Esta es la decisión más importante que tomas cada día

La decisión más importante - Chica pensativa

Cuenta una leyenda india que una mañana un viejo indio Cherokee le habló a su nieto de una batalla que ocurre en el interior de las personas. “Hijo mío, dentro de todos nosotros se está librando una batalla. Es una batalla es entre dos lobos”.

“Uno es un lobo malvado. Dentro de él hay ira, envidia, celos, tristeza, pesar, avaricia, arrogancia, autocompasión, culpa, resentimiento, soberbia, inferioridad, mentiras, falso orgullo, superioridad y ego”.

“El otro es un lobo bueno. Dentro de él hay alegría, paz, amor, esperanza, serenidad, humildad, bondad, benevolencia, amistad, empatía, generosidad, verdad, compasión y fe”.

El nieto se quedó pensando unos instantes y después le preguntó a su abuelo:

“¿Y qué lobo gana la batalla?”.

El viejo sonrió a su nieto y con mucho cariño le respondió: “Aquél al que tú decidas alimentar”.

Así es. Todos, cada día, decidimos qué parte de nuestro interior queremos alimentar.

Porque dentro de nosotros hay todo. Porque todos somos todo. Porque estamos llenos de opuestos.

Cada día elegimos entre ser Luz o ser Sombra.

Cada día elegimos si vivir desde el Amor o desde el Miedo.

Cada día elegimos si sentir culpa o compasión.

Cada día elegimos si dar o esperar.

Cada día elegimos si vivir desde la víctima o desde el agradecimiento.

Cada día elegimos si vivir desde el rencor o desde el perdón.

Si mirar a lo que nos sobra o a lo que nos falta.

Si creer en nosotros o no hacerlo.

Si confiar o no confiar.

Si intentarlo o no intentarlo.

Si querernos o no querernos.

Cada día lo elegimos todo.

Nadie lo elige por ti.

Tú decides a qué lobo le das el poder.

Tú, y sólo tú, decides cada día qué lobo ganará la batalla en tu interior.

Esa es la decisión más importante que tomas cada día.

¿Qué me dices? Me gustaría que compartieras conmigo tus reflexiones en los comentarios aquí debajo, estaré encantada de responderte.

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

24 comentarios

24 comentarios
  1. Ana 29/03/2018

    Qué bonito cuento. Lo que pasa es que a veces el lobo malo atemoriza tanto que se le dá de comer por miedo… Y al lobo bueno lo vemos más frágil, para sobrevivir en éste mundo…. Pero es cierto que al lobo malo si no se le dá de comer, se debilita… Y poco a poco es el bueno el más fuerte…. Gracias por compartir, ha sido un verdadero placer leerte. Buen descanso éstos días. Besos mil!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 01/04/2018

      Muchas gracias, Ana. Efectivamente, de nosotros depende quién gana porque somos nosotros quienes elegimos a cuál dar de comer.
      Un abrazo muy cariñoso y nutritivo ;-),
      Vanessa

      Responder
  2. Victoria 29/03/2018

    Vanessa, totalmente de acuerdo. Una de las cosas que he aprendido en mi proceso de coaching contigo es que siempre podemos elegir como sentirnos respecto a las cosas que no podemos controlar, y por supuesto cada día elegir vivir desde el amor o desde el miedo. Me ha encantado este post. Un beso enorme!

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 01/04/2018

      Gracias, preciosa. Lo has aprendido porque has estado dispuesta a ello y has confiado en ti como te mereces.
      Un beso grande,
      Vanessa

      Responder
  3. Tere 29/03/2018

    Qué interesante relato que nos ayuda a comprender lo que sucede en nuestro interior. Eso nos facilita nuestra decisión, la que agregue más valor y paz a nuestro existir. Gracias por compartir.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 01/04/2018

      Muchas gracias por comentar, Tere. Así es, decidir desde lo que agregue más valor y paz a nuestro existir.
      Un abrazo fuerte,
      Vanessa

      Responder
  4. Maria 29/03/2018

    Vanessa, me encantó lo que escribiste. Justamente estoy atravesando un momento de crisis que me tiene pensando mucho en las decisiones, en qué camino tomar en mi vida. Me siento perdida. A veces me parece que todo el mundo tiene un plan en su vida y yo estoy sola como un barco a la deriva intentando encontrar mi felicidad.
    Es bueno recordar eso de alimentar la parte sana de uno y hacerla crecer, cada dia, para poder enfrentar este tipo de crisis y no caer en la angustia.
    En eso estoy ahora.
    Un saludo

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 01/04/2018

      Felicidades, María. Se nota que de verdad estás en ello… Sigue así, confiando en ti y en que la luz y el camino que buscas aparecerán como fruto de la perseverancia, la confianza y el amor a ti misma… Seguro que sí.
      Un abrazo cariñoso,
      Vanessa

      Responder
  5. Brissa 30/03/2018

    Wow me encanto :D. Es cierto, sólo nosotros mismos podemos decidir qué lobo alimentar… Gracias Vanessa! 😀

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 01/04/2018

      Muchas gracias a ti también por tus palabras, Brissa.
      Besos y sonrisas,
      Vanessa

      Responder
  6. Pablo 30/03/2018

    Hola Vanessa, qué gratificante es leer lo que escribes.
    La verdad es que no sé si la edad, y la forma de vivir después de muchos años, podemos hacer que la mente pueda encontrar la luz y la libertad mental que tanto añoramos muchas personas.
    Habría mucho que hablar.
    Gracias.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 01/04/2018

      Pablo, no estoy muy segura de entender bien tu comentario, pero desde luego que esa luz y esa libertad mental se pueden encontrar a cualquier edad y sea cual sea la manera en la que has vivido y pensado antes. Hay muchas personas que han podido, y solos o con ayuda, creo que todos podemos. El primer paso es tomar conciencia de que necesitas cambiar algo en ti y el segundo es decidirte a hacerlo.
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  7. Checho 30/03/2018

    Hola Vanesa,
    Gracias por compartir con las personas tú sabiduria, es hermosa tu labor. Felicitaciones por ser tan especial, mil gracias.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 01/04/2018

      Muchas gracias por tus palabras, Checho. Simplemente hago el trabajo para que el siento que estoy aquí. Forma parte de mi misión en la vida.
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  8. Andrea 31/03/2018

    Primeramente, permítame saludarle, desp. Felicitarle, muy buen tema lo pondré en práctica. La verdad es que si llevamos un lobo muy malvado dentro y para eso tenemos que ser bien fuertes para derribar y acabar con ese lobo perverso, porque es aquel que está destruyendo la paz del mundo entero. Sé que no será fácil pero lo intentaré. Besos y bendiciones V.C gracias ??

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 02/04/2018

      Muchas gracias, Andrea. Es un trabajo de cada día, de mirar hacia dentro y buscar al lobo bueno en ti… Con mucha paciencia y mucho amor ;-).
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  9. Josefa 31/03/2018

    Me ha encantado el cuento. Asi es nuestro interior. Tal cual lo explicas. Gracias. No se puede explicar mejor!. Hace tiempo que te sigo y tienes gran sabiduria!!.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 02/04/2018

      Muchas gracias, Josefa. Recuerda que sólo puedes ver en los demás lo que hay dentro de ti ;-).
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  10. Marco 02/04/2018

    Estimada Vanesa:

    Realmente encantado con este post, en el cual comparto contigo que somos nosotros los que decidimos a diario qué debemos alimentar más en nuestro interior y qué camino debemos seguir…
    Vivir del amor y no del miedo o vivir en la luz y no en la sombra.
    Gracias por tus consejos y tus palabras… Un abrazo…

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 03/04/2018

      Muchas gracias, Marco. Me alegro mucho de que te haya gustado.
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder
  11. Sebastián 07/04/2018

    Muy bueno el cuento Vanessa! me encantó, es cierto hay que tratar de alimentar mas al lobo bueno que al malo para que predominen mejores emociones y sentimientos, a veces no me es fácil pero intentaré aplicarlo. Gracias por compartirlo. Un abrazo.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/04/2018

      Muchas gracias, Sebastián. Me alegro de que el cuento te haya gustado.
      Un fuerte abrazo,
      Vanessa

      Responder
  12. aure 07/04/2018

    Gracias Vanesa por estar ahí día a día, aconsejando e intentando ayudar a personas como yo, inseguras y sin las ideas claras. Mil besos y muchas gracias de nuevo.

    Responder
    • Vanessa Carreño Andrés 09/04/2018

      Hola Aure,
      Gracias a ti. Recuerda que las palabras que usamos crean nuestra realidad. Si no quieres ser una persona insegura, empieza por no definirte así a ti mismo ;-).
      Un abrazo grande,
      Vanessa

      Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

¡SÍ, QUIERO!