Descárgate GRATIS la guía Cómo Defenderte Cuando Alguien Traspasa tus Límites

SÍ, ¡LA NECESITO!

Lo que quieras en la vida, ¡hazlo ya!

Lo que quieras - chica sonriendo

¿Cuántos sueños tienes por cumplir?

Espera, no respondas a eso, voy a matizar la pregunta.

La voy a hacer más pequeña.

¿Cuántas cosas sencillas que te gustaría hacer estás posponiendo?

Esos planes que postergas una y otra vez aunque te apetezcan mucho.

Esas cosas que dices “bah, ya lo haré la próxima semana, el próximo mes, el próximo año…”.

Esas ideas que vas cambiando de fecha porque siempre crees que habrá un momento mejor.

Ya lo haré, ya tendré tiempo, ahora no es el mejor momento, ahora estoy demasiado ocupada…

¿Te suena? Seguro que ya se te ha ocurrido algo que quieres hacer y no haces

Cosas como aprender a bailar, salir a cenar con tu pareja, regalarte un sábado en un spa, ir a comer y echar la tarde con tus amigas o escaparte un fin de semana por ahí.

¿A que ya lo tienes? 😉

Las mentiras que te cuentas

Se nos pasa la vida dejando para mañana las cosas que nos hacen ilusión.

Que precisamente son esas que nos nutren y nos llenan de energía…

Las dejamos pensando que llegará un momento mejor, el momento idóneo, ese en el que todos los astros se alineen para que salgamos a cenar con nuestra pareja y los niños se queden en casa.

Nos contamos la mentira del “ya tendré tiempo” y nos la creemos.

Pero es que la vida no funciona así.

La vida no se vive mañana, se vive hoy.

Porque si no tus días pasan sin pena ni gloria, haciendo y haciendo, pensando que lo más importante es eso, y olvidándote de ponerle a tu vida una chispita de ilusión.

Además de que, cuando dejas las cosas que te apetecen para mañana, corres el riesgo de no hacerlas nunca, de que cuando vayas a hacerlo ya sea demasiado tarde o ya ni siquiera te haga ilusión.

Y, por supuesto, porque el tiempo no es infinito. Ni para ti, ni para mí ni para nadie. El tiempo pasa para todos por igual, y lo sabes.

Y, aunque fueras inmortal, mañana ya no serás la misma persona que eres hoy.

A la persona que eres hoy le tienes que dar lo que necesita y lo que le ilusiona hoy.

Y a la persona que seas mañana ya le darás entonces lo que necesite, que seguramente no será lo mismo que quieres hoy.

Lo que quiero decir es que el tiempo pasado no se recupera y que lo que no te diste cuando de verdad lo necesitabas ya será tarde para dártelo en cualquier otro momento.

Simplemente porque entonces ya no será el momento.

Menos obligación y más ilusión

La idea de este post surgió el otro día en una sesión con una coachee que me hablaba de “lo que debería hacer ahora mismo”. Que, por supuesto, era muy diferente a lo que quería hacer, a lo que su corazón le decía.

Es algo bastante habitual, porque nos pasamos la vida en el hacer y en la obligación, y vamos dejando todo lo que nos ilusiona o nos gustaría para mañana.

Pero es que la vida es agotadora si te la pasas haciendo lo que crees que debes hacer y dejando lo que de verdad quieres hacer para mañana.

Y que eso de que “ya llegará el momento perfecto” es una mentira que nos contamos como un alivio momentáneo para acallar nuestro deseo y quedarnos tranquilas.

Porque los momentos perfectos no llegan, los momentos perfectos se crean.

Esa es la manera de convertirte en la protagonista de tu vida.

Y precisamente el serlo, el ser la protagonista de tu vida y darte permiso para hacer lo que sientes, es lo que hará que un día mires atrás y te sientas satisfecha de ti, de cómo te has tratado y de la persona que has sido en cada momento, en cada instante de tu vida.

Pero para eso hace falta que dejes de contarte que habrá un día para hacer todo eso que no estás haciendo hoy.

Porque no lo habrá.

Porque el día es hoy.

Y porque si te quieres, te cuidas. Y si te cuidas, te priorizas.

Así que tu autoestima también se resiente cuando dejas eso que quieres hacer para mañana. Que lo sepas.

Cuando hacer significa priorizarte

Todos tenemos algo que queremos hacer y estamos posponiendo.

Algo que nos gustaría cambiar, algo que nos hace mucha ilusión, algo que queremos aprender, algo que nos apetece probar, esa relación que quieres mejorar, ese cuidarte más, hacer deporte o comer mejor…

Todos tenemos algo que estamos dejando para “cuando sea un buen momento”.

Y lo mismo te hablo de cosas pequeñas y cotidianas que vamos postergando como de sueños más grandes que no estamos haciendo nada para que se hagan realidad.

Yo misma hace tiempo que quiero irme a vivir a la montaña. Me encanta esa paz, ese silencio, ese aislamiento de vivir lejos de todo y en medio de la nada. Probablemente en estos momentos sea lo que más ilusión me hace. Y ahora he decidido priorizarlo y hacer todo lo que esté en mi mano para que suceda.

Porque priorizarlo es priorizarme.

Porque priorizarme es quererme.

Y porque el momento de hacerme responsable de este deseo es hoy. No mañana, ni pasado ni al día siguiente.

Elige algo y hazlo ya

Así que este post es una invitación para que te hagas responsable de ti y de lo que quieres.

Para que te priorices y priorices eso que deseas, ya sea grande, mediano o pequeño.

Para que te des el lugar que te mereces en tu vida.

Y para que te trates como a alguien importante.

Sin más excusas y sin volver a dejar para mañana algo que te apetece o que es importante para ti.

¿Te apuntas? Pues empieza por algo fácil, pequeño y sencillo.

Piensa una cosa que quieres hacer, algo que llevas tiempo retrasando, algo que de verdad te apetece.

Desde hacer puenting a ver a alguien a quien llevas tiempo queriendo ver o darte un masaje.

Y ponte una fecha, ponle un día para hacerlo, conviértelo en una cita inamovible.

Como si hubieras quedado con la persona más importante de tu vida y nada ni nadie pudiera impedirlo.

O, lo que es lo mismo, como si hubieras quedado contigo…

Y, por favor, a partir de hoy recuerda siempre que cada vez que dejas algo que quieres para mañana, ¡es como dejarte a ti misma para mañana!

Dime, ¿qué vas a hacer? ¿Qué pequeña cosa es la primera que vas a dejar de postergar? Me gustaría mucho que lo compartieras conmigo en los comentarios aquí debajo.

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

21 comentarios

21 comentarios
  1. Juani 02/05/2019

    Hola, pues quedar con una persona y dejarlo para dos días después, por pereza o no tener ganas. Ayer me dijo alguien de quedar y le dije que el viernes mejor. Cuando podría haber sido esa misma tarde. Besos

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 06/05/2019

      Muchas gracias, Juani. Muy buen punto para empezar, ahora pregúntate qué vas a hacer la próxima vez que te pase y para qué vas a hacerlo.
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  2. Stephany 02/05/2019

    Es interesante el tema, muchas gracias. En mi caso, el problema es que no sé qué quiero ni para hoy, ni para mañana, ni para dentro de diez años. En mi adolescencia y juventud temprana tenía muy bien definidas mis metas profesionales y luché por ellas, pero ahora es como si ya no sé que sigue. Cualquiera me diría que me falta comprar casa, coche y casarme, pero es que analizándolo aunque luche por ello y lo llegue a tener, estoy plenamente segura de que esa no es mi felicidad, que puedo estar en un castillo casada con mi principe azul y aún así me sentiría inconforme, vacía, en busca de algo que no encuentro. No sé si lo que estoy escribiendo al final tiene que ver con este tema, pero para mí, encontrar algo pequeño al dia que me haga sentir bien, no es opción, no lo encuentro, nada me ilusiona. Muchas gracias por el post.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 06/05/2019

      Muchas gracias, Stephany. Creo que de lo que hablas es de tener un propósito en la vida, un para qué. Es diferente al tema del post pero también muy importante para tu bienestar y tu autoestima (hay algún post sobre eso, como éste). Desde luego de lo que estoy segura es de que esa felicidad de la que hablas, de casa, coche y casarte, no tiene por qué ser tu felicidad, porque también hay muchas personas para las que no lo es, yo misma entre ellas. Tú has de encontrar la tuya, pero nadie puede ayudarte a buscarla mejor que tú.
      Respecto al día a día, que no encuentres lo que te haga ilusión no significa ni mucho menos que no exista. Simplemente que no lo has visto, por los motivos o los bloqueos que sea. Date permiso para buscar, observar y sentir, sólo entonces podrás encontrar lo que necesitas.
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  3. Nancy 02/05/2019

    Voy a pintarme el cabello mañana y a arreglarme las uñas para sentirme mejor conmigo misma.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 06/05/2019

      Muy bien, Nancy. Disfrútalo :-).
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  4. Concha 02/05/2019

    Hola Vanessa, como siempre me ayudan mucho tus posts. Los sigo y leo cada vez que los recibo. Te has convertido en esa vocecita interna que da fuerza, en las situaciones en que dudamos.
    Ahora estoy pasando por un momento, no sé si difícil, pero diferente, cómo tú bien dices en este post, todo tiene prioridad y nos vamos engañando con ese escudo. Yo he tardado muchos años en tomar la decisión de divorciarme aún sabiendo que no tenía arreglo. Ahora ya estoy en el otro lado, pero hay cosas que necesito solucionar, como es el quitarnos los límites que nos ponemos. Ahora que se supone estoy libre, hay algo dentro de mi, que me obliga a estar en casa por la noche, por si me llama mi madre, como me inculcó desde jovencita.
    Sé que es mental, y estoy intentando deshacerme de esa preocupación, como si tuviera que dar cuentas todavía, a estas alturas. Tengo 61 años. Pero mi madre ha ejercido un papel muy fuerte en mi vida, y aunque es mayor, aún sigo sintiéndolo.
    Te agradecería algún consejo, pues conmigo siempre aciertas, y me ha ayudado a liberarme de prejuicios insalvables para mí. Un fuerte abrazo

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 06/05/2019

      Muchas gracias por compartir, Concha. Hay mucha luz en lo que cuentas, mucha autenticidad, lo siento así de corazón, gracias por compartirlo.
      Y te diría que explores en lo que esa relación significa para ti, en las creencias que te limitan, en lo que crees que debes hacer porque sino eso significa que no eres “xxxx” (esas cosas que hemos aprendido de niñas y seguimos aceptando y dando por hecho de adultas). Y desde ahí que te vayas dando permiso para soltar esas cadenas que aun crees que te atan y ser tú misma y vivir tu vida. Eso no significa que no cuides de tu madre, simplemente que te cuidas a ti, porque igual que ella tuvo la oportunidad de cuidarse a sí misma (la escogiera o no) tú ahora tienes la tuya. Y tú eliges lo que escoges. No hay otra vida para hacerlo, ha de ser en ésta. Escucha a tu crítica interior y cámbiala por una guía más amorosa que te comprenda y no te culpe.
      Y si sientes que no puedes ahondar ahí tú sola, haz una terapia que te sirva para conocerte y comprenderte.
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
      • Concha 07/05/2019

        Gracias Vanessa!! Estoy intentando, no sin esfuerzo, escuchar y controlar en gran medida ese diálogo interno, que tanto me exige , me culpa, y me estresa. Tengo que decirte que nunca me he sentido más calmada y feliz. Cuando lo consigo es como un bálsamo. Sé que tengo que seguir intentándolo, hasta que se convierta en algo natural. Me ayudas mucho. Muy agradecida, Vanessa. Un fuerte abrazo.

        Responder
        • Vanessa Carreño Andrés 09/05/2019

          Pues en esos momentos de calma tienes la prueba de que puedes conseguirlo, de que tu bienestar está dentro de ti. Y es un trabajo constante, sí, de repetir y repetir hasta que ese diálogo interno amoroso y comprensivo se va haciendo más natural. Recuerda que tu verdadera esencia nunca te culparía, así que esa voz machacona no es tuya. Puedes dejarla ir…
          Besos y sonrisas,
          Vanessa

          Responder
  5. Carmen 02/05/2019

    Este fin de semana me regalaré una sesión de cine.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 06/05/2019

      Muy bien Carmen, espero que la hayas disfrutado y que sigas así.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  6. Carmen 03/05/2019

    Hola Vanesa, gracias por tu post siempre interesante.
    En mi caso siempre he ido dejando el soltarme a conducir sola y tengo carnet desde los 19 años pero me casé y siempre conduce mi marido, a quien no le interesa nada ayudarme en esto.
    Ahora tengo 62 años y veo que necesitaría conducir y no me atrevo, ¿qué crees que debo hacer? Pues si llevo el coche con él me da muchas voces y me pongo nerviosa y le he cogido miedo. Estoy perdiendo cosas por no haberlo hecho y ahora no sé cómo retomarlo.
    Gracias y un saludo.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/05/2019

      Hola Carmen,
      Si de verdad te apetece retomar el tema de conducir, hazlo. Puedes pedir ayuda a otra persona o contratar alguna clase en una autoescuela (conozco a más personas que después de años sin coger el coche lo han hecho así). Para que cuando te sientes a conducir con tu marido vayas con más confianza y seguridad en ti y no te pongas nerviosa por lo que él te diga. Y así, pasito a pasito, hasta que vuelvas a conducir de forma tranquila y segura :-).
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  7. Valentina Cano 03/05/2019

    Hola, buenas tardes, el dia de ayer comencé a hacer ejercicio y a alimentarme un poco mejor. Esta actividad la llevaba postergando hace muchisimo tiempo pero por fin el día de ayer tome la iniciativa. Espero no parar, más que todo por salud y autoestima!!!

    Saludos

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/05/2019

      Qué bien, Valentina. Muchas gracias por compartir. Me alegro mucho de que hayas tomado esa iniciativa. Efectivamente es algo positivo para tu salud y para tu autoestima. Mantén el compromiso con disfrute.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  8. Io Vanka 04/05/2019

    Hola,

    Pues yo me voy a regalar tiempo conmigo misma, es decir, alejada de la gente que me rodea porque, a veces necesitas estar contigo misma, ser tu propia acompañante y disfrutar sin tener a nadie alrededor. Retomaré un proyecto que tengo pendiente para darle los últimos retoques y así a pasar unos momentos geniales con mi propia compañía porque “necesito descansar de las personas” que me rodean y centrarme en mí y solo en mí.
    Saludos ☺️

    Responder
  9. Ana Onieva 05/05/2019

    A veces parece que estemos programados para sobrevivir y nos olvidamos de las cosas que nos hacen sentir vivos, que en realidad esas cosas son las mismas que dan sentido a nuestras vidas.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/05/2019

      Así es, Ana. Muchas gracias por compartir.
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  10. Ángeles 06/05/2019

    Es lo mejor que he leído hoy, creo que justamente lo necesitaba y tus palabras tan sabias me han ayudado a darme cuenta de muchas cosas que he postergado. Te mando un fuerte abrazo, muchas gracias.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/05/2019

      Qué bien, Angeles. Pues a retomar una a una, empezando por las más importantes y las que más ilusión te hagan.
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

¡SÍ, QUIERO!