Un truco para que los pensamientos negativos te dejen en paz

Pensamientos negativos

¿Te gustaría que los pensamientos negativos dejaran de bloquearte? Pues hoy quiero compartir contigo un truco que a algunas personas les resulta muy efectivo.

Hace poco una clienta me contaba cómo, desde que había dejado de competir con sus compañeros de trabajo, obtenía resultados mucho mejores que antes.

Me decía que cuando se había obsesionado por ser la mejor sólo podía pensar en las cifras que conseguían sus compañeros, y eso hacía que se distrajera de su propio trabajo.

Pero que desde que había desconectado de eso y simplemente se había centrado en sí misma, en confiar en que era capaz y en hacerlo cada día lo mejor posible, sus cifras habían mejorado mucho.

¿Qué crees que había pasado? Como ella misma argumentaba, “si estás corriendo una carrera mirando dónde van los demás, pierdes energía y foco en lo importante, en cómo lo estás haciendo tú y en correr lo más rápido posible”.

Pues eso. Cuando tus pensamientos negativos te machacan y te dicen que vales menos que los demás, que no eres suficiente, que no lo vas a conseguir o que tú no eres capaz, tu energía y tus fuerzas se diluyen.

En cambio, cuando te olvidas de lo que te dice tu mente saboteadora y te centras en ti, en hacerlo lo mejor posible y en confiar en que lo vas a conseguir, tus resultados mejoran.

Y, ojo, que no se trata de rechazar esos pensamientos negativos, sino simplemente de dejarlos estar ahí mientras tú sigues a otra cosa… Como si sonara música de fondo mientras tú sigues haciendo lo que estabas haciendo…

¿O acaso crees que no puedes hacer las cosas con ese run run en la cabeza?

¿O que no puedes dar un paso si tienes esos pensamientos negativos?

¿Qué no puedes ignorarlos y pasar de ellos, como pasas de alguien cuya conversación no te interesa?

Sí, sí puedes. Puedes todo eso y más.

Siempre que pienso en esto me viene a la mente una historia genial que leí hace tiempo, ya no sé dónde, y que hoy quiero compartir contigo.

LA METÁFORA DEL ORDENADOR

Dos mujeres se encontraban en su despacho compartido trabajando con sus respectivos ordenadores.

A una de las mujeres, mientras estaba escribiendo, le empezaron a aparecer mensajes en la pantalla de su ordenador. Mensajes que decían “nunca solucionarás tu problema”, “eres una inútil”, “la gente te ve mal”.

Cuando leyó estos mensajes empezó a creérselos y a angustiarse, a sufrir terriblemente. ¡¡¡Parecían tan ciertos!!! Entonces intentó borrarlos de la pantalla, pero no pudo. Así que continuó trabajando.

De vez en cuando, volvían a aparecer, pero como ella sabía que no podía eliminarlos, no intentó hacer nada y siguió trabajando.

A pesar de los mensajes que a veces aparecían y le hacían sufrir, la mujer disfrutaba y se sentía bien consigo misma porque su trabajo estaba quedando tal y como ella quería.

A la otra mujer le empezó a suceder lo mismo. Empezaron a aparecerle los mismos mensajes que a su compañera: “nunca solucionarás tu problema”, “eres una inútil”…

Entonces intentó eliminarlos, pero no lo conseguía. Sufría muchísimo porque estaba totalmente convencida de que los mensajes eran ciertos. Y además sufría porque no conseguía eliminarlos.

Así que dejó de trabajar para pensar qué métodos podía emplear para eliminar los mensajes. Estaba segura de que si no los borraba no podría continuar trabajando. Así que empezó a probar un método tras otro, pero no conseguía nada. Los mensajes seguían allí.

Miraba a su compañera con rabia porque la veía trabajando e incluso parecía que estuviera disfrutando con su trabajo. Pensó que su compañera podía trabajar porque no recibía los mismos mensajes que ella. Así que siguió en su empeño por eliminarlos.

Su sufrimiento iba en aumento: cada vez tenía más mensajes negativos, fracasaba en todos sus intentos por eliminarlos y encima no avanzaba en su trabajo. Se quedó encallada en esta situación.

¿Ves cómo se puede? ¿Ves de qué manera puedes seguir a lo tuyo a pesar de los pensamientos negativos?

Y sí, por si lo estás pensando, te confirmo que esto también tiene mucho que ver con la aceptación… Con que lo que aceptas se esfuma, mientras que lo que no aceptas o rechazas se pega a ti como una lapa…

Hay muchas maneras de cambiar el diálogo interno (te las he contado aquí o aquí), y ésta es tan sólo una de las claves: dejar de escucharlo, ignorarlo, pasar de él…

Por supuesto que requiere de esfuerzo, constancia y mucho amor a ti misma.

Amor para comprometerte contigo y recordarte que lo haces por ti y para ti, porque te lo mereces y porque ya no quieres seguir permitiendo que esos pensamientos negativos te bloqueen.

Pero poder, te aseguro que puedes.

¿Qué te parece? ¿Con qué pensamientos negativos vas a probar esto de seguir a tu bola y sin hacer caso? Me gustaría que me lo contaras en los comentarios aquí debajo.

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

20 comentarios

20 comentarios
  1. Macarena 07/12/2017

    Me ha encantado el post, es absolutamente cierto cómo te sabotean los pensamientos negativos… Pero mi cuerpo no responde… Mis pensamientos lo bloquean… No me comparo con nadie, pero me creo absolutamente que soy una mierda ?

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 11/12/2017

      Macarena,
      Sólo por lo que me cuentas no puedo saber qué es exactamente lo que te está pasando. Entiendo que necesitas mejorar tu autoestima y el concepto que tienes de ti misma para que esos pensamientos no te bloqueen. Date cuenta de que son sólo eso, pensamientos. Y que tú eres mucho más grande que ellos :-).
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  2. Ana 07/12/2017

    Estupendo consejo, maravilloso el texto, eres una inyección de moral, me encanta leerte.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 11/12/2017

      Muchas gracias por tus palabras, Ana. De corazón.
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  3. Paco 07/12/2017

    Hola, mi problema no tiene que ver con ordenadores, pero creo que he cogido la idea. Espero me sirva, tendré que dejar a un lado «esos mensajes del ordenador», espero que lo consiga.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 11/12/2017

      Hola Paco,
      Has pillado el mensaje. Ahora poco a poco, confía en que lo conseguirás ;-).
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  4. Lourdes 07/12/2017

    Hola, la verdad me cayó justo este tema, como uno mismo se hace mal. Muchas gracias por tu buena onda, sos una genia, me encantan tus post.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 11/12/2017

      Muchas gracias, Lourdes. Me alegro de que el post te llegara justo cuando lo necesitabas :-).
      Besos y sonrisas,
      Vanessa

      Responder
  5. PILAR 07/12/2017

    Hola Vanessa:
    Cada post es un acierto y un estímulo fantástico.
    Efectivamente, cuesta, pero cuando conseguimos apartar esos mensajes negativos, el mundo se ve de otra manera.

    Gracias

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 11/12/2017

      ¿A que sí, Pilar? Yo también lo creo. Y merece la pena el esfuerzo.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias por tus palabras,
      Vanessa

      Responder
  6. Irene 08/12/2017

    Me gustan todos, ¡pero este especialmente! ¡Me parece un truco maravilloso! Lo estoy poniendo en práctica desde que lo he leído, ¡y funciona muy bien! ¡Gracias!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 11/12/2017

      Me alegro mucho, Irene. Sigue así :-).
      Un abrazo cariñoso,
      Vanessa

      Responder
  7. CESAR 08/12/2017

    Cualquier ayuda a las personas es de importancia, el cambio esta en uno.
    Vanessa, te quiero comentar que estoy haciendo un plan de trabajo para ayudar a mis comunidades en relación a la autoestima, que creo que es la clave para poder empezar a cambiar. Si las personas aceptan el cambio creo que poco a poco una comunidad puede cambiar y en mi país somos muy apáticos, dejamos que cualquiera haga lo que quiera y pase por encima de nuestra dignidad y eso es lo que quiero empezar a cambiar hablando, porque económicamente no puedo. Cualquier apoyo es bienvenido. Gracias.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 11/12/2017

      Muchas gracias, César. Maravillosa iniciativa. En todos los lugares hay personas que necesitan mejorar su autoestima, y siempre es bienvenida una ayuda.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  8. Cristina 26/06/2018

    Tus comentarios nos sirven de ayuda y nos alivian en cada momento.
    Gracias por estar ahí.
    Intentaré eliminar la centrifugadora interna ;).

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 27/06/2018

      Me alegro mucho, Cristina. ¡A por ello!

      Responder
  9. Aran 07/03/2019

    No consigo limpiar mi cabeza de posibles enfermedades. Cuando espero unos resultados me encuentro fatal, me obsesiono con todo (tomarme la tension y ésta se me dispara, y cuanto más me la tomo más se me dispara)….y así en todo!! Esto es un no vivir.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 14/03/2019

      Hola Aran,
      Muchas gracias por compartir. En este tipo de pensamientos obsesivos e irracionales te puede responder mejor un psicólogo, ya que corresponde más a esa disciplina. Siento mucho no haber sido de más ayuda.
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  10. Diana Urbina 01/06/2019

    ¡Hola Vanessa! Con los pocos post que he leído ya te amo, jajaja. Soy hipertensa, hace días ocurrió un percance en el trabajo y la cosa está un poco tensa, todas las tardes se me sube la presión, trato de no pensar en el asunto, pero creo que mientras no aclare las cosas todo va a seguir 😕.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 07/06/2019

      Hola Diana,
      Muchas gracias :-). Aclarar las cosas seguro que va a ayudar, pero mientras tanto puedes trabajar tu propia gestión emocional, ya sea con tus pensamientos, con el cuerpo, con la respiración, con ejercicio físico, con mindfulness… Hay muchas técnicas para conectar con la calma y la tranquilidad.
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

¡SÍ, QUIERO!