Descárgate GRATIS la guía Cómo Defenderte Cuando Alguien Traspasa tus Límites

SÍ, ¡LA NECESITO!

Doce señales de que tu pareja tiene un apego evitativo

Doce señales pareja apego evitativo - pareja

¿Te encuentras con personas que ponen distancia y rehúyen el compromiso? ¿Sientes que tu pareja va a su bola y no cuenta contigo? Entonces es posible que tiendas a vincularte con personas con apego evitativo.

Hace poco te hablé de las señales de que tienes un apego ansioso con tus parejas.

Y ahora quiero contarte las señales de que tu pareja tiene un apego evitativo.

¿Por qué cuando hablé del apego ansioso me refería a ti y ahora al hablar del evitativo me refiero al otro? Pues porque quien sufre en las relaciones y busca ayuda es quien tiene un apego ansioso. En cambio, quien tiene un apego evitativo cree que el problema lo tiene el otro y, por lo general, no se hace preguntas de por qué le pasa lo que le pasa en sus relaciones. Por eso es más difícil que esté leyendo este post.

Ojo, eso no significa que tú no puedas tener un apego evitativo. Es posible que sí, y que desde ahí te cuentes que no encuentras a la persona apropiada.

Así que, tanto si es para reconocerte a ti como si es para reconocer a las personas con las que te emparejas, te voy a hablar de cómo es este perfil.

Como te conté en aquel post, que en tu infancia hayas recibido un amor incondicional y que te hayan enseñado a darlo, o no, es lo que marcará que tengas un estilo de apego seguro o inseguro.

Y dentro del apego inseguro están el ansioso y el evitativo (también el desorganizado, que es el que mezcla rasgos de los dos, pero eso ya daría para otro post y ahora no quiero liarte más la cabeza).

Y el apego evitativo, del que voy a hablarte aquí, es el que, al no haber recibido cariño ni atención, y al haber sentido que sus referentes le abandonaban, le rechazaban o ponían distancia cuando buscaba afecto, ha aprendido a aislarse, a evitar el contacto con el otro y a tener mucho miedo de sus emociones y de expresarlas.

Por eso huye de la conexión, del vínculo, de la intimidad y del compromiso.

Porque, como confía poco en los demás y le asusta la proximidad, evita tener relaciones cercanas.

Es decir, la distancia le hace sentir seguro porque le protege de sentirse herido, y la cercanía le hace sentir inseguro porque le expone a que le hagan daño.

Por eso encajan tan bien el apego ansioso con el evitativo, porque donde el apego ansioso conecta con el miedo y se vuelve más dependiente cuando el otro se aleja, el apego evitativo conecta con el miedo y se vuelve más distante cuando el otro se acerca demasiado. Así es como un ansioso tiende a engancharse con un evitativo, y al revés.

Dicho esto, a modo de introducción, vamos con las doce señales de que tu pareja (o tú misma) tiene un apego evitativo:

1.El perfil evitativo necesita estar solo y se agobia cuando está en pareja o alguien se le acerca demasiado.

Ojo, esto no significa que no vaya a tener pareja o que siempre vaya a estar soltero, pero sí que, aunque esté en pareja, es como que hay una barrera que no deja que los demás traspasen, que se las arregla para mantenerles a distancia.

Es como que sí pudiera conectar con el otro a un determinado nivel, por ejemplo, sexual o en aficiones, pero no de una forma completa, y siempre manteniendo una cierta distancia y algo que le sirva de vía de escape cuando lo necesite.

2.Una persona con apego evitativo no es claro ni en su comportamiento ni a la hora de expresar sus sentimientos.

Lo mismo te dice algo super bonito, en plan “quiero estar contigo siempre”, que desaparece por dos días.

Lo mismo pasáis un día maravilloso en el que sientes una conexión super profunda, que al día siguiente te dice que no quiere nada serio.

Es decir, el perfil evitativo te genera mucha confusión porque hay mucha ambigüedad en sus actos y en sus palabras. Y también puede ser que le sientas cercano en lo que te dice, pero que con sus actos te demuestre todo lo contrario.

3.El perfil evitativo tiende a encontrar muchos defectos en su pareja (donde un apego ansioso idealiza y solo ve las virtudes de su pareja, el evitativo solo tiene ojo para los defectos) y a ver lo malo más que lo bueno, porque es una de sus estrategias inconscientes para no vincularse demasiado a esa persona.

Los evitativos solo son capaces de valorar lo bueno cuando toman distancia, pero en cuanto vuelven a acercarse al otro saltan de nuevo todas las alarmas y vuelven a poner el foco en los defectos.

4.El perfil evitativo lleva puesta una especie de coraza para evitar el contacto emocional con el otro (recuerda que, cuando en su infancia lo ha necesitado, no lo ha tenido).

Pero, como no es consciente de sus miedos a vincularse y los reprime a través de ese mecanismo de defensa que es mantener la distancia, lo que suele hacer es señalar y acusar a su pareja de ser demasiado dependiente.

Como me contaba una coachee con apego evitativo (si tú también quieres trabajar conmigo, puedes rellenar este formulario para tener una sesión de valoración), “cuando veo que la cosa se pone más seria me alejo. En cuanto veo que el hombre al que estoy conociendo se pone cariñoso o quiere hacer más planes conmigo, me entra el miedo y me largo”.

Es como un constante “quiero, pero no quiero” en el que la coraza y el alejarse hace que el apego evitativo se sienta seguro.

Por eso también es el típico perfil con el que la relación sube mucho de golpe al comienzo y en un determinado momento la intensidad baja de golpe. Como si pasaran de pensar que han encontrado al amor de su vida a necesitar alejarse y no querer saber más de esa persona. Y todo ello para seguir sintiéndose independientes, porque su mayor miedo es sentir que dependen del otro.

5.Los mecanismos de defensa que utiliza un apego evitativo para alejarse del contacto íntimo pueden ser muchos, pero todos vienen a ser lo mismo: tomar distancia.

Puede ser que diga que no esté preparado para comprometerse, puede ser que sea infiel o que tontee con otr@s, puede ser que esté muy pendiente de los defectos de su pareja, que esconda cosas, que no se deje conocer, que te mantenga al margen de su vida y de su gente, que evite el contacto físico en público, que se resista mucho a decir “te quiero”…

Y también cosas menos obvias, como alejarse cuando la relación avanza, pensar mucho en su ex pareja, tener idealizado a alguien del pasado o a alguien que está por llegar o fijarse siempre en personas que no están disponibles (que ya tienen pareja, que viven lejos, etc.).

6.El perfil evitativo piensa que no necesita a nadie, que consigo mismo le vale, que pedir ayuda es de débiles y que cuanta menos intimidad mejor. Por eso mismo tampoco soportan a las personas dependientes ni sentir que su pareja depende de ellos.

Y te lo explico mejor con palabras de una coachee: “siempre me he contado que soy una chica independiente, pero ahora que estoy empezando a escuchar esos nervios en el estómago me doy cuenta de que me da miedo el vínculo”.

(Como puedes ver, una cosa es lo que está pasando y otra muy distinta lo que tú te cuentas sobre lo que está pasando…).

7.Alguien con apego evitativo no entiende ni expresa sus emociones. Ya no es que no las escuche, es que le avergüenzan y le agobian, así que las bloquea. Por eso desde fuera pueden parecer personas frías y distantes.

Es como el típico autosuficiente emocional (aunque eso no significa que no tenga necesidad de aprobación, ojo) que parece que puede con todo y al que nunca le duele nada.

Por eso, por esa frialdad y esa falta de conexión, no es capaz de estar de verdad con el otro ni de compartir de una manera auténtica, por lo que es difícil que su pareja se sienta satisfecha a su lado (y más difícil todavía si esa pareja tiene un apego ansioso).

8.Un perfil evitativo no valida las emociones de su pareja ni las tiene en cuenta.

Tiene mucha dificultad para leer los sentimientos del otro y para ponerse en su lugar y no se le da bien captar las señales que su pareja emite para transmitirle sus necesidades.

Se siente atacado y se pone a la defensiva fácilmente, ante una queja o petición.

Si, por ejemplo, su pareja le transmite su malestar por algo, un evitativo responderá que es cosa suya, que se lo toma todo a mal, que es una exagerada o que es demasiado sensible…

Es decir, invalida sus sentimientos y los del otro.

Y tu sensación, si estás con alguien así, es que no tiene nada en cuenta tus necesidades.

9.Un evitativo tampoco sabe tener en cuenta los intereses de su pareja.

Es como que va a lo suyo, ignora las críticas, evita el conflicto y, si le dices algo, te cambia de tema, se justifica o no te escucha…

Y tú sientes que, por más que intentas explicar lo que te pasa o lo que necesitas, es como que el otro no te entiende.

10.El apego evitativo genera relaciones distantes, en las que no hay profundidad, en las que todo es muy superficial y sientes que no le conoces de verdad.

Es como si siempre te toparas con un muro que no puedes traspasar y que hace que la relación no avance.

Por ejemplo, puede ser que lleves mucho tiempo queriendo dar un paso en la relación e irte a vivir con esa persona o tener hijos, pero siempre pasa algo por lo que ese momento no llega, y cuando te das cuenta llevas años esperando.

11.Alguien evitativo no se hace responsable de lo suyo, porque tiene muy poca capacidad de autoanálisis y porque siempre piensa que el problema lo tiene el otro.

Sus pensamientos a este respecto son tipo a “la culpa es suya porque quiere cambiarme”, “pretende robarme mi libertad”, “tanta queja es la prueba de que esta persona no es suficiente para mí”.

12.Y, por último, alguien evitativo tiende a desconfiar de los demás, a malinterpretar lo que hacen y a pensar mal de sus intenciones.

Y hasta aquí las señales para reconocer a un evitativo. Tanto si te has dado cuenta de que encajas en este perfil como si has reconocido a tu pareja en él, me encantará que lo compartas conmigo en los comentarios aquí debajo.

Compártelo en tus redes

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

16 comentarios

16 comentarios
  1. Isabel 21/04/2022

    Muy buen post, Vanessa. No es la primera vez que leo sobre este tema porque me parece fascinante y explica muchos de los problemas que tenemos con la pareja. Me encantaría que escribieras uno sobre lo que has dicho al comienzo, la mezcla de ansioso y evitativo, que da lugar a un estilo desorganizado.
    Yo misma rompí una relación con alguien evitativo hace más de dos años, y fue lo mejor que pude hacer. Fue una relación muy desgastante y sumamente tóxica donde había apoyo emocional cero por la otra parte. Sin embargo, me he preguntado a veces si tengo rasgos de los dos estilos. No soy dependiente en la relación en absoluto pero sí puedo experimentar algo de ansiedad, que se exacerbó (de forma desconcertante y nueva para mí) con alguien evitativo. Sin embargo, he tenido relaciones con personas de este perfil o poco disponibles cuando en realidad busco un vínculo de otro tipo. O eso es lo que creo. ¿Cómo reconocer en uno mismo si tenemos rasgos de ambos estilos de apego o cómo reconocer miedo a la relación, a depender de alguien o a sufrir /ser vulnerable aunque estés feliz y con una persona emocionalmente sana? Gracias por tu trabajo!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/04/2022

      Hola Isabel,
      Sin conocerte, basándome solo en lo que nombras en tu comentario, no dices nada que me haga pensar en rasgos evitativos. Y también es posible que una persona con un apego seguro se sienta insegura y tenga ansiedad en una relación con un evitativo. Quiero decir que tener un apego seguro no significa que no te sientas insegura en ningún lado. El evitativo tiene conductas muy ambiguas que pueden generarte ansiedad sin que eso signifique que tu apego sea ansioso.
      Y creo que la única manera de saber si en el fondo hay miedo a algo es conocerte e ir profundizando en ti. Quitar todo eso que yo llamo “la paja” para desenterrar tu parte más auténtica.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  2. Rebeca 21/04/2022

    Hola Vanessa. Waooo cuando dijiste lo de apego ambivalente me sentí identificada Tengo herida de rechazo y abandono. Entonces tengo esa mezcla que siento que no quiero que me invadan ni dependan de mí peeeero al mismo tiempo quiero un vínculo cercano y a veces me pongo ansiosa pero nunca lo demuestro.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/04/2022

      Hola Rebeca,
      Las personas con un apego ansioso, cuando no están en pareja, también pueden sentir miedo a vincularse, si en otras ocasiones les han hecho daño. La cosa es que cuando comienzan una relación se preocupan mucho por la relación y se apegan por completo al otro (aunque a veces lo expresen y otras veces se guarden todo ese run run hacia dentro), porque tienen mucho miedo a perderle.
      Por aclararte un poquito, que no sé cuál es tu tipo de apego pero sí que es cierto que a veces confundimos rasgos del ansioso con el evitativo, y éste no tiene ansiedad ni preocupación por la relación.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  3. Maria 21/04/2022

    Buenos días
    Despues de 2 años sin saber de mi ex pareja, retomamos en diciembre. Acabo de terminar la relación de nuevo porque veo que todos los cambios que me ha contado son mentiras.
    Pero no puedo dejar de pensar en ello, ni dudar de si estoy haciendo lo correcto.
    ¿Cómo puedo cambiar estos pensamientos recurrentes???
    Gracias un saludo

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/04/2022

      Hola María,
      Me viene hacer un símil. Suponte que tienes un alimento en el frigorífico que te ha sentado mal, que después de comerlo te tuvo toda una noche vomitando. Pero al día siguiente, cuando ya estás mejor, piensas que igual no fue para tanto, que igual no es tan malo, y lo vuelves a comer. Y vuelves a pasar toda una noche vomitando.
      Una vez que te recuperes de la segunda indigestión, ¿te imaginas todo el día pensando si estarás haciendo bien en no comerlo y si tal vez deberías volver a probar un poquito? Pues esto es lo que hacemos muchas veces con las relaciones tóxicas. Y, en mi opinión, se resuelve haciendo un trabajo de amor propio que te lleve a un punto en el que por nada del mundo quieras acercarte a alguien que te hace daño.
      Es decir, no tenemos un botoncito para dejar de pensar en alguien. Más bien creo que eso llega cuando aprendes a pensar en ti :-).
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  4. Sonja 21/04/2022

    Este tema me parece muy interesante. Comparto mi experiencia:
    Siempre me consideré una persona “segura” en mis relaciones hasta que conocí a un hombre que encaja perfectamente en ese perfil evitativo. En aquel momento no conocía sobre este tema y no comprendía nada, sentía literalmente que él levantaba un muro emocional entre nosotros. Me quedé y luché porque pensé que la relación lo valía. Viví en constante ansiedad y angustia q trataba de no exteriorizar. Me sentía no vista, invalidada. Cada vez q intentaba conversar para expresarle lo q me ocurría, chocaba con el muro. No fue posible seguir, terminamos hace un par de años pero me marcó y aun me oprime el pecho. Ahora comprendo mucho de su comportamiento y sé q aunque no funcionó la relación, él es una excelente persona.

    Tengo una pregunta:
    – ¿podemos manifestar diferentes tipos de apego con personas diferentes o el tipo de apego es algo q arrastramos de la infancia?

    Mil gracias Vanessa 🌻

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/04/2022

      Hola Sonja,
      Cada persona ha tenido un tipo de apego en su infancia. Pero si es un apego inseguro éste puede evolucionar a un apego seguro haciendo un trabajo de autoestima y autoconocimiento.
      Lo que sí ocurre es que si una persona con apego ansioso se junta con alguien con apego seguro, probablemente no le despertará ansiedad. En cambio, sí lo hará sí se junta con un evitativo.
      Incluso una persona con un apego seguro puede llegar a sentirse insegura con un apego evitativo. Lo mismo que por muy segura que tú te sientas, te sentirás insegura a las 5 de la mañana es un descampado.
      Espero haberte respondido :-).
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
      • Sonja 23/04/2022

        Muchas gracias por tu respuesta.
        Realmente en ese vínculo muchas veces me sentí como en un descampado a las 5 de la mañana. Pero, ¿cómo superarlo? Aún no logro recuperar la energía perdida.

        Gracias Vanessa!!

        Responder
        • Vanessa Carreño Andrés 13/05/2022

          Hola Sonja,
          Aunque a veces se dice eso de que el tiempo lo cura todo, creo que no es así. Que el tiempo por sí solo no cura. Es igual que cuando enfermas y tomas alguna medicina. La medicina necesita tiempo para hacer efecto, pero solo con tiempo no sanarías. Y en lo emocional creo que la medicina es pararse y mirar hacia dentro de alguna forma, con algún tipo de terapia o acompañamiento, que te ayude a sanar y curar esas heridas.
          Un abrazo grande,
          Vanessa

          Responder
  5. Estrella 22/04/2022

    Hola Vanessa, me ha gustado mucho tu post y creo que me veo totalmente reflejada en el apego evitativo. Siempre o he salido corriendo o he aguantado un montón de años. ¿Cómo dejar de tenerlo?
    Muchas gracias,
    Un abrazo.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/04/2022

      Hola Estrella,
      Pues que yo sepa sólo hay un camino: hacer un trabajo de autoconocimiento y autoestima que te lleve a poder confiar en ti misma y, a partir de ahí, confiar en los demás y poder abrirte en las relaciones, a pesar de que siempre exista la posibilidad de que te hagan daño.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  6. Luna 22/04/2022

    Excelente Post, así como el anterior. Y en relación a ellos, quisiera saber como puede prosperar una relación entre una persona ansiosa y otra evitativo. ¿Podrías nutrirme al respecto? Gracias.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 22/04/2022

      Hola Luna,
      Creo que lo mejor que puede hacer una persona con apego ansioso son dos cosas: por un lado trabajar ese apego para que pueda ser seguro, para tenga seguridad en sí misma y que deje de darle miedo que esa relación se rompa. Y, en segundo lugar, buscar a una pareja con apego seguro.
      No digo que una relación entre un ansioso y un evitativo no pueda funcionar, pero desde luego que para el apego ansioso va a ser muy desgastante y va a tener que sacrificar sus necesidades emocionales en beneficio de la relación. Y, hasta donde yo entiendo, a la larga eso no compensa.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  7. Ruth 10/05/2022

    Buen dia.
    Les platico mi caso, mi ex novio de acuerdo a este gran artículo tiene apego evitativo, al principio de la relación todo bien, pero después unas veces se portaba distante y otras veces no, lo sentía como qué no se comprometía del todo. Nunca me dijo un te quiero y era muy raro que me demostrará afecto, así que yo trataba de llenarlo de amor y de consentirlo para que se sintiera querido, esperando que fuera reciproco pero muy rara vez lo fue, pero hubo un momento qué su falta de atención y distanciamiento me frustró a tal grado qué le reclame de mala manera su falta de compromiso (yo soy muy ansiosa) y me contesto qué nuestra relación no era formal y que el tenia que pensar si me podía dar eso, al pasar los días se volvió distante e indiferente y yo le pedía arreglar las cosas y no quiso, a las semanas me termino qué porque la relación ya no funcionaba y a la semana siguiente ya estaba saliendo con otra persona y ya están en una relación, yo estoy destrozada porque lo veo feliz y como si no le haya importado nuestra relación para él fue muy fácil sustituirme. Mi pregunta es, ¿con esta persona puede cambiar su forma de apego, porque lo veo que tiene detalles con ella o al pasar el tiempo saldrá de nuevo su apego evitativo?

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 13/05/2022

      Hola Ruth,
      Pues no puedo responderte sobre alguien a quien no conozco, pero el apego no se cambia de la noche a la mañana sin tomar consciencia de ello y sin un trabajo interior. Es probable que con esa persona, si es ansiosa, le vuelva a pasar lo mismo. Pero lo importante para ti es sanar tu manera de apegarte, para que no vuelvas a vincularte a personas que no pueden darte lo que deseas.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

¡SÍ, QUIERO!