Ana Carballo

Estilista. Madrid.

“Antes de comenzar el proceso de Coaching me sentía muy mal, con mucha ansiedad y angustiada, con miedo, inseguridades y sin ilusión por nada. Por todo eso me sentía mal conmigo misma, inútil, débil, como que no servía para nada al no conseguir hacer las cosas bien, ni vivir como una persona normal”.

“Ahora me siento más fuerte con respecto a eso. Soy más consciente de todo y no estoy tan obsesionada, doy a esa incertidumbre más de lado que antes. También he conseguido no sufrir y castigarme tanto llorando y encerrándome en mí misma. A veces me dan bajones, pero siempre intento buscar solución, por lo que creo que intento buscar más el lado positivo a las cosas para salir adelante. Me siento satisfecha y sobre todo muy orgullosa de mí misma por lograr esto yo sola”.

“Vanessa me ha abierto los ojos en muchos sentidos y ha sacado lo mejor de mí, haciéndome sentir tranquila y cómoda en todo momento y con ratitos de humor en los que me ha hecho reír mucho”.