Ana

Empresaria. Barcelona.

“Cuando decidí hacer el proceso de Coaching tenía la autoestima bastante baja y muchas inseguridades. Me sentía mal porque no acababa de ser feliz teniéndolo todo para serlo.

Ahora me valoro más, y he encontrado la forma de ir mejorando cada día con todo lo que hemos trabajado. Me siento más satisfecha de mi misma, valorando cada día lo que tengo, aceptando todo lo que me rodea, e intentando ser más positiva, tolerante, asertiva.

Ahora no le doy tanta importancia a lo que proviene del exterior. Valoro más lo que tengo y mis pequeños logros diarios. Acepto mejor las críticas, y no dejo que me afecten comportamientos o comentarios que antes me robaban mucha energía.

Lo más importante para mí, de todo lo que he conseguido, ha sido quererme más y estar más conforme conmigo misma y con los que me rodean.

Me ha gustado cómo trabaja Vanessa porque ha abordado cada necesidad que he presentado en cada sesión abarcándola con la objetividad y herramientas necesarias para hacerme entender donde estaban mis creencias limitantes o erróneas y trabajar según sus indicaciones para superarlas. Estoy muy agradecida de que se haya cruzado en mi camino y que me haya ayudado a valorarme y quererme mucho más de lo que lo hacía.”