M.P.

Investigadora. Reino Unido.

“Desde que hice el proceso de Coaching estoy muchísimo más tranquila y disfruto de la vida. Tengo claridad sobre ciertas cosas que quiero y que no quiero en mi vida. No me castigo por lo que no sé o lo que no hago. Se han terminado los “deberías”. Tengo una vida muchísimo mejor. Ya nada va a volver a ser igual (¡afortunadamente!), ¡me ha cambiado la vida!

Antes me sentía muy perdida y desorientada, sin saber qué hacer… Tenía prisa por llegar a un sitio o a algo que no sabía lo que era… Esa falta de conocimiento había hecho que perdiese la confianza en mí misma y que mi autoestima llegase a uno de los puntos más bajos en mi vida. Sentía que me cambiaría por cualquier otra persona, que ser yo no tenía ningún valor.

Ahora todo en mi vida ha cambiado. Poco a poco he empezado a ver todo con más amor y eso influye en mí y en mis relaciones.

Pero sin duda de lo que me siento más satisfecha es de quererme más. ¡Me da tanta tranquilidad y paz! Ahora me conozco mejor, me respeto, me acepto, me mimo y me perdono más. Y también mimo y perdono más a los demás. A mayores la vocecita negativa que tenía en mi cabeza (ese run-run constante que a veces me torturaba) se ha acallado tanto que a veces ni lo escucho.

Del proceso me ha gustado todo, pero destacaría el hecho de que Vanessa me ha hecho sentir muy cómoda y jamás me he sentido juzgada. Hace que todo sea muy fácil. Además se preocupa por crear un plan de trabajo que sea motivador, lo cual ayuda muchísimo a cumplir objetivos y sentirse bien con una misma. Nunca me he sentido sola en el proceso, ¡ella siempre está disponible! :-).

Al principio es difícil ver cómo va a funcionar el proceso. Y si eres una persona que lo cuestiona todo, como yo, aún peor. He visto que hay que confiar y dar tiempo a la semilla que se planta en cada una de las sesiones para que crezca poco a poco… La transformación es sorprendente.

Espero que mis palabras sean de ayuda para los que están considerando un proceso de Coaching. ¡Yo no lo cambiaría por nada! Es increíble lo que uno puede mejorar en tan poco tiempo. ¡Todavía hay días en los que me sorprendo! Seguramente hay más rutas que llevan a la misma meta pero dudo que sean más rápidas que tener un coach. Le recomiendo Coaching con Vanessa a todas las personas que estén dispuestas a cambiar su vida.”