Descárgate GRATIS la guía Cómo Defenderte cuando Alguien Traspasa tus Límites

Cuando te sientes sola, aunque no lo estés

Te sientes sola rodeada de gente - mujer entre fuego

Seguro que alguna vez te has sentido sola, aun estando rodeada de gente.

Seguro que alguna vez has sentido que eras tú contra el mundo.

Seguro que alguna vez has sentido que no contabas, que nadie te veía, que nadie te entendía…

Entonces, quiero contarte algo…

LA LECCIÓN DEL FUEGO

Un hombre, que regularmente asistía a un grupo, sin ningún aviso dejó de participar en sus actividades sin previo aviso.

Después de algunas semanas, el líder del grupo decidió visitarlo. Era una noche muy fría.

Encontró al hombre en casa, solo, sentado frente a una chimenea donde ardía un fuego brillante y acogedor. Anticipando la razón de su visita, el hombre dio la bienvenida al líder, lo invitó a sentarse junto al fuego y permaneció quieto, esperando.

El líder aceptó la invitación y, sin decir palabra, se sentó confortablemente.

En silencio contemplaba la danza de las llamas en torno de las brasas de leño que ardían.

Al cabo de algunos minutos, siempre en silencio, el líder seleccionó una de ellas, la más incandescente de todas, y la separó del resto de las brasas ardientes. Se acomodó en su silla y permaneció callado.

El anfitrión prestaba atención a cada uno de sus actos con fascinación y quietud.

Observó así como la llama de la brasa solitaria disminuía hasta apagarse de una vez.

En poco tiempo, lo que antes era una fiesta de luz y calor ahora no pasaba de ser un carbón cubierto de cenizas.

Ninguna palabra fue dicha desde el protocolar saludo inicial de los dos hombres.

El líder se incorporó aprestándose a salir. Tomó entonces el trozo de carbón colocándolo nuevamente en medio del ardiente fuego. Casi de inmediato volvió a encenderse alimentado por la luz y el calor de las brasas ardientes en torno a él.

Ya en la puerta y antes de que el líder se retirara dijo el anfitrión:

—Gracias por tu visita y el hermoso mensaje; muy pronto estaré de regreso junto al grupo. Dios te bendiga.

¿Por qué a veces nos sentimos solas, aunque sepamos que no lo estamos?

Lo hablaba ayer con una coachee (si tú también quieres trabajar conmigo, después del verano, puedes rellenar este formulario), y se me ocurren tres posibilidades:

1.Porque nos hemos abandonado a nosotras mismas, y los demás tan solo nos reflejan nuestra soledad interior.

2.Porque estamos rodeadas de personas que no son las adecuadas.

3.Y, sobre todo, porque no pedimos ayuda. Porque nos tragamos lo que necesitamos para no molestar, para no sentirnos rechazadas, para que no vean nuestra vulnerabilidad

Y entonces, claro está, nos sentimos solas.

Me siento sola, y me aparto.

Te sientes sola, y te apartas.

Y cada vez me voy sintiendo más sola…

¿Te suena?

Si es así, quiero decirte que tú también cuentas.

Que, aunque a veces pienses que no importas, sí que importas, y mucho.

Que para que otros te vean, primero has de darte tu lugar.

Que cuando necesitas algo, puedes pedirlo. Puedes pedir ayuda, una palabra, un abrazo o lo que sea.

PE-DIR. 

Porque cuando te ensombreces a ti misma, los demás no pueden verte.

Porque cuando quieres sostenerlo todo, te dejas de lado tú.

Porque cuanto te retiras, el fuego se debilita.

Porque tú también mantienes encendida la llama de cada lugar, de cada grupo al que perteneces.

Y, sin ti, el fuego se apaga.

Por eso, porque también eres parte de este fuego, porque si estás leyendo esto es que eres uno de los troncos que lo mantienen encendido, gracias, gracias, gracias.

Si te apetece, me encantará que me cuentes aquí debajo en los comentarios qué te ha inspirado este cuento :-). 

Compártelo en tus redes

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

6 comentarios

6 comentarios
  1. Susana 14/07/2022

    Simplemente MARAVILLOSA reflexión!! Cuánto has dicho en tan pocas palabras. Infinitas Gracias, Preciosa.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 20/07/2022

      Mil gracias, Susana, por esa forma de transmitirlo. Me alegro mucho de que te haya llegado :-).
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  2. Anni 14/07/2022

    Hay mucha sabiduría en tus palabras, gracias por ser una llama que comparte su luz y con ella ilumina la vida de los demás. Un abrazo!!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 20/07/2022

      Ooooh qué bonito lo has dicho. Tú también iluminas, lo acabas de hacer conmigo :-).
      Un abrazo y gracias,
      Vanessa

      Responder
  3. Martha Caceres 14/07/2022

    Me encantan todos tus consejos, y mas cuando los ilustras con relatos que una puede entender lo que nos quieres decir. Yo siempre me he sentido así, pero luego vuelvo en si y me digo a mi misma que no estoy sola.
    Gracias Vanessa, Dios te siga bendiciendo para que sigas siendo esa inspiración y fuerza que necesitamos para transitar por las circunstancias de la vida. Y gracias por enviar estos interesantes post.
    Un abrazo.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 20/07/2022

      Gracias, Martha. En verano suelo incluir cuentos en los post, para hacerlos más ligeritos de leer y de escribir. Me alegro mucho de que te gusten así.
      Y de que sepas acompañarte cuando te sientes sola. Creo que nos pasa a todos y que la clave es eso, saber acompañarnos a nosotras mismas en esos momentos.
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Vanessa Coaching to Be

Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA.

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA

 He leído y acepto la Política de protección de datos

NO TE ENVIARÉ NADA DE SPAM Y PUEDES DARTE DE BAJA CUANDO TE APETEZCA