Descárgate GRATIS la guía Cómo Defenderte cuando Alguien Traspasa tus Límites

Dos claves para estar en Tinder y que te salga bien

Pareja riendo - estar en tinder y que te salga bien

Pregunta del millón: ¿Cómo se hace para estar en Tinder y que te salga bien?

Ojo, que con que te salga bien no me refiero a que consigas lo que has venido a buscar al Tinder, sino a que no te hagas daño, ni lo pases mal mientras estás ahí. A que lo disfrutes y sea algo agradable y placentero.

Porque, que consigas pareja o no…

Que conozcas a algún amante bonito o no…

Que tengas un rollo de una noche, alguna aventura divertida o hagas una amistad duradera… cualquiera de esos objetivos, dependerá de muchos factores. Y, sobre todo, si buscas algo en serio y a largo plazo, nadie te puede garantizar que se cumpla.

Pero que salgas de ahí sana y salva, sí. Y a eso me refiero con que te salga bien, a que la experiencia sea buena, el balance sea positivo y tú te quedes satisfecha.

Mira, casi cada día conozco a alguna mujer a la que le gustaría probar esta red social o alguna otra similar, pero le da miedo lo que pueda encontrarse ahí.

Y, si tú también eres de éstas, la intención de este post es decirte que en Tinder se puede estar bien y conocer a gente estupenda. Sí. Pero hay que saber usarlo.

El problema es que hay muchas personas que se meten en Tinder sin estar preparadas de verdad. Sin haber hecho un trabajo interior y sin haber reflexionado sobre las normas para estar ahí. Y por eso salen escaldadas y hablando del último disgusto que se han llevado o de que “ahí es imposible estar sin amargarse”.

Y, oye, que cada una es libre de elegir de qué manera conoce gente, pero está claro que las redes sociales para ligar cada vez se estilan más, así que es importante saber utilizarlas.

El Tinder es como un mercadillo

Mira, que después de hablar con cincuenta personas tengas una o dos experiencias negativas es algo normal. Vaya, que es algo que te podría pasar de la misma forma afuera de la app (la diferencia es que en el Tinder conoces a muchas más personas en menos tiempo).

Lo que no es normal es que todas tus experiencias ahí hayan sido negativas. En ese caso, siento decirte que el problema no es el Tinder :-(.

Es como si alguien que va a un mercadillo todos los domingos siempre acaba volviendo a casa con veinte cosas que no quiere. ¿Cuál sería la solución? ¿Qué deje de ir a ese mercadillo? No, es que el problema no es el mercadillo.

Pues con el Tinder es lo mismo. Si en un lugar en el que hay de todo, lo mejor y lo peor de cada casa, tú siempre te encuentras con lo peor, la solución no es demonizar al Tinder, sino ver -con cariño y sin culpa- qué es lo que te está pasando a ti (en qué te fijas, cómo filtras y desde qué lugar te vinculas).

En mi caso, si me sigues en Instagram, seguramente sabes que soy una defensora del Tinder y redes sociales del estilo. Que mi experiencia cada vez que he estado ahí ha sido muy buena y que he conocido a gente estupenda (obvio que te encontrarás a personas en las que puedes confiar y a personas en las que no, la clave es saber distinguirlas).

“Ya, y eso, ¿cómo se hace?”, me preguntan mucho.

“¿Cómo se hace para estar en Tinder y que te salga bien?”

Bueno, pues por eso mismo hace tres meses quise hacer un experimento: decidí probar a quitar el filtro que estaba haciendo (y que a mí me estaba funcionando tan bien).

¿Resultado? Nefasto. En un mes acumulé todas las malas experiencias que no había tenido hasta ahora: personas que sientes que te están mintiendo y ocultando algo, gente que desaparece de la noche a la mañana sin decir nada, reservarte un día para pasarlo con alguien y que te plante en el último momento…

Bueno, fataaal. Si esa es la otra cara del Tinder, no me extraña que haya tantas personas que se frustran, se desesperan y se llenan de rabia de ver que pueda haber gente tan poco educada y respetuosa.

Por supuesto, cerré mi experimento, saqué conclusiones y recuperé mi filtro. El mismo que utilizan muchas de las mujeres que trabajan conmigo y que hace que su paso por el Tinder termine siendo una experiencia super chula 🙂 (si tú también quieres, rellena este formulario).

Y de ese filtro te quiero hablar. Porque lo más importante para estar en Tinder y que te salga bien es tener un buen filtro.

¿Cómo va eso del filtro? Pues son dos cosas, te cuento:

1.Limpia bien tu filtro interno.

Y esto consiste en que tengas tu radar interno, tus sensaciones y tu intuición súper afinadas. Vaya, que sepas escuchar sin ningún ruido ni interferencia cómo te hace sentir alguien, y que te fíes al 100% de ello…

Claro está que esto tiene que ver con cuánto confías tú en ti misma. Porque si no te validas a ti misma, si te pones excusas, si te echas la culpa, si dudas de ti o empiezas a justificar al otro o a intentar entender por qué hace lo que hace, es imposible que escuches algo claro dentro de ti.

Te aseguro que cuando tú te conoces, has identificado la mierda que suele atascar tu filtro interno y has aprendido a limpiarlo y a escucharte, se vuelve mucho más fácil eso de estar hablando con alguien y sentir con certeza si puedes confiar en esa persona o no.

Eso, tener tu filtro bien limpio, hará que seas capaz de escuchar cuándo alguien no te transmite confianza, cuándo hay algo que no te encaja, cuándo hay algo que te rechina…

Y, entonces, puede ser que alguien te cancele una cita con la excusa más inverosímil, en plan “se me ha caído un coco en la cabeza al salir de casa”, y sientas que puedes creer a esa persona, porque antes te había transmitido honestidad y consistencia. Lo mismo que puede ser que alguien te cancele una cita con una excusa creíble y tú sientas que no, que te lo veías venir y que este tío no es serio.

Vale, pues eso es tu filtro interno. Y tiene que estar activado y reluciente desde el momento en el que te haces un perfil en una de estas redes sociales.

Y, por supuesto, que tu filtro interno también tiene que ver con sentir que tú puedes encontrar lo que buscas. Que puedes gustar. Que puedes conocer a una persona interesante. Que esa persona puede fijarse en ti. Que puedes llamar su atención. Que tú vales por ti (y no solo por tu cuerpo o por gustarle o dejarle de gustar a alguien). Que si una persona te rechaza eso no dice nada malo de ti. Que eres una tía estupenda y te sientes a gusto en tu piel. Que te puede salir bien. Que te mereces que te salga bien…

Sí, tu filtro interno también es todo lo que piensas de ti.

2.Ajusta bien tu filtro externo.

Y con esto me refiero a que es super importante que tengas unos estándares mínimos clarísimos y que no te los saltes por nada del mundo, ¡ni aunque te salga el perfil del mismísimo Brad Pitt!

Es decir, que hayas reflexionado al respecto y tengas unas normas de uso de la app que vayan contigo hasta la tumba.

Véase, no dar jamás like a perfiles sin foto. O no dar like a alguien que salga con gafas de sol en todas las fotos. O no dar like a alguien que no haya escrito nada en su bio. O no dar like a alguien que haya dedicado cinco líneas a criticar a las mujeres y a quejarse de cómo está el panorama…

Y que, una vez que tengas definidas tus normas, las tengas super presentes cada vez que valores si darle like a alguien o no dárselo, y que nunca hagas excepciones.

Y da igual que sea alguien que cumple muchas de las cosas que tú quieres. Si hay una de las que tienes claras que no la cumple y que es importante para ti, no te pongas excusas y dale a la X (ahora será fácil descartar, pero más adelante ya no).

Mira, en mi caso, si en algún momento con un perfil tengo dudas, pienso si yo haría eso mismo que estoy viendo en su perfil. Y, si no lo haría ni loca, es que esa persona no va a encajar conmigo (ojo, no quiero decir que lo esté haciendo mal, tan solo que no es para mí).

Te aseguro que con el filtro interno bien limpio y con el externo bien ajustado puedes estar en Tinder y que te salga bien y que conozcas a personas interesantes que encajen en lo que tú buscas en ese momento (garantizado).

Y, también, que estar ahí sin el filtro limpio y ajustado se puede convertir en un verdadero martirio.

¿Qué me dices? ¿Cómo ha sido tu experiencia en estas apps y qué piensas de lo que te he contado? Si te apetece puedes contármelo en los comentarios aquí debajo.

Compártelo en tus redes

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

2 comentarios

2 comentarios
  1. Pilar 14/03/2024

    Hola, me ha encantado tú post Vanessa y me gustaría aportar mi granito de arena como ” usuaria ” de esta red hasta hace poco. Mi experiencia en general ha sido buena, es decir, las personas con las que he quedado cumplían mis expectativas de lo que yo “presuponía” que iban a ser. Eso no quiere decir que después surgiera feeling mutuo, pero si las citas han sido agradables sin ninguna mala experiencia, así que deduzco que tengo mi filtro más o menos bien, jaja. Por otro lado, comparto la idea de que Tinder es un reflejo de nuestra sociedad, un poco lo que puedes encontrar saliendo de fiesta, etc., etc., pero si es cierto que pierde la naturalidad de los encuentros espontáneos, esa intuición cuando puedes ver el lenguaje verbal y no verbal de la otra persona, y por supuesto que ves su imagen a tiempo real que con los filtros y fotos del pasado ya sabemos lo que pasa.
    No obstante una de mis reglas siempre ha sido tener una primera cita lo antes posible, y si es posible una llamada de teléfono, creo que el escuchar la voz de la otra persona también te puede dar mucha información, aunque no es excluyente.
    Mi experiencia no ha sido de éxito, podríamos decir, no he encontrado pareja, compañero o como queramos llamarlo, pero si es una buena forma de practicar, como yo digo, para no caer en la pereza, y bueno, siempre es positivo conocer a personas nuevas. Eso sí, me niego a desechar la posibilidad de conocer a alguien de una forma natural y no a través de una pantalla, creo que nos falta practicar el tú a tú, bueno al menos a mí. 😉

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 19/03/2024

      Hola Pilar,
      Muchas gracias por comentar. Nada que añadir a lo que dices, lo comparto en gran parte y creo que hay una parte de espontaneidad y magia que se pierde de esta manera. El que surja algo entre dos personas sin planificarlo, estoy de acuerdo en que eso se pierde… Sí, pero creo que el Tinder es solo una forma de encontrarse y que después se puede seguir de manera natural practicando el tú a tú cara a cara y viendo qué ocurre. Hay algo que se pierde, de acuerdo, pero también se gana el poder conocer a personas con las que no coincidiríamos de otra forma. Y eso también es mágico :-).
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Vanessa Coaching to Be

Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA