Ana Ballester

Abogada. Madrid.

“Antes del proceso de Coaching estaba con la autoestima por los suelos. No me valoraba nada, siempre buscaba la aprobación de los demás y era súper exigente conmigo misma, siempre intentando ser perfecta en todo.

Me sentía perdida, muy triste y muy dolida con ciertas personas. Y, sobre todo, no tenía ni idea de por qué era así, de por qué me había pasado todo aquello. No sabía lo que me pasaba.

Con el proceso de Coaching he ganado en confianza y he descubierto el porqué de todo aquello. Ahora sé dónde mirar. He dejado de sentirme una víctima y he asumido mi parte de responsabilidad en lo que pasó.

He aprendido a quererme más, algo que antes no sabía hacer, y he dejado de buscar la aprobación de los demás y de intentar ser perfecta. Ahora me gusto mucho más y me siento más libre, como si me hubiera quitado un gran peso de encima.

Respecto al proceso, me siento satisfecha de muchas cosas. En primer lugar, de haber conseguido aceptar mis sentimientos negativos. Ahora me permito sentirme mal, triste, decepcionada…. Ya no me da miedo. Me doy permiso y el tiempo que haga falta, y ya está, se va solo…

También estoy muy contenta por haber tomado conciencia de mi dialogo interno. Ahora yo dirijo mi mente y no ella a mí. He aprendido a ser más comprensiva conmigo misma y a tratarme mejor.

Además he tomado conciencia de varias creencias limitantes que he podido sanar, he aprendido a perdonar y he ido superando poco a poco ciertos miedos y vergüenzas…

De Vanessa me ha gustado mucho lo cómoda que me he sentido hablando con ella desde el principio y sin conocerla de nada. Y lo mucho que me ha hecho cuestionarme creencias que para mí eran auténticas verdades. También, ahora, cuando pienso algo de alguien, ya no lo doy por hecho sino que me planteo que quizás esté equivocada en lo que pienso sobre la actitud de esa persona. Cosa que antes nunca hacía.

Creo que es una magnifica Coach y que sabe escuchar muy bien, lo cual es una cualidad que muy poca gente tiene. Me alegro mucho de haber contactado con ella porque me ha ayudado de verdad… A ser mejor y a ver la vida desde otro punto de vista, cuestionándome cosas que antes ni se me pasaba por la cabeza que podían ser diferentes.”