Cómo tener paz interior cuando nada sale bien

Pajaro en el agua - paz interior

¿Cómo estar tranquila cuando todo a tu alrededor se desmorona y el miedo hace acto de presencia?

¿Cómo pasar un rato divertido con tu familia cuando tienes mil problemas en la cabeza?

¿Cómo trabajar bien en un ambiente en el que todo el mundo se queja y nadie parece estar a gusto?

Tal vez este cuento te ayude a descubrir la respuesta…

 

LA PAZ PERFECTA

Había una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera en una pintura dibujar la paz perfecta.

Muchos artistas lo intentaron y presentaron sus obras en el palacio del rey, el gran día había llegado.

El rey observo y admiró todas las pinturas, pero solo hubo dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.

La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre éstas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas.

Todos quienes miraron la pintura pensaron que ésta reflejaba la paz perfecta.

La segunda pintura también tenía montañas pero éstas eran escabrosas y descubiertas.
Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecía retumbar un espumoso torrente de agua.

Todo esto no se revelaba para nada pacifico.

Pero cuando el rey observó cuidadosamente, miró tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido.

Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido…

Paz perfecta… el pueblo entero se preguntaba qué cuadro elegiría el rey.

El sabio rey escogió la segunda, y explicó a la gente el por qué…

«Porque», explicaba el rey, «Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de estas cosas permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón. Este es el verdadero significado de la paz».

Entonces, ¿será que se puede sonreír aunque no todo salga bien?

¿Será que se puede confiar aunque a veces la vida no te de todo lo que tú le pides?

¿Será que se puede encontrar la paz del corazón en medio de tanto bullicio?

Tal vez sea que la verdadera paz está dentro de cada uno, y sólo desde ella podremos encontrar el equilibrio.

Y tú, ¿qué vas a hacer hoy para cultivar la paz perfecta en medio del ruído que te rodea?

Puedes contármelo en los comentarios aquí debajo :-).

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

20 comentarios

20 comentarios
  1. Montserrat 14/07/2016

    Hoy mismo me he encontrado con una situación en la que me he puesto nerviosa y he sacado mi carácter dejando las cosas claras. Ha sido con mis padres, con los que vivo. He notado injusticias en sus actos. Para volver a relajarme me he centrado en mi tarea de meditación y consulta del Tarot con dos velitas e incienso. Y he cogido en brazos a mi perrita endy, ya que ella me da alegría, paz y seguridad. Una vez mas me he dado cuenta que la ley causa efecto ha hecho su trabajo al leer tu articulo. Gracias. Un abrazo.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 14/07/2016

      Sí, yo también creo en ese tipo de señales… Me alegro de que la vida te invite a cultivar la paz dentro de ti, pase lo que pase fuera :-).
      Muchas gracias por tu comentario, Montserrat.
      Un abrazo

      Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 14/07/2016

      Me alegro muchísimo, María… Muchas gracias por decírmelo.
      Un abrazo

      Responder
  2. Mónica 14/07/2016

    Besar a mi hija, acariciar a mi perra, y vivir el presente disfrutando de cada pequeña cosa.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 15/07/2016

      Muchas gracias, Mónica. Son tres elecciones magníficas :-).
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  3. Mireia 15/07/2016

    Confiar en mi <3

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 18/07/2016

      Magnífica elección. Estaría genial que, durante al menos un mes, cada mañana al levantarte te hagas esta pregunta: «¿Qué voy a hacer hoy para confiar en mí?». Cada día surgirá una respuesta, y todas estarán bien :-).
      Un abrazo,
      Vanessa

      Responder
  4. Marga 17/07/2016

    Hola Vanessa:
    Te sigo desde que diste tu charla en Leon y te tengo que decir que leo tus post cada semana e intento ponerlos en practica
    Este ultimo ha sido revelador porque describe el momento que estoy vivendo cuando todo a tu alrededor esta desbaratado y no sabes qué hacer para arreglarlo. En medio de este caos intento aguantar y tener paz interior como puedo. Un saludo

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 18/07/2016

      Hola Marga,
      Me alegro mucho de que este post haya llegado justo en un momento en el que todo está desbaratado y espero que pueda ayudarte a conseguir la paz que necesites. Si tienes muchos frentes abiertos puede estar bien ir de uno en uno. Elige por cuál empezar, que de verdad dependa de ti y que te motive solucionar, y ponte con ese. Los demás vendrán después. Incluso, a veces, una cosa lleva a la otra, y como por arte de magia colocas algo y todo lo demás se va colocando solo…
      He dado varias charlas en León y no sé a cuál te refieres. De todas formas te agradezco mucho tu fidelidad :-).
      Besos y sonrisas,
      Vanessa

      Responder
  5. Nicolasa pator 18/07/2016

    Hola Vanesa! Estoy pasado unos días muyyyy malos en mi vida, no sé como sadre de ellos, pero la vida sigue, tendré que seguir adelante por los mios. Un beso

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 19/07/2016

      Mucho ánimo y mucha fuerza, Nicolasa. Recuerda que se puede tener paz interior aunque todo a tu alrededor esté revuelto.
      Y, aunque también lo hagas por los tuyos, hazlo sobre todo por ti… Para que todos seamos felices, cada uno ha de procurarse su propio bienestar y su propia felicidad. Esa es la única manera… :-).
      Un abrazo fuerte,
      Vanessa

      Responder
  6. carolina 18/07/2016

    Simplemente mágico…

    como si hubiese visto el cuadro directamente.

    Gracias por compartir!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 19/07/2016

      A ti, Carolina. Mil gracias por estar y comentar.
      Besos y sonrisas,
      Vanessa

      Responder
  7. Guadalupe 19/07/2016

    Bello me gusta, Gracias….

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 19/07/2016

      Muchas gracias, Guadalupe…
      Un abrazo fuerte,
      Vanessa

      Responder
  8. Inma 28/07/2016

    Hola Vanesa. Leo todos tus posts con atención y me ayudan a vivir pero el de hoy describe la situación en la que me encuentro. Estoy atravesando una situación muy difícil en el trabajo debido al comportamiento que tiene una compañera conmigo de menosprecio a mi persona y a mi trabajo y en medio de esta situacion no sé como conseguir la paz que necesito para estar tranquila porque ahora la verdad me encuentro muy nerviosa y estresada y esta influyendo en mi capacidad de trabajo y en mi autoestima.
    He intentado cambiar su forma de actuar tratandola de manera educada y correcta a pesar de sus malas contestaciones. Mi jefa me apoya a mi pero tampoco sabe qué hacer con esta persona. Lleva años comportándose así con la gente que viene nueva al Area.
    Si me puedes dar unas pautas de conducta para poder tratar a perdonas que te ignoran y no te tratan con respeto, te lo agradeceria Vanesa.
    Gracias por todo. Un beso.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 29/07/2016

      Inma, creo que todo lo que nos pasa en la vida es para algo, para enseñarnos algo, para hacernos mejores personas o para ayudarnos a superar un obstáculo y que deje de serlo. En mi caso, sé que todas las personas difíciles que me he encontrado en mi vida me han servido para eso… Y pasado el tiempo doy gracias a todas ellas por lo que me han aportado.
      Dicho eso, no puedo darte un consejo sin saber qué es exactamente lo que está pasando, cómo se comporta ella y cómo piensas, interpretas, sientes y respondes tú. Pero sí te voy a dejar un par de post que creo que pueden ayudarte.
      https://coachingtobe.es/como-evitar-que-alguien-te-haga-sentir-mal/
      https://coachingtobe.es/como-poner-limites-a-los-demas/
      Y, sobre todo, valórate, no dejes que te quite paz quien no lo merece y se con ella la persona que quieres ser. Gústate a ti misma, segurament ella no pueda conseguir eso para si misma…
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  9. Laura 26/09/2016

    Gracias por tus post, me son de gran ayuda.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 29/09/2016

      Muchas gracias, Laura. Me alegro mucho :-).

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

¡SÍ, QUIERO!