Descárgate GRATIS la guía Cómo Defenderte Cuando Alguien Traspasa tus Límites

SÍ, ¡LA NECESITO!

Cómo tener una actitud mental más positiva

¿Sabías que nuestra actitud ante lo que nos pasa es incluso más importante que lo que nos pasa? Tanto que la vida puede ser un 10% lo que nos pasa y un 90% lo que hacemos con lo que nos pasa… Es decir, que vivir con una actitud positiva es fundamental para sentirnos bien con las cosas que nos pasan cada día. La prueba es que a dos personas les puede pasar exactamente lo mismo y que se lo tomen de forma completamente distinta. Por ejemplo, imagínate un día de esos horribles en los que parece que todo se tuerce: te quedas dormido, sales tarde hacia el trabajo y encima pierdes el autobús… Y cuando llegas resulta que justo ese día tu jefe ha estado preguntando por ti… Abres el email y te encuentras una mala noticia… Hay muchas maneras de reaccionar ante ese cúmulo de acontecimientos y en nuestra mano está elegir de qué manera queremos reaccionar. Puede que una persona se lo tome con negatividad y mal humor y otra decida aceptar cada inconveniente y hacer lo que esté en su mano para solucionarlo. Tal vez preguntándose, ¿tan grave es cada una de estas cosas por separado? ¿Qué puedo hacer yo para solucionar esto¿ ¿Y aquello? ¿Recordaré este día dentro de cinco años? Y si en algo no puede hacer nada, reconocerlo y aceptar que por lo tanto no merece la pena amargarse…

 Nos pase lo que nos pase lo importante es cómo elegimos tomárnoslo. Y eso precisamente es lo más importante: que está en nuestra mano elegir. No es fácil, desde luego, pero los beneficios bien merecen la pena.

 Y por supuesto que nadie es positivo todo el tiempo. No se trata de eso, sino de desarrollar una actitud mental positiva que te hará que te sientas más poderoso, más capaz, más optimista, que tengas una mejor autoestima y que alcances más fácilmente tus objetivos. Y, sobre todo, te hará ser más feliz.

 Como la actitud positiva se cultiva poco a poco, paso a paso, a cada instante, te dejo unas cuantas ideas para que puedas empezar ya mismo. No hace falta que las comiences todas de un golpe. Recuerda: lo importante es dar un primer paso.

 1. Agradece. Da las gracias por todo lo que tienes. Por ejemplo al levantarte o antes de acostarte, da las gracias por ese buen momento que has pasado hoy con alguien, por tus amigos, por tu familia, por poder tomarte una café con esa persona, por estar sano, por poder levantarte cada mañana, por cómo eres, por lo que te hace feliz… Todos tenemos muchas cosas que agradecer, pero a veces necesitamos mirar para verlas.

 2. Reconoce a las personas que más quieres lo importantes que son en tu vida. Ya te hablé de la importancia del reconocimiento en otro post. No dejes pasar un día sin decirle a alguien lo mucho que le quieres, lo mucho que significa para ti, lo mucho que agradeces la suerte de tenerle en tu vida. Darás y recogerás felicidad en un solo paso

 3. Reduce las quejas y las críticas. Las quejas solo aportan negatividad a tu vida. Proponte tu día sin quejas. Incluso una semana o un mes. Y en cuanto te quejes, vuelta a empezar. Y lo mismo con las críticas a los demás. Piensa que cada persona hace lo que considera mejor en ese momento.

 4. Enfócate en lo positivo, en lo que quieres que pase, en cómo quieres que sean las cosas, y en ver qué puedes hacer para conseguirlo… Es decir, enfócate en la solución en vez de enfocarte en el problema. Así construirás tu futuro, mientras que con la queja solo contaminas tu presente.

 5. Llena tu día de cosas que te hagan feliz. O al menos una de ellas cada día. Puedes hacer una lista de las cosas que te ponen las pilas: bailar, leer un rato antes de dormir, abrazar a alguien, hablar con un amigo por teléfono, un baño, escuchar música, etc. Y proponerte hacer una de ellas, por pequeñita que sea, al día.

6. Usa un lenguaje positivo, agradable y optimista. El lenguaje influye en lo que piensas y en lo que sientes hasta el punto de que se puede decir que crea realidades. Por ejemplo, apunta algunas frases motivadoras que te inspiren. “Yo puedo”, “Yo lo valgo”, “Hoy será un gran día” y ponlas en varios post it repartidos por sitios donde puedas verlas. Y cada vez que lo veas repítetelo tres veces, sintiéndolo y saboreándolo.

 7. Identifica tus pensamientos negativos. Apúntalos y juega a cambiarlos por uno positivo, por el pensamiento que te gustaría tener en lugar de ese. No se trata de rechazar lo negativo, sino de dejarlo pasar y transformarlo en positivo. Por ejemplo, en vez de “hoy no me va a dar tiempo a hacer todo lo que quiero hacer, ¡qué fastidio!” puedes decirte “hoy voy a hacer lo que pueda y lo que no lo haré mañana, no pasa nada”.

 8. Celebra tus éxitos. Reconócete cada pequeña cosa por la que te sientas satisfecho y prémiate por ello. Desde hacer algo que tenías pendiente a dedicarte un rato a ti o tomarte un contratiempo con mejor humor. ¡Lo que sea! Si para hacerlo has salido un poquito de tu zona de confort te mereces un premio. Aunque solo sea decirte a ti mismo “¡qué bien lo he hecho!”.

 9. Aprende de tus errores. Y sobre todo no te martirices por lo que no ha salido como querías. Una de las lecciones más importantes que podemos aprender es que los fracasos no existen porque siempre se adquiere experiencia y aprendizaje. Y eso ya es un éxito.

 10. Disfruta del presente, del aquí y del ahora. Porque el futuro no ha llegado y el pasado ya se fue. Lo único que tenemos es el presente. No dejes que se te escape sin darte cuenta.

 11. Y sonríe, sonríe mucho. Hacia dentro y hacia fuera, llena tu vida y tu mundo de sonrisas.

Te dejo un vídeo muy divertido, para que mañana mismo tú también empieces a despertarte así 🙂

Compártelo en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

¿Quieres más consejos?

Apúntate GRATIS y recibe cada semana herramientas y recursos para tener Más Seguridad, Más Felicidad y Más Bienestar.

Acerca de Vanessa Carreño

Trabajo con mujeres que se sienten inseguras, no se valoran ni tienen confianza en sí mismas, le dan muchas vueltas a la cabeza y se preocupan mucho por lo que piensen los demás.

Con mis programas de Autoestima, Relaciones Personales y Dependencia Emocional consiguen ganar confianza en sí mismas y sentirse seguras y capaces de alcanzar sus objetivos. Aprenden a valorarse, se atreven a ser ellas mismas y empiezan a disfrutar de su vida y de sus relaciones.

¿Quieres que te ayude a ti también? Solicita una sesión de valoración gratuita conmigo rellenando este formulario.

0 comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



Únete a los más de 20.000 suscriptores, ¡con regalo incluido!

Apúntate GRATIS y descárgate ahora la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima”.

No te enviaré nada de spam y puedes darte de baja cuando te apetezca

Los post más leídos

¿Quieres trabajar conmigo?

Rellena este formulario para tener una sesión de valoración gratuita”.

¡Hey!

no te vayas sin tu regalo

¿Quieres empezar a confiar en ti, sentirte segura y disfrutar de tu vida y de tus relaciones?
Apúntate gratis y llévate la guía “Los diez pasos clave para mejorar tu autoestima” de regalo.

¡SÍ, QUIERO!