MARÍA GAYOSO

Empresaria. León.

“Aunque comencé el proceso por otro motivo, pronto me di cuenta de mi bajísima autoestima y de que la mayor parte de las cosas que me ocurrían era porque yo quería. Comprobé que si aprendes a gestionar correctamente tus sentimientos y a expresarte de una manera más sana tu vida será totalmente distinta.

A menudo hablo de Vanessa, de lo que me ha enseñado, de lo que he aprendido, de lo bien que me siento y de lo feliz que cada día intento ser, porque al final de todo, lo más importante es que seamos felices con nosotros mismos.

Ahora estoy satisfecha conmigo misma y, por consiguiente, con todo lo que me rodea. Me siento bien, ligera, como si mi mochila ahora estuviese vacía de piedras.”