y, si tienes hijos, fíjate qué importante dejarles ese ejemplo.

Enseñarles que sólo pueden conseguir las cosas que intenten.

Y que es imposible que logren algo que no han intentado.

Como me decía antes del verano una Coachee que, después de muchos miedos a dejar su trabajo, se lanzó cuando se dio cuenta de que no le podía decir a su hija que se atreviera a conseguir sus sueños si ella, como madre y como ejemplo, no lo hacía.

Y cuando hablo de salir de tu zona de confort no me refiero sólo a ir a un restaurante nuevo o probar una marca de zumo diferente. Que tu vida se merece un poquito más que eso, y tú también te mereces un poquito más que eso ;-).

Así que mi propuesta es que seas un poco más ambiciosa.

Por ejemplo, que te atrevas a conocer a alguien, incluso a conocer a varias personas. Que tengas una cita, que te arregles, que te ilusiones, que coquetees… Y no quiero decir si tienes veinticinco años, entonces no tiene mérito… Me refiero a si andas por los cuarenta o los cincuenta…

Que te atrevas a sentarte con ese compañero de trabajo que siempre te ha caído regular. Incluso que le invites a un café.

O que le hables a ese desconocido que te ha llamado la atención y al que te gustaría preguntarle algo (y no me digas que nunca te has quedado con las ganas de conocer a un desconocido…).

Lo que sea.

Estoy segura de que sabes en qué necesitas salir de tu zona de confort…

Porque todos lo sabemos.

Y disfruta, disfruta de hacerlo independientemente de cuál sea el resultado.

Y confía en ti.

Y confía en que es posible.

Y acércate a lo que te haga sentir esa confianza.

Y compórtate como si ya tuvieras esa confianza.

Y vuelve a hacerlo, una y otra vez.

¿Te apuntas?

Si te apetece puedes proponerte un pequeño, pequeñísimo, reto cada día.

Incluso, si quieres, puedes contarlo en los comentarios aquí debajo.

O, mejor todavía, puedes hacerlo y después compartirlo conmigo aquí. Me encantará.

 

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

25 comentarios

25 comentarios
  1. Ana 18/10/2018

    Para mí salir de mi zona de confort ha sido ser capaz de decirle por fin a mi padre cómo me he sentido muchas veces con su actitud o sus comentarios. Nunca he sido capaz de decirle nada por miedo a perderle, por miedo a su reacción. Simplemente lo dejaba pasar autoconvenciéndome de que él era así y que si le quería tenía que aceptarle como era, pero me olvidaba de mí y de cómo me hacía sentir, me lo callaba todo… Curiosamente pasó algo que activó en mí cosas que creía superadas y todos esos sentimientos han salido a la luz. Pero esta vez, en lugar de dejarlo pasar, decidí escribirle una carta y decirle todo lo que pienso sobre él y sobre su actitud. Lógicamente para él ha sido duro leerme pero hemos podido sentarnos a hablar y llorar juntos y hablar de muchas cosas que nunca creí que sería capaz de decirle. Para mí esto ha sido liberador. He estado muchísimos años, más de los que me hubiera gustado, en mi zona de confort. Si no me enfrentaba a él todo seguiría igual y para mí era muy cómodo callarme, así evitaba el conflicto, pero cuando por fin he sido capaz de enfrentarme a mis miedos, de ponerme yo en primer lugar, escuchándome, dándome cuenta de que para seguir creciendo como persona necesitaba hablarlo con él y decirle como me siento con respecto a muchas cosas que ha hecho mal (siempre desde mi percepción, claro), ha sido cuando nuestra relación ha dado un cambio a mejor. Está claro que él no va cambiar pero por lo menos ahora sabe que puede hacer daño con su actitud y la próxima vez se lo pensara mejor. Estoy segura de que es ahora cuando mi relación con mi padre va a cambiar a mejor. Salir de mi zona de confort en esta relación ha sido una bendición 🙂

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 18/10/2018

      ¡Olé, Ana! Qué ejemplo tan bonito, este es el «salir de tu zona de confort» al que me refiero cuando hablo de vidas grandes. Estoy segura de que muchas personas se sentirán identificadas con lo que cuentas de la relación con tu padre. Y ojalá también muchas se sientan inspiradas a dar un paso como el tuyo :-). Felicidades de corazón, disfrútalo y siéntete muy orgullosa de ti misma.
      Un cariñoso abrazo,
      Vanessa

      Responder
  2. Eva 18/10/2018

    Me ha encantado, me ha venido como anillo al dedo, gracias.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 18/10/2018

      Qué bien, Eva. Me alegro mucho de que te haya llegado cuando lo necesitabas.
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  3. Ana 18/10/2018

    Hola Vanesa, no sabes cuanto agradezco tus consejos. Cuando veo un correo tuyo lo abro como si fueran a estar ahi todas las soluciones a los problemas… Y tengo que decir que a veces las encuentro a través de tus palabras. Mil gracias por esto, es agradable saber que alguien puede ayudarte sin conocerte. Al final nos hace más humanos saber que los problemas que podemos tener no son únicos. Gratitud infinita.
    Saludos
    Ana

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 18/10/2018

      Ana,
      No sólo los problemas que tenemos no son únicos, es que te diría que (casi) todos tenemos los mismos problemas… Cuando trabajas acompañando a personas para que se sientan capaces de resolverlos, pronto te das cuenta de que es así :-).
      Cariño infinito para ti, un millón de gracias, y un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  4. Josefa 18/10/2018

    Me encanto tu post!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 18/10/2018

      Me alegro mucho, Josefa, muchas gracias.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  5. Patricia 18/10/2018

    Me ha encantado el artículo, Vanessa. Me siento muy identificada al hablar de “vida chiquitita”. En estos momentos es como me siento y necesito un gran empuje para salir de mi confort. Gracias por ayudarnos con tus artículos. Un abrazo

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 18/10/2018

      Patricia, el empuje está en ti. Recuerda eso siempre.
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  6. Maria 18/10/2018

    «Por ejemplo, que te atrevas a conocer a alguien, incluso a conocer a varias personas. Que tengas una cita, que te arregles, que te ilusiones, que coquetees… Y no quiero decir si tienes veinticinco años, entonces no tiene mérito… Me refiero a si andas por los cuarenta o los cincuenta…».
    En este comentario no sé de verdad cómo hacerlo. Me gustaría conocer a alguien pero no se da. Y sí me arreglo y pongo ilusión, pero no se da. ¿Me podrías decir entonces qué hacer? Gracias.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 21/10/2018

      María, no sé qué estás haciendo ni qué te falta por hacer. Tal vez el obstáculo sea interno, algo como que te falte confianza en ti o que tengas la sensación profunda de que no mereces conocer a alguien… No lo sé. Sí sé que cuando estamos preparados y abiertos a que algo pase, y ponemos los medios para que pase, es mucho más fácil que termine pasando… Lo primero se refiere a tu mentalidad. Lo segundo a crear un camino que te lleve a tu objetivo, por ejemplo moverte por entornos nuevos o aprovechar las redes sociales para conocer gente…
      Un abrazo y mucha suerte,
      Vanessa

      Responder
  7. Io 18/10/2018

    Hola!!

    El post, como siempre, genial y muy ilustrativo. Muchas gracias por compartirlo 🙂

    Hay una cosa que me llama la atención y es que dices que si no deseamos verdaderamente algo y nos esforzamos por ello, el universo como que se confabula para no dártelo porque «cree» que no eres merecedora de ello. O eso es por lo menos lo que yo he entendido 🙂 .
    Pero muchas veces se dan casos en que realmente quieres algo de verdad, te esfuerzas y luchas por ello infinitamente y al final, no lo acabas consiguiendo, a pesar de que lo quieres realmente y has puesto todas tus fuerzas para llegar a esa meta. Ahí el universo está siendo muy puñetero y perdón por la expresión 🙂

    Comparto lo que dices en el post, pero escribo este comentario porque en el día a día, he visto como personas muy allegadas han luchado por aquello en lo que han creído, dándolo todo y sacrificándose muchísimo y al final, no lo han conseguido. ¿Cuántas veces tienen que perseverar? ¿Por qué se supone que si creen por lo que luchan, lo conseguirán…?
    Ya sé que la vida no es justa ni de color de rosa, pero cuando ves situaciones como éstas, da mucha rabia.

    Muchas gracias y saludos 🙂

    Responder
    • Andrés 21/10/2018

      Desde mi punto de vista. Aqui entra mucho en juego tu creatividad.
      Es recomendable no ir por un solo sueño, porque la mayoria tenemos varias pasiones o varios sueños. Varios famosos y artistas reconocidos no han logrado todos sus sueños pero al menos si varios o uno.
      Acá tienes que ser muy creativo porque debes ir probando diferentes estrategias para lograr tu sueño ya que si siempre haces cosas similares puede que no funcione.
      Tienes que estudiar que es lo que ha hecho lograr el exito a personas que destacan en el área que vos tambien quieres destacar.
      Hasta Disney tuvo problemas un tiempo pero es muy inteligente porque estudia siempre las nuevas tendencias para seguir siendo exitoso y mantenerse en la cima. En el año 2019 sacará su propio streaming y se fue preparando antes por eso compro Fox y sacara sus peliculas de Netflix.
      Tambien puedes hacer como si ya lo hubieses logrado (visualización), te ayuda para ser mas positivo@.

      Responder
      • Vanessa Carreño Andrés 21/10/2018

        Andrés, me han encantado tus dos comentarios. Están llenos de acción y de foco. Ese deseo claro de ser fiel a tu esencia, de ir conquistando tus miedos, de aprovechar tu juventud, de cambiar de estrategia si una no funciona, de aceptar el fracaso… ¡Guau! Felicidades, creo que eres un maravilloso ejemplo de cómo lograr nuestros objetivos.
        Un abrazo grande,
        Vanessa

        Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 21/10/2018

      Hola,
      Muchas gracias, muy buen apunte :-).
      Lo que creo es que cuando de verdad deseas algo, te sientes merecedor de ello y te esfuerzas por conseguirlo, el universo te lo pone más fácil.
      En los casos en los que vemos que otras personas no consiguen algo, te diría que no sabemos lo que les pasa por dentro, cuáles son sus obstáculos o sus creencias limitantes. Tú puedes resolver las tuyas, no las de otros.
      Y también creo que muchas veces el universo sabe que un objetivo no es realmente nuestro y no nos lleva a él, por el motivo que sea, porque quiere llevarte a otro lugar o por lo que sea. Y que esto se entiende mejor cuando pasa el tiempo y echas la vista atrás…
      Pero ten en cuenta que esto son sólo mis creencias, y no tienen por qué ser ciertas ;-).
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  8. Penélope 18/10/2018

    Lo has vuelto hacer: el post es justo lo que necesitaba hoy. Quiero dejar mi trabajo y a mi pareja. Desde fuera nadie lo entendería, pero no soy feliz. No me atrevo a soltar, porque puede que el cambio sea para peor… ayyyy.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 21/10/2018

      Hola Penélope,
      Me alegro de que el post te haya servido. Pues ya sabes, la única manera de saber cómo será un cambio es hacerlo. Sólo así podrás saber si era para mejor o no. En la vida hay que correr riesgos, y te aseguro que cuando lo haces te sientes tan bien contigo mismo que aceptas el resultado, sea cual sea. Además, si no eres feliz, ¿qué podría ser peor?
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  9. Jessica 18/10/2018

    Hola!! Muy bueno el post… Mi zona de confort es mi trabajo, soy empleada púbica, ya estoy cansada. He pedido pase a otras áreas y siempre es una negativa. Voy a seguir luchando para que me cambien de área a alguna actividad que me guste más. Y la otra opción es conseguir otro trabajo, lo que es mas «difícil». Como tú dices que nos quedamos con lo más fácil, pero en este caso también está en juego el ámbito económico. Me quiero independizar y por lo tanto no podría aceptar cualquier trabajo con poca remuneración. Aunque soy profesional, nunca he ejercido de forma independiente, lo que me gustaría hacer también en algún momento, o dedicarme completamente a la docencia (mi segundo trabajo). Tengo 26 años, también me gustaria irme al exterior a trabajar y probar nuevas experiencias, pero uno se queda con lo seguro de donde sabe que no le pueden echar aunque no sea feliz.

    Gracias besos!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 21/10/2018

      Jessica, ¿quién se queda con lo fácil? ¿Quién se queda con lo seguro aunque no sea feliz? Hablas en general y no sé a quién te refieres. Supongo que el objetivo es hablar de ti. ¿Con qué te quieres quedar tú?
      Otra cosa es que valorando pros y contras elijas quedarte donde estás por motivos económicos o por lo que sea. Pero date permiso para elegir por lo que quieres y lo que te inspira. Que no sean esos miedos los que te muevan…
      Besos y sonrisas,
      Vanessa

      Responder
  10. Gabriel 18/10/2018

    Muy buen relato, y me lo compro, porque es muy sensato. Pero disculpa, la existencia se mueve por el «más fuerte», y eso permite cambiar, que es lo mismo que evolucionar. Y dicho esto, les debo decir que cada uno de Uds esta aquí porque sus genes fueron más fuertes y superaron muchas barreras, generaciones de barreras, por lo que solamente deben tomar conciencia de lo que han hecho y quedarse en la zona de confort o cambiarla si no les acomoda…

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 21/10/2018

      Muchas gracias por tu aporte, Gabriel. Es muy interesante.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  11. Andrés 21/10/2018

    A mi lo que me esta impulsando a salir de mi burbuja es que sin ser fiel a mi esencia no soy nadie, es como vender mi vida.
    Voy a trabajar en mi confianza, en creer más y aumentar mi valor.
    Y es solo atreverse. Hice mi lista larguisimaaa de miedos a conquistar, de pequeños a grandes y despues de conquistar cada uno me daré una recompensa.
    Algo que tambien me impulsa mucho es mi edad porque ya viví 20 años y jamás vuelves a tener la misma edad de nuevo. Veo tantos chicos más jovenes como Billie Eillish de 16 años que se expresan al mundo su arte increible y yo me estoy haciendo mayor. Así que no quiero seguir desperdiciando mi juventud.
    Eres increible, gracias ❤.

    Responder
  12. Jandi 01/11/2018

    Wow. Esto era realmente lo que necesitaba escuchar, de verdad que pondré tus consejos en práctica porque tienes razón, por miedo no me he atrevido a hacer muchas cosas y esto hace que me sienta atascada y no avance. Saludos y gracias por tus palabras. 🙂

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 04/11/2018

      Qué bien, me alegro mucho de que el post te haya servido. Disfruta cada paso que des ;-).
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

¡SÍ, QUIERO!