ÚLTIMOS DÍAS para apuntarte a LÍMITES con el precio súper reducido del 40%

Doce señales de que tu pareja tiene un apego evitativo

Doce señales pareja apego evitativo - pareja

¿Te encuentras con personas que ponen distancia y rehúyen el compromiso? ¿Sientes que tu pareja va a su bola y no cuenta contigo? Entonces es posible que tiendas a vincularte con personas con apego evitativo.

Hace poco te hablé de las señales de que tienes un apego ansioso con tus parejas.

Y ahora quiero contarte las señales de que tu pareja tiene un apego evitativo.

¿Por qué cuando hablé del apego ansioso me refería a ti y ahora al hablar del evitativo me refiero al otro? Pues porque quien sufre en las relaciones y busca ayuda es quien tiene un apego ansioso. En cambio, quien tiene un apego evitativo cree que el problema lo tiene el otro y, por lo general, no se hace preguntas de por qué le pasa lo que le pasa en sus relaciones. Por eso es más difícil que esté leyendo este post.

Ojo, eso no significa que tú no puedas tener un apego evitativo. Es posible que sí, y que desde ahí te cuentes que no encuentras a la persona apropiada.

Así que, tanto si es para reconocerte a ti como si es para reconocer a las personas con las que te emparejas, te voy a hablar de cómo es este perfil.

Como te conté en aquel post, que en tu infancia hayas recibido un amor incondicional y que te hayan enseñado a darlo, o no, es lo que marcará que tengas un estilo de apego seguro o inseguro.

Y dentro del apego inseguro están el ansioso y el evitativo (también el desorganizado, que es el que mezcla rasgos de los dos, pero eso ya daría para otro post y ahora no quiero liarte más la cabeza).

Y el apego evitativo, del que voy a hablarte aquí, es el que, al no haber recibido cariño ni atención, y al haber sentido que sus referentes le abandonaban, le rechazaban o ponían distancia cuando buscaba afecto, ha aprendido a aislarse, a evitar el contacto con el otro y a tener mucho miedo de sus emociones y de expresarlas.

Por eso huye de la conexión, del vínculo, de la intimidad y del compromiso.

Porque, como confía poco en los demás y le asusta la proximidad, evita tener relaciones cercanas.

Es decir, la distancia le hace sentir seguro porque le protege de sentirse herido, y la cercanía le hace sentir inseguro porque le expone a que le hagan daño.

Por eso encajan tan bien el apego ansioso con el evitativo, porque donde el apego ansioso conecta con el miedo y se vuelve más dependiente cuando el otro se aleja, el apego evitativo conecta con el miedo y se vuelve más distante cuando el otro se acerca demasiado. Así es como un ansioso tiende a engancharse con un evitativo, y al revés.

Dicho esto, a modo de introducción, vamos con las doce señales de que tu pareja (o tú misma) tiene un apego evitativo:

1.El perfil evitativo necesita estar solo y se agobia cuando está en pareja o alguien se le acerca demasiado.

Ojo, esto no significa que no vaya a tener pareja o que siempre vaya a estar soltero, pero sí que, aunque esté en pareja, es como que hay una barrera que no deja que los demás traspasen, que se las arregla para mantenerles a distancia.

Es como que sí pudiera conectar con el otro a un determinado nivel, por ejemplo, sexual o en aficiones, pero no de una forma completa, y siempre manteniendo una cierta distancia y algo que le sirva de vía de escape cuando lo necesite.

2.Una persona con apego evitativo no es claro ni en su comportamiento ni a la hora de expresar sus sentimientos.

Lo mismo te dice algo super bonito, en plan “quiero estar contigo siempre”, que desaparece por dos días.

Lo mismo pasáis un día maravilloso en el que sientes una conexión super profunda, que al día siguiente te dice que no quiere nada serio.

Es decir, el perfil evitativo te genera mucha confusión porque hay mucha ambigüedad en sus actos y en sus palabras. Y también puede ser que le sientas cercano en lo que te dice, pero que con sus actos te demuestre todo lo contrario.

3.El perfil evitativo tiende a encontrar muchos defectos en su pareja (donde un apego ansioso idealiza y solo ve las virtudes de su pareja, el evitativo solo tiene ojo para los defectos) y a ver lo malo más que lo bueno, porque es una de sus estrategias inconscientes para no vincularse demasiado a esa persona.

Los evitativos solo son capaces de valorar lo bueno cuando toman distancia, pero en cuanto vuelven a acercarse al otro saltan de nuevo todas las alarmas y vuelven a poner el foco en los defectos.

4.El perfil evitativo lleva puesta una especie de coraza para evitar el contacto emocional con el otro (recuerda que, cuando en su infancia lo ha necesitado, no lo ha tenido).

Pero, como no es consciente de sus miedos a vincularse y los reprime a través de ese mecanismo de defensa que es mantener la distancia, lo que suele hacer es señalar y acusar a su pareja de ser demasiado dependiente.

Como me contaba una coachee con apego evitativo (si tú también quieres trabajar conmigo, puedes rellenar este formulario para tener una sesión de valoración), “cuando veo que la cosa se pone más seria me alejo. En cuanto veo que el hombre al que estoy conociendo se pone cariñoso o quiere hacer más planes conmigo, me entra el miedo y me largo”.

Es como un constante “quiero, pero no quiero” en el que la coraza y el alejarse hace que el apego evitativo se sienta seguro.

Por eso también es el típico perfil con el que la relación sube mucho de golpe al comienzo y en un determinado momento la intensidad baja de golpe. Como si pasaran de pensar que han encontrado al amor de su vida a necesitar alejarse y no querer saber más de esa persona. Y todo ello para seguir sintiéndose independientes, porque su mayor miedo es sentir que dependen del otro.

5.Los mecanismos de defensa que utiliza un apego evitativo para alejarse del contacto íntimo pueden ser muchos, pero todos vienen a ser lo mismo: tomar distancia.

Puede ser que diga que no esté preparado para comprometerse, puede ser que sea infiel o que tontee con otr@s, puede ser que esté muy pendiente de los defectos de su pareja, que esconda cosas, que no se deje conocer, que te mantenga al margen de su vida y de su gente, que evite el contacto físico en público, que se resista mucho a decir “te quiero”…

Y también cosas menos obvias, como alejarse cuando la relación avanza, pensar mucho en su ex pareja, tener idealizado a alguien del pasado o a alguien que está por llegar o fijarse siempre en personas que no están disponibles (que ya tienen pareja, que viven lejos, etc.).

6.El perfil evitativo piensa que no necesita a nadie, que consigo mismo le vale, que pedir ayuda es de débiles y que cuanta menos intimidad mejor. Por eso mismo tampoco soportan a las personas dependientes ni sentir que su pareja depende de ellos.

Y te lo explico mejor con palabras de una coachee: “siempre me he contado que soy una chica independiente, pero ahora que estoy empezando a escuchar esos nervios en el estómago me doy cuenta de que me da miedo el vínculo”.

(Como puedes ver, una cosa es lo que está pasando y otra muy distinta lo que tú te cuentas sobre lo que está pasando…).

7.Alguien con apego evitativo no entiende ni expresa sus emociones. Ya no es que no las escuche, es que le avergüenzan y le agobian, así que las bloquea. Por eso desde fuera pueden parecer personas frías y distantes.

Es como el típico autosuficiente emocional (aunque eso no significa que no tenga necesidad de aprobación, ojo) que parece que puede con todo y al que nunca le duele nada.

Por eso, por esa frialdad y esa falta de conexión, no es capaz de estar de verdad con el otro ni de compartir de una manera auténtica, por lo que es difícil que su pareja se sienta satisfecha a su lado (y más difícil todavía si esa pareja tiene un apego ansioso).

8.Un perfil evitativo no valida las emociones de su pareja ni las tiene en cuenta.

Tiene mucha dificultad para leer los sentimientos del otro y para ponerse en su lugar y no se le da bien captar las señales que su pareja emite para transmitirle sus necesidades.

Se siente atacado y se pone a la defensiva fácilmente, ante una queja o petición.

Si, por ejemplo, su pareja le transmite su malestar por algo, un evitativo responderá que es cosa suya, que se lo toma todo a mal, que es una exagerada o que es demasiado sensible…

Es decir, invalida sus sentimientos y los del otro.

Y tu sensación, si estás con alguien así, es que no tiene nada en cuenta tus necesidades.

9.Un evitativo tampoco sabe tener en cuenta los intereses de su pareja.

Es como que va a lo suyo, ignora las críticas, evita el conflicto y, si le dices algo, te cambia de tema, se justifica o no te escucha…

Y tú sientes que, por más que intentas explicar lo que te pasa o lo que necesitas, es como que el otro no te entiende.

10.El apego evitativo genera relaciones distantes, en las que no hay profundidad, en las que todo es muy superficial y sientes que no le conoces de verdad.

Es como si siempre te toparas con un muro que no puedes traspasar y que hace que la relación no avance.

Por ejemplo, puede ser que lleves mucho tiempo queriendo dar un paso en la relación e irte a vivir con esa persona o tener hijos, pero siempre pasa algo por lo que ese momento no llega, y cuando te das cuenta llevas años esperando.

11.Alguien evitativo no se hace responsable de lo suyo, porque tiene muy poca capacidad de autoanálisis y porque siempre piensa que el problema lo tiene el otro.

Sus pensamientos a este respecto son tipo a “la culpa es suya porque quiere cambiarme”, “pretende robarme mi libertad”, “tanta queja es la prueba de que esta persona no es suficiente para mí”.

12.Y, por último, alguien evitativo tiende a desconfiar de los demás, a malinterpretar lo que hacen y a pensar mal de sus intenciones.

Y hasta aquí las señales para reconocer a un evitativo. Tanto si te has dado cuenta de que encajas en este perfil como si has reconocido a tu pareja en él, me encantará que lo compartas conmigo en los comentarios aquí debajo.

Compártelo en tus redes

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

52 comentarios

52 comentarios
  1. Isabel 21/04/2022

    Muy buen post, Vanessa. No es la primera vez que leo sobre este tema porque me parece fascinante y explica muchos de los problemas que tenemos con la pareja. Me encantaría que escribieras uno sobre lo que has dicho al comienzo, la mezcla de ansioso y evitativo, que da lugar a un estilo desorganizado.
    Yo misma rompí una relación con alguien evitativo hace más de dos años, y fue lo mejor que pude hacer. Fue una relación muy desgastante y sumamente tóxica donde había apoyo emocional cero por la otra parte. Sin embargo, me he preguntado a veces si tengo rasgos de los dos estilos. No soy dependiente en la relación en absoluto pero sí puedo experimentar algo de ansiedad, que se exacerbó (de forma desconcertante y nueva para mí) con alguien evitativo. Sin embargo, he tenido relaciones con personas de este perfil o poco disponibles cuando en realidad busco un vínculo de otro tipo. O eso es lo que creo. ¿Cómo reconocer en uno mismo si tenemos rasgos de ambos estilos de apego o cómo reconocer miedo a la relación, a depender de alguien o a sufrir /ser vulnerable aunque estés feliz y con una persona emocionalmente sana? Gracias por tu trabajo!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/04/2022

      Hola Isabel,
      Sin conocerte, basándome solo en lo que nombras en tu comentario, no dices nada que me haga pensar en rasgos evitativos. Y también es posible que una persona con un apego seguro se sienta insegura y tenga ansiedad en una relación con un evitativo. Quiero decir que tener un apego seguro no significa que no te sientas insegura en ningún lado. El evitativo tiene conductas muy ambiguas que pueden generarte ansiedad sin que eso signifique que tu apego sea ansioso.
      Y creo que la única manera de saber si en el fondo hay miedo a algo es conocerte e ir profundizando en ti. Quitar todo eso que yo llamo “la paja” para desenterrar tu parte más auténtica.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  2. Rebeca 21/04/2022

    Hola Vanessa. Waooo cuando dijiste lo de apego ambivalente me sentí identificada Tengo herida de rechazo y abandono. Entonces tengo esa mezcla que siento que no quiero que me invadan ni dependan de mí peeeero al mismo tiempo quiero un vínculo cercano y a veces me pongo ansiosa pero nunca lo demuestro.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/04/2022

      Hola Rebeca,
      Las personas con un apego ansioso, cuando no están en pareja, también pueden sentir miedo a vincularse, si en otras ocasiones les han hecho daño. La cosa es que cuando comienzan una relación se preocupan mucho por la relación y se apegan por completo al otro (aunque a veces lo expresen y otras veces se guarden todo ese run run hacia dentro), porque tienen mucho miedo a perderle.
      Por aclararte un poquito, que no sé cuál es tu tipo de apego pero sí que es cierto que a veces confundimos rasgos del ansioso con el evitativo, y éste no tiene ansiedad ni preocupación por la relación.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  3. Maria 21/04/2022

    Buenos días
    Despues de 2 años sin saber de mi ex pareja, retomamos en diciembre. Acabo de terminar la relación de nuevo porque veo que todos los cambios que me ha contado son mentiras.
    Pero no puedo dejar de pensar en ello, ni dudar de si estoy haciendo lo correcto.
    ¿Cómo puedo cambiar estos pensamientos recurrentes???
    Gracias un saludo

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/04/2022

      Hola María,
      Me viene hacer un símil. Suponte que tienes un alimento en el frigorífico que te ha sentado mal, que después de comerlo te tuvo toda una noche vomitando. Pero al día siguiente, cuando ya estás mejor, piensas que igual no fue para tanto, que igual no es tan malo, y lo vuelves a comer. Y vuelves a pasar toda una noche vomitando.
      Una vez que te recuperes de la segunda indigestión, ¿te imaginas todo el día pensando si estarás haciendo bien en no comerlo y si tal vez deberías volver a probar un poquito? Pues esto es lo que hacemos muchas veces con las relaciones tóxicas. Y, en mi opinión, se resuelve haciendo un trabajo de amor propio que te lleve a un punto en el que por nada del mundo quieras acercarte a alguien que te hace daño.
      Es decir, no tenemos un botoncito para dejar de pensar en alguien. Más bien creo que eso llega cuando aprendes a pensar en ti :-).
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
    • Roxana 25/07/2022

      Soy una persona de apego evitativo. Siempre considere que tenia un lado oscuro y me consideraba mala por mis acciones, realizo todas las conductas descritas en el texto. Ahora me relacioné con una persona narcisista porque sabia que con él nada serio tendría y simplemente para usarlo un tiempo. Comprendo que la raíz de mi problema es por mi madre que solo se ocupo de darme lo material y nada de afecto y un padre que me abandonó de muy niña, tuve que aprender a valerme y sobrevivir sola en un ambiente familiar hostil, a pesar de tener consciencia de mi padecimiento no puedo cambiar mis patrones de conducta, me resulta tan difícil salir de mi zona de confort.

      Responder
      • Vanessa Carreño Andrés 23/08/2022

        Hola Roxana,
        La forma de apego que hemos aprendido no cambia solo por ser conscientes de ello. Creo que hay que hacer un trabajo de autoconocimiento para que cambie o, al menos, se vuelva más adaptativa para ti y para los demás. Por eso te animaría a buscar ayuda profesional, en alguien que te guíe para poder sanar esas heridas y esos patrones.
        Un abrazo,
        Vanessa

        Responder
  4. Sonja 21/04/2022

    Este tema me parece muy interesante. Comparto mi experiencia:
    Siempre me consideré una persona “segura” en mis relaciones hasta que conocí a un hombre que encaja perfectamente en ese perfil evitativo. En aquel momento no conocía sobre este tema y no comprendía nada, sentía literalmente que él levantaba un muro emocional entre nosotros. Me quedé y luché porque pensé que la relación lo valía. Viví en constante ansiedad y angustia q trataba de no exteriorizar. Me sentía no vista, invalidada. Cada vez q intentaba conversar para expresarle lo q me ocurría, chocaba con el muro. No fue posible seguir, terminamos hace un par de años pero me marcó y aun me oprime el pecho. Ahora comprendo mucho de su comportamiento y sé q aunque no funcionó la relación, él es una excelente persona.

    Tengo una pregunta:
    – ¿podemos manifestar diferentes tipos de apego con personas diferentes o el tipo de apego es algo q arrastramos de la infancia?

    Mil gracias Vanessa 🌻

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/04/2022

      Hola Sonja,
      Cada persona ha tenido un tipo de apego en su infancia. Pero si es un apego inseguro éste puede evolucionar a un apego seguro haciendo un trabajo de autoestima y autoconocimiento.
      Lo que sí ocurre es que si una persona con apego ansioso se junta con alguien con apego seguro, probablemente no le despertará ansiedad. En cambio, sí lo hará sí se junta con un evitativo.
      Incluso una persona con un apego seguro puede llegar a sentirse insegura con un apego evitativo. Lo mismo que por muy segura que tú te sientas, te sentirás insegura a las 5 de la mañana es un descampado.
      Espero haberte respondido :-).
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
      • Sonja 23/04/2022

        Muchas gracias por tu respuesta.
        Realmente en ese vínculo muchas veces me sentí como en un descampado a las 5 de la mañana. Pero, ¿cómo superarlo? Aún no logro recuperar la energía perdida.

        Gracias Vanessa!!

        Responder
        • Vanessa Carreño Andrés 13/05/2022

          Hola Sonja,
          Aunque a veces se dice eso de que el tiempo lo cura todo, creo que no es así. Que el tiempo por sí solo no cura. Es igual que cuando enfermas y tomas alguna medicina. La medicina necesita tiempo para hacer efecto, pero solo con tiempo no sanarías. Y en lo emocional creo que la medicina es pararse y mirar hacia dentro de alguna forma, con algún tipo de terapia o acompañamiento, que te ayude a sanar y curar esas heridas.
          Un abrazo grande,
          Vanessa

          Responder
  5. Estrella 22/04/2022

    Hola Vanessa, me ha gustado mucho tu post y creo que me veo totalmente reflejada en el apego evitativo. Siempre o he salido corriendo o he aguantado un montón de años. ¿Cómo dejar de tenerlo?
    Muchas gracias,
    Un abrazo.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/04/2022

      Hola Estrella,
      Pues que yo sepa sólo hay un camino: hacer un trabajo de autoconocimiento y autoestima que te lleve a poder confiar en ti misma y, a partir de ahí, confiar en los demás y poder abrirte en las relaciones, a pesar de que siempre exista la posibilidad de que te hagan daño.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  6. Luna 22/04/2022

    Excelente Post, así como el anterior. Y en relación a ellos, quisiera saber como puede prosperar una relación entre una persona ansiosa y otra evitativo. ¿Podrías nutrirme al respecto? Gracias.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/04/2022

      Hola Luna,
      Creo que lo mejor que puede hacer una persona con apego ansioso son dos cosas: por un lado trabajar ese apego para que pueda ser seguro, para tenga seguridad en sí misma y que deje de darle miedo que esa relación se rompa. Y, en segundo lugar, buscar a una pareja con apego seguro.
      No digo que una relación entre un ansioso y un evitativo no pueda funcionar, pero desde luego que para el apego ansioso va a ser muy desgastante y va a tener que sacrificar sus necesidades emocionales en beneficio de la relación. Y, hasta donde yo entiendo, a la larga eso no compensa.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  7. Ruth 10/05/2022

    Buen dia.
    Les platico mi caso, mi ex novio de acuerdo a este gran artículo tiene apego evitativo, al principio de la relación todo bien, pero después unas veces se portaba distante y otras veces no, lo sentía como qué no se comprometía del todo. Nunca me dijo un te quiero y era muy raro que me demostrará afecto, así que yo trataba de llenarlo de amor y de consentirlo para que se sintiera querido, esperando que fuera reciproco pero muy rara vez lo fue, pero hubo un momento qué su falta de atención y distanciamiento me frustró a tal grado qué le reclame de mala manera su falta de compromiso (yo soy muy ansiosa) y me contesto qué nuestra relación no era formal y que el tenia que pensar si me podía dar eso, al pasar los días se volvió distante e indiferente y yo le pedía arreglar las cosas y no quiso, a las semanas me termino qué porque la relación ya no funcionaba y a la semana siguiente ya estaba saliendo con otra persona y ya están en una relación, yo estoy destrozada porque lo veo feliz y como si no le haya importado nuestra relación para él fue muy fácil sustituirme. Mi pregunta es, ¿con esta persona puede cambiar su forma de apego, porque lo veo que tiene detalles con ella o al pasar el tiempo saldrá de nuevo su apego evitativo?

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 13/05/2022

      Hola Ruth,
      Pues no puedo responderte sobre alguien a quien no conozco, pero el apego no se cambia de la noche a la mañana sin tomar consciencia de ello y sin un trabajo interior. Es probable que con esa persona, si es ansiosa, le vuelva a pasar lo mismo. Pero lo importante para ti es sanar tu manera de apegarte, para que no vuelvas a vincularte a personas que no pueden darte lo que deseas.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
    • Marcela 02/09/2023

      Hola. Estoy pasando exactamente por lo mismo. Ya tiene a otra persona y eso me está matando. Veo que él tiene el apego evitativo y yo el ansioso. Me duele que no me quiera a mí y a ella sí.

      Responder
      • Vanessa Carreño Andrés 04/09/2023

        Hola Marcela,
        Ese dolor es legítimo, no es malo en sí, y se trata de comprenderte y abrazarte en él. Lo importante es que eso no te desconecte del amor a ti misma, de saber que quien no te quiere no te merece, y que si esa persona tiene un apego evitativo seguramente no está preparada para vincularse, ni contigo ni con nadie.
        Quien tiene apego evitativo se ahoga en el vínculo, y si tú quieres un vínculo cercano con un evitativo lo que va a pasar es que esa persona se ahogue y se vaya. Pero precisamente eso es lo mejor que puede pasarte, porque es señal de que él no puede darte lo que tú quieres. Y eso no tiene nada que ver contigo ni con tu valor como persona, tan solo con maneras diferentes de vincularse.
        Un abrazo,
        Vanessa

        Responder
  8. freddie lopez 03/07/2022

    ¿Por qué al hacer contacto cero con ese tipo de personas, luego empiezan a generar acciones de busqueda, y vuelven y luego se van de nuevo?

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 06/07/2022

      Hola Freddie,
      Porque son personas que tienen miedo a la intimidad, a decepcionar si se las conoce demasiado, a no ser suficiente, a perder su independencia, a que las vuelvan a abandonar… Entonces se sienten cómodas cuando hay cierta distancia, pero se asustan cuando esa distancia se acorta, y ahí necesitan alejarse. Unas lo hacen de mejor forma y otras hacen mucho daño con su comportamiento. En cualquier caso, una persona así solo cambiará si ella misma lo decide, no porque su pareja lo necesite.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  9. Paulo 15/07/2022

    Buenas tardes Vanessa, mi consulta es a lo siguiente, mi ex pareja hoy, es de apego evitativo, sus rasgos son los que describes anteriormente, mi problema radico en lo siguiente, ambos somos de países diferentes, ella tiene dos hijas, a las cuales adoro porque yo no puedo ser padre, con ella nos conocimos hace 3 años y nuestra relación siempre hubo evasión yo no sabia nada de esto hasta que leí, y bastante terminamos hace 2 años atrás y ella me busco que ahora si quería darse la oportunidad para ser una pareja incluso formalizar todo, hasta ahí bien el tema que yo decidí emigrar a su país, vendí todo de mi país, salvo la empresa que de la cual vivo, pero lo demás si, auto, casa, etc, y comencé a hacer la vida en su país y estudiar el idioma, pero le pedí que formalizáramos para casarnos porque ella lo había decidido así antes en el quiebre anterior, ella viaja por su empresa y yo me quedo con sus dos hijas las cuido y protejo, porque no tiene padre y para mi era un agrado.
    El tema que llevo mas de un mes sin saber de ella porque la evitacion comenzó muy fuerte y yo debía ir a mi país por la empresa, y ella estaba en otro país con su trabajo y hoy decidí escribirle para saber de ella y ver que es lo que quiere, me dice que es poco tiempo aun de estar sola son 40 días ya y que no sabe que quiere, que no quiere que me vaya pero no sabe como quiere que me dice que no se quiere casar porque tiene miedo al compromiso, le acabo de ofrecer una terapia porque ella sabe que tiene problema pero no confía en nadie ni está dispuesta a hablar con nadie que no le conozca, el problema mayor es que sus hijas me extrañan y me lo dicen al igual que yo a ellas, y no se como continuar todo esto, yo tengo un apego mas seguro pero aun así me descoloca y la amo mucho pero no puedo ayudarla mas de lo que esta a mi alcance, solo que yo hice todo y de todo para estar en su vida y en la de las pequeñas, y creo que me he puesto mas ansioso aunque se que estas personas necesitan un tiempo para volver a activarse pero si no quiere la ayuda es mejor abandonar después de todo lo que se construyo, porque creo que terminar una relación por celos, por infidelidad, por malos tratos lo creería pero por miedos es extraño, por lo menos para mi.

    ojala me puedas aconsejar para no volver a cometer otro exabrupto como volver a buscarla.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 20/07/2022

      Hola Paulo,
      En realidad los miedos, por lo que me cuentas, son suyos y no tuyos. En el caso de que tú terminaras la relación sería porque te dieras cuenta de que esa persona no puede darte lo que tú necesitas. Eso es lo que te invitaría a dejarte sentir dentro de ti, si sientes que ella puede darte lo que necesitas, si tal y como ha sido vuestra relación hasta ahora, y sin necesidad de que ella cambie, porque eso no depende de ti, sientes que ella puede ser la compañera que necesitas para sentirte a gusto en la relación, o no.
      Si fuera que no tendrás que hacer también el duelo por sus hijas, no solo por la relación con ella.
      Un abrazo y mucha suerte,
      Vanessa

      Responder
  10. KAtya 21/08/2022

    Hola Vanessa,

    Muchas gracias por el post. La verdad es que describe a la perfección a mi expareja con el que he estado 3 años y medio. Durante los dos primeros años me sentía en una nube. Era muy feliz con él aunque ahora, desde la distancia, me doy cuenta de que ya había cosillas, le notaba como que no decía toda la verdad, como que se escondía cosas, no era congruente. Yo le conocí recién separado y le ayudé de muchas formas. Muy al principio de la relación ya él hablaba de vivir juntos, casarnos, me presentó a su familia muy pronto, me presentó a sus amigos, a veces me abrumaba todo esto. Al pasar los dos años, de repente un día, sin yo esperarlo, me empezó a echar en cara un montón de cosas de las que yo no había sido consciente, además me hablaba con muchísimo resentimiento, yo me quedé petrificada, no entendía a que venía eso. Luego activó el mecanismo de culpa en mí haciéndome responsable de hasta sus reacciones. Nos dimos un pequeño tiempo y decidimos continuar con la relación. Él me decía que a partir de ese momento tendríamos una relación más madura, que había evolucionado, pero ya empezó a mostrarse evitativo. Ya no quería casarse, por otro lado yo seguía notando que no era claro, me hacía luz de gas, me manipulaba, yo notaba que la relación no era profunda, era muy superficial. Yo llegué a decirle que no le conocía, que no sabía quién era, que no tenía nada que ver con la persona que conocí. No validaba mis emociones, me veía sufrir con algunos temas y me decía que él no lo veía así y no me ofrecía su consuelo, no me sentía comprendida ni escuchada, ni valorada, no tenía en cuenta ninguna de mis necesidades, ya no había planes de futuro ni proyectos ni nada. Un día me hizo una crítica y de la forma en la que lo hizo, me llegué a sentir humillada. Durante este tiempo mi autoestima se quebró y creo que empecé a tener apego ansioso y eso empeoró todo. Yo sabía que me pasaba algo pero no sabía exactamente qué era, me sentía bloqueada, infeliz, me hice pequeñita.
    Me daba una de cal y otra de arena.

    Una tarde estuvimos hablando de irnos de caravana cuando fuéramos mayores, es decir, haciendo un plan de futuro después de llevar mucho tiempo sin hacerlo y al día siguiente, discutimos y ya vi que ni siquiera quería hablar del problema, ni quería arreglar nada, se cerró y me dijo que había llegado el momento de darnos un tiempo… A los quince días de estar separados me armé de valor, cogí el poco amor propio que me quedaba y le dije que yo daba por terminada la relación, que al principio todo fue muy bonito pero que lo que me estaba ofreciendo últimamente no me satisfacía. Y ahí acabó todo.
    Esto ha pasado hace dos meses y ahora estoy en fase de reconstrucción. Tengo momentos difíciles pero cuando leo tu post, recuerdo porqué no debo estar con él. Muchas gracias.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 23/08/2022

      Hola Katya,
      Muchas gracias por compartir tu historia. Se nota que has aprendido mucho de lo que te ha pasado y que estás colocándolo para que no te vuelva a ocurrir lo mismo. Me alegro, porque no es lo que nos pasa sino lo que hacemos con ello y en quién nos convertimos a raíz de esas experiencias.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  11. Janet 26/08/2022

    Hola Vanessa,
    Muchas gracias por tu post, actualmente estoy en ese dilema de identificar cuál es mi tipo de apego. Acaban de terminarme, una relación con una persona de apego evitativo, y he notado patrones en mis relaciones que me preocupan. Siempre se van, eligiendo personas no disponibles emocionalmente, esta persona en concreto ya lo había hecho antes y hace un año regreso y se comprometió conmigo, sin embargo de buenas a primeras decide terminar con el argumento de que nada de lo que me da es suficiente, o de que no sabe si me quiere tanto como debería, a pesar de mencionar que no niega quererme. Mi objetivo es sanar yo, parar con este patrón. Siento que en esta relación fui evitativa, siempre pendiente de que volviera a irse, pero también reclamé en situaciones en las que creí que no se me estaba tomando en cuenta, lo que llevó a un distanciamiento de una semana de esta persona, quien me dice al regresar que se sintió abandonado, que no quiere sufrir y abandona la relación. De mi lado entendía que le daba espacio, ya que en un momento dijo estar viendo los pros y contras de la relación. Sin embargo confesó que durante esa semana se sintió abandonado, que había terminado la relación (nunca dije que quería terminar), yo solo entendía que le daba su espacio y que era una diferencia. ¿Qué me recomiendas ?

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 30/08/2022

      Hola Janet,
      No soy muy amiga de dar consejos, creo que lo más sano siempre es que la persona busque las respuestas dentro de sí misma, desde el amarse, conocerse, valorarse, darse lo que necesite, etc. Entiendo por lo que dices que esa persona tiende a irse cuando hay problemas, que se aleja más que dialogar para intentar resolverlos. Eso sí encajaría con un perfil evitativo, y desde luego que quien tiende a actuar así lo seguirá haciendo.
      En cambio, que tú estuvieras pendiente de que volviera a irse puede tener que ver con que tengas un apego ansioso pero también con que hubieras perdido la confianza en él y eso no se hubiera recuperado.
      Te diría que hagas un trabajo contigo misma para que tengas lo más clara posible tu manera de vincularte, desde dónde eliges a tus parejas y lo que quieres para ti.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  12. Gastón 26/08/2022

    Excelente articulo, de lo mejor que he leído del tema, exactamente lo que vi en ella. Solo agregaría que a mi me triangulaba permanentemente e incluso la he visto mirar o sonreír a hombres delante mío, horrible. Era muy detallista con su aspecto y una buena persona, pero no fue suficiente para mi apego ansioso.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 30/08/2022

      Muchas gracias, Gastón. Me alegro mucho de que te haya gustado y de que hayas podido salir de esa relación si no te hacía bien.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  13. Ana 01/09/2022

    Hola Vanessa, mi pareja es completamente como lo explicas de perfil evitativo, y por lo que ya leí yo de apego ansioso. Ya te imaginaras, ha sido terrible esa combinación, solo quisiera saber si me podrías ayudar con elegir entre dejar la relación o saber una mejor manera de ayudarla. No lo sé, le quiero mucho, la verdad, pero no sé que hacer, gracias por tan buena información.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 06/09/2022

      Hola Ana,
      Me alegro de que el post te haya servido para comprender mejor lo que os ocurre a ti y a tu pareja. Y encantada de que hablemos y poder ayudarte a decidir qué hacer, si quieres puedes rellenar este formulario para que tengamos una sesión de valoración.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  14. Melissa Andrea 14/09/2022

    Vanesa, me ha encantado leerte soy de Chile. Todo lo que has dicho es lo que he identificado en mi pareja, llevamos 10 meses saliendo y noto que no avanzamos, que tenemos una conexión increíble y luego distancia, que me dice que me quiere, está presente por mensajes todo el tiempo, ¿cómo estoy? ¿Cómo me siento? ¿Que voy a hacer? Me dice que me quiere mucho pero todo a distancia, una relación a distancia, cuando le digo que nos juntemos se siente presionado, hasta que lo enfrenté y me dije lo que sentía, yo tengo apego ansioso y quiero tratarlo, entonces él me dijo entre lágrimas que tiene mucho miedo a amarme por una relación muy dolorosa que tuvo que lo marcó demasiado. Siento esa barrera constante, pero me dice que me quiere todos los días, esta presente todos los días, me cuenta lo que hace, no con detalles, todo vago, pero cuando llega a casa me dice ya llegue, pero le pregunto como le fue y me responde con monosílabos. Es muy raro y por supuesto han sido meses difíciles para mi, creo que estoy enamorada de él, es un increíble hombre pero tengo miedo que esto sea siempre así. Aunque él me reconoció que tiene un tema que debe trabajar, que tiene miedo a amarme y que de momento no hay ni habrá nadie más que yo, es decir exclusividad porque él se da cuenta que debe trabajarlo, que no se siente preparado para algo más serio. Pero no sé qué hacer, mi ansiedad quiere ayudarlo pero creo que puedo terminar alejándolo.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 16/09/2022

      Hola Melissa,
      Así es, cuando se juntan una persona con apego evitativo y otra más ansiosa la que peor suele sentirse, porque la relación no cubre sus necesidades, es la del apego ansioso. Y eso no significa que el otro no la quiera, puede que sí, pero también que tal cual se relacionan los dos ahora no puedan hacerse felices. Es algo que hace falta trabajar para que cada uno sane sus heridas. Tú por tu parte gestionando el miedo a perder al otro, pidiendo lo que necesitas y también dándotelo tú, y el otro sanando esos miedos que le impiden entregarse en la relación. Cuanto más colocado tengas lo tuyo más fácil te será reconocer si es momento de seguir invirtiendo en la relación o de dejarla ir.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  15. Valeria 22/10/2022

    Hola Vanessa,

    Una vez mas, felicitarte por tus post, me ayudan muchísimo en mi camino del crecimiento personal.

    Me surge una duda.

    Hoy en día me considero una persona con perfil apego ansioso (por ejemplo, el sábado noche mi pareja es la persona que me acompaña a casa. En una ocasión no supe nada de él en toda la noche y me creo dudas ya que me pareció extraño, y empecé a preguntarme al final de la noche qué estaría haciendo y el por qué no respondía a mi mensaje y eso me generó ansiedad. A pesar de ello, opté por no enviarle más mensajes ni llamar y pude esperar a que él me diera su explicación al día siguiente – que, por cierto, me costó creer) al mismo tiempo que me identifico con algunos rasgos del apego seguro (afronto el conflicto, expreso mis sentimientos y necesidades de forma asertiva, de hecho lo considero vital y disfruto del tiempo en pareja y sin ella. Para llegar a esto, he hecho un trabajo interno). (Por cierto, he identificado que mi pareja es evitativa 100%)

    Resulta que yo hace años, leyendo tu post, he podido verme reflejada en una persona de apego evitativo, donde estuve con una pareja aun yo no estando emocionalmente disponible porque me daba miedo la soledad (ahora lo sé). Aun así, miraba mas por mí y mis intereses que por los de ambos. También me costaba mucho expresar lo que sentía, optaba por “desaparecer” hasta que se me pasaba el enfado (un día o dos) y cuando yo pensaba que estaba abierta para el diálogo, yo no hacia mas que recalcar una y otra vez lo que esa persona había hecho y a mi no me parecía bien. La verdad, ahora echando la vista atrás y siendo consciente de lo ocurrido, me siento cero orgullosa de este comportamiento aunque me llevo mucho aprendizaje de ello.

    Mi pregunta con todo esto es, ¿es posible pasar de ser una persona con apego evitativo a uno ansioso dependiendo del momento en el que te encuentres en tu vida?

    Muchas gracias por todo!!!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 26/10/2022

      Hola Valeria,
      Muchas gracias, es muy interesante la reflexión que planteas.
      Lo primero, que te genere ansiedad no saber nada de tu pareja o no tener respuesta a un mensaje no tiene que significar que tengas un apego ansioso. Las personas con un apego seguro también pueden sentirse nerviosas en una situación como esa que comentas.
      Y no, el estilo de apego es algo muy marcado por nuestras experiencias de infancia y no va variando después en función del momento en que te encuentres en tu vida. En todo caso un apego inseguro puede hacerse consciente y empezar a tener rasgos más seguros, pero no va variando de evitativo a ansioso, ni al revés.
      En realidad, la diferencia más clara es que un apego evitativo no desea vincularse y un apego ansioso sí lo desea. Pero que éste lo desee no significa que sepa hacerlo, y muchas veces, cuando no sabe gestionar esa inseguridad que el otro le despierta, lo que hace es alejarse y desaparecer, o bien cuando expresa lo hace con mucha rabia y reproches, aunque en el fondo necesita el vínculo y resolver la situación. Y esta necesidad de acercamiento no la tiene el apego evitativo.
      Espero haberte aclarado.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
      • Gisele 13/12/2022

        Buenos días Vanessa! Hace un año me vínculo con un evitativo, descubrí lo de los apegos estando con él, buscando en realidad en ese momento otra información para entender sus mecanismos que, ahora entiendo, son de defensa. Yo tuve apego ansioso, hablo en pasado porque ya no me siento tan así y realmente vengo trabajando para lograr el apego seguro. Alguna que otra vez hice el intento de manera lo más asertiva posible de hacerle saber lo de su apego, pero como no tengo las herramientas necesarias para tal asertividad me pregunto cuál es la mejor forma de acercarle este tipo de material para que intente trabajar en ello. De antemano muchas gracias, saludos! Gisele

        Responder
        • Vanessa Carreño Andrés 23/12/2022

          Hola Gisele,
          Felicidades por el camino que estás haciendo contigo. Ya ves que surgió de no sentirte bien en una relación y querer profundizar, entender qué te pasaba y hacerte responsable de ti. Eso depende de uno mismo y no funciona solo porque otra persona nos diga que nos pasa algo. Entonces tú al otro le puedes expresar cómo te sientes o lo que necesitas, pero es él quien ha de querer un cambio en sí mismo, es él quien ha de sentir que lo necesita. Y que eso se de no depende de ti. Por eso, más que pensar en cómo puedes ayudar al otro te diría que pienses en lo que necesitas tú, y desde ese “colocarte en tu lugar” te irás vinculando de forma natural con personas que sí puedan dártelo. Si es, será fácil. Y si no es, no será.
          Un abrazo,
          Vanessa

          Responder
  16. María 17/12/2022

    ¡Excelente artículo, Vanessa! Gracias.
    Tengo un amigo con el que siempre he tenido una atracción intelectual pero cuyo comportamiento responde a un estilo de apego evitativo. Y, efectivamente, periódicamente se aleja. Ahora ha vuelto y es obvio que entre nosotros existe atracción y afinidad. Por lo que leo -recién descubro esta información- no es buena idea tratar de tener una relación con alguien con este perfil. Entiendo que es mejor retirarme ahora que todavía no hay un enamoramiento etc. porque el futuro puede ser muy doloroso.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 23/12/2022

      Hola María,
      Sí, tal cual lo dices, es preferible retirarse a tiempo cuando identificas a alguien con apego evitativo.
      Alguien con un apego evitativo no trabajado, tanto si tú tienes uno sano como si tienes uno ansioso, no va a poder darte lo que necesitas, y vincularte con alguien así te va a hacer sufrir y pasarlo mal, o tener una de esas relaciones de tira y afloja constante en la que nunca llegas a estar a gusto del todo.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
      • Silvia 11/05/2023

        Buenas tardes Vanesa , me ha encantado tu artículo. Soy madre de una chica de 20 años y he notado que tiene apego evitativo. Siempre pensé que no tenía relaciones de amistad por que tiene belleza física y eso hacia que no tuviera amigas y también ha tenido un padre muy estricto. Yo he estado siempre en medio para suavizar las cosas. Con el tiempo me he dado cuenta que no hemos sabido ver lo que ella necesitaba, la amamos pero los hijos no vienen con un libro de instrucciones bajo el brazo. El caso es que cuando tiene pareja todo va bien la ama todo es de color rosa y de repente empieza a ver defectos, a incomodar tonterías y corta la relación con frialdad y con unos razonamientos que yo sé que no son ciertos, pero te quedas con la boca abierta. Acto seguido se aísla, te dice que lo quiere como amigo, que lo echa de menos, habla con él y a veces quedan y el resto del tiempo está en su habitación sin hablar con nadie y la ves bien. Hasta que un día estalla y dice que se quiere alejar de todo y empezar de nuevo en otro sitio. Yo le digo que eso no es solución, que tiene que coger el toro por los cuernos. Pero siempre le ocurre lo mismo.
        Esta con Psicologo desde hace 3 meses y no veo avance. Mi marido piensa que es tarde, que tiene 29 años y que eso no se moldea. Esto no puedo hablarlo con ella por que me saca argumentos demagogos y no me escucha. Es como una cobardía al compromiso que le echa para atrás y la mete en una burbuja de soledad que está a gusto. Con el psicólogo no puedo hablar por la mayoría de edad de mi hija, pero me duele verla así y no saber como actuar para que reaccione y vea la luz. ¿Me podías dar alguna pauta para poder ayudarla? Muchas gracias

        Responder
        • Vanessa Carreño Andrés 17/05/2023

          Hola Silvia,
          Gracias por compartir, ¿tu hija ve avances con el psicólogo? ¿Le está sirviendo? Porque lo importante es si ella siente que le ayuda. Si no es así, dile que me escriba a vanessa@coachingtobe.es y hablo con ella o le recomiendo a una psicóloga de mi absoluta confianza.
          Un abrazo,
          Vanessa

          Responder
  17. Sakura 17/01/2023

    Me gustó mucho tu post, mi pareja parece tener apego evitativo y yo ansioso, aunque no es tan así como en el post si hace algunas cosas , al comienzo se dejó llevar, pero después cambio, se comenzó a alejar y dijo que tenía baja autoestima y que yo había cambiado. Una vez que le dije que me gustaba me contestó que el básicamente no tenía sentimientos y que no sabía si yo le gustaba, eso me generó mucho estrés y ansiedad, he tratado de bajarle el ritmo y dejar que el sea él que se acerque, por el momento va funcionado, y no ha dejado de hablarme en general, aunque me cuenta cosas no es mucho, pero lo intenta (creo) y siento que sí entiende como me siento pero no sabe qué hacer. ¿Qué puedo hacer para que se de cuenta que sus sentimientos? Gracias 😊

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 27/01/2023

      Hola Sakura,
      Lo importante es que tú puedas sentirte bien en la relación, que sientas que recibes lo que necesitas y que no estás reprimiendo tus necesidades para que el otro esté a gusto. Si el otro tiene apego evitativo, eso no es algo que dependa de ti cambiar. En todo caso puedes legitimar lo que necesitas y pedir y expresar lo que te pasa, pero es posible que siempre estés con una sensación de que te falta algo, de que no te sientes del todo satisfecha en la relación, de que te cortas para que el otro esté bien y no se agobie. Y, en ese caso, para mí la pregunta es qué hace que te quedes donde no recibes todo lo que te gustaría.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  18. Alejandra 13/03/2023

    Hola Vanessa,

    Este post me dio mucha claridad. Estaba saliendo con una persona con perfil evitativo, hacía todo lo que dice el post, primero todo fue increíble y de repente tras un reclamo se alejó y terminó la relación. Luego me buscó pero siguió todo muy distante así que yo decidí expresarle mis necesidades y simplemente dijo que no sentía nada, luego que no sentía lo mismo que yo, que yo tenía sentimientos muy fuertes y se habían desarrollado muy rápido (solo le dije te quiero). Me siento muy confundida porque yo sentía que era mutuo porque el tiempo juntos era increíble, yo tengo apego ansioso y siempre busco mucha conexión y él un día empezó a darme migajas y luego esto. Me siento muy confundida y no sé si vale la pena esperar a que me busque.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 20/03/2023

      Hola Alejandra,
      Lo primero, que tengas un apego ansioso es algo que se puede trabajar. Y lo segundo es que alguien que te da migajas o que un día se acerca y otro se aleja, le va a generar ansiedad a cualquiera, tenga apego ansioso o no. La diferencia es que si eso lo trabajas podrás escuchar y legitimar cómo te hace sentir el otro y que si alguien te genera ansiedad ese sea tu filtro para salir pitando. Es decir, que lo más importante sea lo que tú sientes y el valorarte a ti misma por encima del otro, para que de ninguna manera de plantees si vale la pena esperar por alguien que no te está dando la barra de pan entera, y con jamón pata negra dentro.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  19. Tony 31/07/2023

    Gracias por el artículo, me está ayudando a comprender mi situación.

    ¿Es normal que una persona con apego evitativo se aleje en el momento en el que le declaro mi amor? Le dije a mi mejor amiga que la amaba y se ha alejado sin ni siquiera dar una respuesta. He intentado hablar con ella pero se enfada y sigue sin expresarse. La mayoría de puntos de este artículo me recuerdan a ella.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 01/08/2023

      Hola Tony,
      Sí, claro. Una persona con apego evitativo tiene miedo a la cercanía con el otro, así que cuando tú te acercas ella se aleja. Es posible entonces que tu amiga encaje en esta forma de apego. De todas formas, no se trata de que tú tengas que alejarte para que ella esté cómoda. Tú has de actuar por lo que tú sientes, lo que te pide el cuerpo y el corazón, y expresarle lo que te pasa, como dices que has hecho. Y desde ahí, y en base a esa amistad, ella puede ser que se de cuenta de lo que le está pasando, si es miedo u otra cosa, y decida si quiere compartirlo contigo.
      Quiero decir que lo importante es que te escuches a ti, cómo te sientes con lo que ella está haciendo y que puedas expresarle lo que te duele, más que analizar cuál es su estilo de apego.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  20. Carolina 06/10/2023

    Hola Vanessa, gracias por tu post, estuve conociendo a un chico que era maravilloso pero con el tiempo hacía cosas que no me cuadraban, me llegó a dar plantón hasta tres veces por cosas absurdas que no entendía, y finalmente decidió terminar la relación. Leyendo mucho me enteré de que tenía apego evitativo, porque cuadraba todo lo que hacía con lo que me estoy informando. Ahora estoy intentando acercarme a él como amigos ya que no quiero perder su contacto. ¿Crees que es posible y de qué manera se puede hacer para que vuelva a tener un poco de confianza conmigo? Porque cada vez que le escribo me contesta super escueto y sin nada de interés. Muchas gracias.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/10/2023

      Hola Carolina,
      A mí lo que me viene es preguntarte para qué quieres tener tú confianza con alguien que no te la está dando y te pone una barrera. Quiero decir que la confianza es algo que se va construyendo a medida que conoces a alguien y que esa persona te da seguridad y tú le das seguridad a ella. Pero este chico no parece que te esté dando esa seguridad, y en cambio tú quieres tener una amistad con él. La amistad con alguien suele ser algo que surge a través de una conexión, más que algo que se busca. Por eso me surgía esta reflexión. Espero que te sirva.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  21. Sara 05/12/2023

    Hola Vanessa, me ha encantado tu post y me siento muy identificada. Tengo 23 años y he hecho terapia psicológica con una profesional sistémica que me esclareció muchas cosas.
    Tengo apego evitativo y durante toda mi vida he estado en relaciones abusivas donde era yo la que demandaba atención. Buscaba validación constante y me enredaba mucho en chicos que pasaban de mi. A día de hoy tengo una relación sana con un chico increíble, que me trata como nadie lo ha hecho antes y no paro de decirme a mí misma cosas tales como “Es mejor que estés sola”, “Aléjate porque te va a comer tu espacio”, “Esto se te hace grande”, e incluso me da miedo verbalizar que es mi NOVIO. Esto me hace sentirme tremendamente culpable y mala persona conmigo misma y lo paso fatal. ¿Crees que es algo normal? Un beso y gracias!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/12/2023

      Hola Sara,
      Las cosas que nos pasan son normales desde el momento en el que nos pasan. Quiero decir que esa etiqueta es como para separar “lo que está bien que me pase” de lo que “no está bien que me pase”. Pero es que las personas somos mucho más complejas que eso. Y si te está pasando lo que cuentas, que estás con una persona maravillosa y hay una parte de ti asustada que se aleja, pues es normal, simplemente porque a ti te pasa, y punto. Sin juicios ni etiquetas.
      Hay muchas formas de trabajar esos miedos que se activan ahí, para que puedas sentirte a gusto en esa relación y no te sabotees a ti misma en esa relación tan bonita :-).
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Vanessa Coaching to Be

Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA